Pasar al contenido principal

Un estudio epidemiológico francés concluye que menos del 6% de la población puede tener ya inmunidad contra el coronavirus y advierte de que sin vacuna habrá que extender el confinamiento

Gendarmes franceses al pie de la Torre Eiffel comprueban el justificante de un ciudadano en la calle en pleno confinamiento
REUTERS/Benoit Tessier
  • Un estudio epidemiológico del Instituto Pasteur de París publicado este martes ofrece una radiografía detallada de la situación del coronavirus en Francia.
  • Según sus datos, se estima que un 5,7% de toda la población francesa habrá estado infectada hacia el 11 de mayo, punto de partida para el inicio de su desconfinamiento.
  • Los investigadores franceses concluyen que, sin la existencia de vacunas, las medidas de aislamiento probablemente deberán extenderse más allá de la fecha marcada para empezar a recuperar la normalidad.
  • El estudio explica que haría falta que el 70% de la población hubiera estado contagiada en algún momento para desarrollar inmunidad de grupo para ralentizar la propagación de la pandemia sin medidas restrictivas drásticas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Francia ya tiene en el horizonte una fecha para empezar a aliviar las medidas del confinamiento. El 11 de mayo se dará inicio a la primera fase del fin del bloqueo con la vuelta de parte del alumnado a los centros entre otras medidas. Y esto a pesar de ser uno de los países con mayor número de afectados de coronavirus, con más de 156.000 casos y más de 20.200 muertos.

Bajo este contexto muchas voces expertas ya han alertado del riesgo de nuevos repuntes del brote si se levantan las restricciones sin tomar las precauciones necesarias. Este martes un estudio epidemiológico francés ahonda en esta perspectiva al avisar de que las medidas de confinamiento en el país galo probablemente deberán mantenerse más allá de la fecha marcada.

Realizada por el Instituto Pasteur de París, en colaboración con la Agencia de Salud Pública francesa y el Inserm (Instituto nacional de la salud en Francia), la investigación supone la primera radiografía de la epidemia de coronavirus en Francia.

Los autores han elaborado predicciones sobre las personas que necesitarán ingreso en la UCI, las probabilidades de morir según sexo y edad o el número de casos que pueden darse en todo el país.

Leer más: Los países europeos ya se preparan para poner fin al confinamiento: así empezarán a levantarse las medidas

Las medidas de bloqueo deberían extenderse en Francia más allá del 11 de mayo

Basándose en modelos estadísticos y matemáticos los investigadores han logrado establecer estimaciones sobre la proporción de población infectada en el país, que rondaría el 5,7% hacia el 11 de mayo.

Las medidas de confinamiento asumidas por el Gobierno francés el pasado 17 de marzo han repercutido en la reducción drástica del número de afectados por coronavirus. " A nivel nacional, el bloqueo derivó en una reducción del 84% en la transmisión", afirma el estudio.

Pero este dato positivo tiene su contrapeso al hablar del final del confinamiento. Que solo un 6% de toda la población francesa haya podido desarrollar anticuerpos implica que no será posible combatir el brote sin medidas restrictivas.

Leer más: Una nueva investigación plantea dudas sobre la inmunidad frente al coronavirus: el 8% de los pacientes recuperados analizados no desarrolló anticuerpos

"Nuestros resultados sugieren firmemente que sin una vacuna, la inmunidad de grupo por sí sola será insuficiente para evitar una segunda ola al final del confinamiento".

Por esta razón, en opinión de los autores "las medidas de control efectivas deberán mantenerse más allá del 11 de mayo".

Sería necesario que un 70% de la población fuera inmune para acabar con los confinamientos

La proporción de afectados por el brote difiere en las distintas regiones del país. Mientras que Ile-de-France, una de las más afectadas, cuenta con un 12% de población infectada, según las estimaciones, País del Loira o Bretaña apenas alcanzan un 5%, siendo de las zonas menos impactadas del país.

Pero, en opinión de los autores esto no marca excesiva diferencia. "Si es un 5% o  un 10% no cambia mucho para el futuro", recalca la investigación, que cifra en un porcentaje mucho más elevado la proporción de población inmune necesaria para poder levantar por completo los bloqueos.

"Se requeriría que alrededor del 70% de la población sea inmune para que la epidemia sea controlada solo por la inmunidad", afirma el estudio. 

Hasta entonces, y sin contar por ahora tratamientos médicos efectivos, parece necesario continuar con las medidas de distanciamiento social como forma de mantener controlado el brote.

Y además