Un nuevo estudio acaba de descubrir la evidencia más sólida hasta la fecha de que el COVID-19 puede propagarse dentro de los aviones

Los investigadores surcoreanos que llevaron a cabo este último estudio afirman que lavarse las manos, llevar mascarilla y mantener el distanciamiento social puede mitigar el riesgo de transmisión.
Los investigadores surcoreanos que llevaron a cabo este último estudio afirman que lavarse las manos, llevar mascarilla y mantener el distanciamiento social puede mitigar el riesgo de transmisión.
Valery Sharifulin\TASS vía Getty Images
  • Un estudio publicado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos ha demostrado que los portadores asintomáticos de COVID-19 pueden propagar el coronavirus en los vuelos.
  • La investigación ha descubierto que en un vuelo con 290 pasajeros uno de ellos contrajo el nuevo coronavirus de una de las 6 portadoras asintomáticas del mismo.
  • Según los autores, es una evidencia que el uso de la mascarilla a bordo es crucial para evitar que el virus se propague, así como el lavado de manos, la desinfección de las superficies y el esfuerzo por limitar el contacto durante el embarque y el desembarque.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un nuevo estudio publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), de Estados Unidos, ha encontrado la evidencia más sólida hasta la fecha de que los portadores asintomáticos pueden transmitir el nuevo coronavirus en los aviones.

El estudio, publicado en la revista de los Centros, revisada por pares, Emerging Infections Diseases, ha sido llevado a cabo por investigadores en Corea dirigidos por el doctor Sung Hwan Bae. El mismo se ha basado en un vuelo de emergencia de Milán a Seúl a finales de marzo —cuando ya estaba instaurado el estado de alarma en España—.

Antes de embarcar, el personal médico examinó a las 310 personas que iban a volar; 11 de ellas que mostraron síntomas no subieron al avión. A cada pasajero se le dio una mascarilla N95, y el personal siguió estrictos procedimientos de control de infecciones en el aeropuerto y en el aire, supervisados por los CDC de Corea. Cuando el vuelo aterrizó, los 299 pasajeros fueron puestos en cuarentena por el Gobierno durante 2 semanas y sometidos a pruebas de COVID-19.

Leer más: Crean una nueva mascarilla alternativa a las N95: se puede llevar más de 12 horas, esterilizarse, reutilizarse y puede llegar a durar más de 10 años

De estos, 6 pasajeros, que eran asintomáticos, dieron positivo al comienzo de la cuarentena. Y, al final de la cuarentena, un pasajero que había dado negativo tras el vuelo, dio positivo.

Este estaba sentado 3 filas por delante de los portadores asintomáticos, y había usado su N95 durante todo el vuelo, excepto para comer e ir al baño —que fue también utilizado por los portadores asintomáticos durante el viaje—.

El estudio encontró que un pasajero a bordo fue probablemente infectado por 6 portadores asintomáticos que también estaban en el vuelo.El estudio encontró que un pasajero a bordo fue probablemente infectado por 6 portadores asintomáticos que también estaban en el vuelo.
El estudio encontró que un pasajero a bordo fue probablemente infectado por 6 portadores asintomáticos que también estaban en el vuelo.
CDC

18 miembros de la tripulación y el personal de los CDC de Corea también fueron puestos en cuarentena, que más tarde dieron negativo durante todo el estudio.

Debido al estricto control de la infección y al confinamiento posterior al vuelo, los investigadores llegaron a la conclusión de que el paciente recién infectado probablemente había contraído el virus durante el viaje

Asimismo, otro estudio de confirmación de un segundo vuelo dio con un resultado similar, con 3 pacientes asintomáticos que probablemente infectaron a otro pasajero.

Lo que no está tan claro es cómo se transmitió el virus exactamente. 

Leer más: Cómo te contagias exactamente con el nuevo coronavirus: estos son los consensos a los que ha llegado la comunidad científica

Los filtros de alto rendimiento contra las partículas en los aviones, que eliminan los microbios del aire que recircula a bordo, dificultan la transmisión aérea entre los pasajeros sentados, señalan los expertos. Lo que pudo contribuir al hecho de que sólo un pasajero se infectara; así como aparentemente ayudó que cada pasajero llevara una N95. 

Por lo tanto, es probable que la transmisión se produzca al tocar una superficie contaminada, durante el embarque, el desembarque o al caminar por los pasillos.

"Se requiere más investigación para reducir la transmisión de COVID-19 en los aviones", escribieron. "Nuestros resultados sugieren que las estrictas regulaciones globales para la prevención de la transmisión de COVID-19 en aviones pueden evitar las emergencias de salud pública".

Leer más: Todo lo que no debes hacer a bordo de un avión y mucho menos en tiempos de coronavirus, según tripulantes de cabina

Las líneas aéreas han desarrollado una variedad de métodos para mitigar el riesgo de la transmisión de COVID-19 en los vuelos, ya que tratan de fomentar la confianza del consumidor y alentar a volver a volar.

La gran mayoría de las grandes aerolíneas, tanto en España como en Estados Unidos, exigen que los pasajeros lleven mascarillas mientras están a bordo

Algunas bloquean los asientos del medio para facilitar el distanciamiento social, como Delta, que lo extenderá hasta enero. Otras, como Eurowings, permitirán comprar asientos vacíos para garantizar el distanciamiento, si así lo quiere el pasajero. Pero todas han implementado nuevos regímenes de limpieza y desinfección.

Y, a pesar de los resultados, el estudio sugiere que hay margen de mejora para evitar que los pasajeros asintomáticos pueden contaminar las superficies durante los vuelos, o no quieran cooperar con los requisitos de las mascarillas.

Los investigadores ofrecieron 3 sugerencias para mitigar el riesgo: "En primer lugar, se deben llevar mascarillas durante el vuelo. En segundo lugar, dado que el contacto con superficies contaminadas aumenta el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 entre los pasajeros, la higiene de las manos es necesaria para prevenir las infecciones. Por último, en tercer lugar, se debe mantener la distancia física antes de embarcar y después de desembarcar del avión".

LEER TAMBIÉN: Además de hacer dieta y ejercicio hay un tercer pilar clave para adelgazar y estar sano, según un experto

LEER TAMBIÉN: Crean una nueva mascarilla alternativa a las N95: se puede llevar más de 12 horas, esterilizarse, reutilizarse y puede llegar a durar más de 10 años

LEER TAMBIÉN: Esta es la marca que fabrica los exitosos electrodomésticos de Lidl

VER AHORA: José Miguel Aparicio, CEO de Audi España: “Los vehículos se van a transformar en plataformas de software que nos conectarán con nuestros clientes”

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Aviones
  3. Viajes
  4. Trending