Pasar al contenido principal

La carrera para fabricar mascarillas y batas de protección para los profesionales sanitarios frente al coronavirus está uniendo a grandes y pequeñas empresas, particulares anónimos y movimientos solidarios

Saludando desde la UCI de La Paz.
Reuters
  • "Todos los profesionales sanitarios van a tener todo el material que necesiten", ha asegurado el ministro Salvador Illa en una rueda de presa como respuesta a las preguntas suscitadas por el desabastecimiento de equipos y productos de protección
  • Actualmente, los hospitales más afectados están lanzando mensajes a las autoridades pidiendo más material y asegurando que están en una situación "desesperada". 
  • Empresas e iniciativas solidarias en toda España están uniendo fuerzas para paliar el desabastecimiento y garantizar la protección de los sanitarios. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"Todos los profesionales sanitarios van a tener todo el material que necesiten", ha asegurado el ministro Salvador Illa en una rueda de presa como respuesta a las preguntas suscitadas por el desabastecimiento de equipos y productos de protección. 

La realidad es que muchos hospitales españoles están ya viviendo una situación angustiosa y temen por la seguridad de los profesionales sanitarios. 

El hospital Príncipe de Asturias ha lanzado un mensaje a las autoridades para alertarles de la situación "desesperada" de los trabajadores del centro en relación con los equipos de protección individual, según recoge Europa Press

El centro da cobertura sanitaria en Alcalá de Henares, una de las zonas con más afectados por el nuevo coronavirus. "No hay mascarillas suficientes para usar una distinta cada vez que entramos a ver a un paciente aislado, no hay batas en condiciones y tenemos que ponernos por encima una porosa y por encima un mandil de plástico", explicaba una enfermera del hospital a Business Insider España. 

"Ya tenemos muchos, muchísimos, compañeros infectados y de baja", alertaba. 

Leer más: Hacienda, Seguridad Social y el SEPE permanecerán cerrados: así es como debes hacer las gestiones

Una situación similar también ha sido denunciada por los farmacéuticos en Business Insider España, que aseguran que no disponen de equipos de protección y que no pueden comprarlos a sus distribuidoras porque Sanidad los está requisando. El sector está sufriendo el desabastecimiento desde que comenzó la crisis, según reconoció recientemente por el grupo líder en distribución farmacéutica.

Desde que se decretó el estado de alarma, toda persona o entidad que disponga de un suministro de productos sanitarios o de protección debe informar de ello a Sanidad. Empresas e iniciativas anónimas han querido sumarse a esos esfuerzos para fabricar más equipos de protección y dotar a los sanitarios de los recursos necesarios. 

Inditex ofrece su capacidad logística y estudia fabricar batas y mascarillas 

El grupo liderado por Amancio Ortega ha puesto a disposición del Gobierno su capacidad logística, de aprovisionamiento y de gestión comercial, especialmente, en China, para dar salida a las posibles necesidades de urgencia, tanto de material sanitario como textil. 

La compañía también aseguró que estaba transformar parte de su capacidad de fabricación textil para dedicarla a la producción de material sanitario.

El gigante textil está en proceso de aplicar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para su plantilla de tiendas, que asciende a unos 37.000 trabajadores

En conjunto, más de un centenar de compañías ya han ofrecido su capacidad para fabricar mascarillas, pijamas y trajes desechables después de que el Ministerio del Industria contactara con las patronales para solicitar su capacidad y que se conviertan en proveedoras de material sanitario. 

Leer más: El día a día de los síntomas del coronavirus muestra cómo la enfermedad, COVID-19, puede agravarse rápidamente

La tecnología une a desconocidos para acelerar la fabricación de mascarillas y batas 

1.900 desconocidos agrupados en el canal de Telegram Coronavirus makers trabajan sin descanso desde el viernes 13 de marzo para dar respuesta a las necesidades que ha generado la crisis del coronavirus. 

El proyecto más avanzado consiguió crear el prototipo de un respirador automático que pudiera ser replicado mediante impresión 3D y donado a los hospitales españoles en caso de necesidad. 

Sin embargo, Ramsés Marrero, médico encargado de la supervisión de los proyectos que está desarrollando Coronavirus makers, explicó a Business Insider España que su prioridad era acelerar la producción de mascarillas y batas. 

"Sé que se ha hablado con algunas instituciones y hospitales y hay interés en los proyectos", aseguró el médico, "sobre todo en los que están desarrollando mascarillas y batas". 

Marrero trabaja asesorando a esos grupos de trabajo para que cumplan con los criterios médicos e intentando que el desarrollo se acelere lo máximo posible porque insiste en que "el gran problema de esta crisis es la falta de material médico". 

Las empresas familiares se suman a los esfuerzos 

Los medios locales de toda España están informando de la oleada de solidaridad que ha empujado a las pequeñas empresas a reconducir sus recursos hacia la fabricación de material de protección. 

La empresa familiar de calzado Callaghan ha puesto todos sus equipos al servicio de la fabricación de mascarillas para los profesionales sanitarios. 

En Pozuelo de Calatrava, la empresa ventacolchones.com también ha puesto a su plantilla a fabricar mascarillas y ha reclutado a voluntarios para que les ayuden con la producción. 

Además, una destilería canaria ha paralizado su producción de ron y ha comenzado a trabajar en la destilación de alcohol de uso sanitario. El gel desinfectante o hidroalcohólico está siendo otro de los grandes productos que los profesionales echan en falta en esta crisis. 

En un primer momento, las farmacias empezaron a fabricarlo en sus laboratorios para atender a la alta demanda a la que los fabricantes no podían seguir el ritmo. Sin embargo, los propios establecimientos tuvieron que paralizar la fabricación ante el desabastecimiento de componentes. 

Leer más: El coronavirus puede sobrevivir "durante horas o un día entero" sobre la superficie de algunos objetos, según una epidemióloga: así debes desinfectarlos

La crisis también encuentra respuestas solidarias anónimas  

El Departamento de Salud de Elda hizo un llamamiento a la colaboración para cortar gomas y coser mascarillas cuando se vio desprovisto de los productos. 

Lo que obtuvo fue una respuesta masiva de solidaridad de aparadoras, modistas, empresas y mujeres anónimas de las comarcas de Alto y Medio Vinalopó que fabricaron más de 4.000 mascarillas que fueron esterilizadas y enviadas a los profesionales del Hospital General Universitario de Elda y los centros de salud del municipio. 

Los hoteles intentan aliviar el sistema sanitario ofreciendo sus establecimientos 

La cadena hotelera Paradores decidió cerrar sus establecimientos ante el estado de alarma y ponerlos a disposición de las autoridades para su uso médico. 

Además, los excedentes de comida de los más de 100 restaurantes con los que cuenta la cadena se donarán a entidades sociales, según anunció la propia compañía. 

El grupo se sumó así a otros hoteles que han decidido poner sus establecimientos a disposición del Gobierno, como el Gran Hotel Colon de la cadena Ayre de Abel Matutes Prats; o los dos hoteles de Room Mate, el grupo de Kike Sarasola. 

La ayuda también llega de fuera: Alibaba envía 500.000 mascarillas

Esta semana, el gigante chino Alibaba envío un avión a España con 500.000 mascarillas y otro material médico que fue recibido en Zaragoza por las autoridades sanitarias. 

La donación forma parte de las iniciativas puestas en marcha por la Fundación Alibaba y la Fundación Jack Ma para ayudar a las zonas del mundo más afectadas por el coronavirus. 

Y además