La industria alemana sufre la peor caída de producción de su historia pese a haber mantenido el 80% de sus fábricas abiertas durante la pandemia de coronavirus

Un trabajador en una fábrica de Volkswagen en Alemania
Reuters
  • La producción de la industria alemana cayó un 9,2% en marzo, el mayor retroceso mensual desde el inicio de la serie histórica en 1991, debido al impacto del coronavirus.
  • La pandemia ha provocado la reducción de la demanda interna y una contracción de más del 30% en el sector automovilístico.
  • Sin embargo, Alemania ha mantenido abiertas un 80% de sus fábricas y solo un 25% del sector ha cancelado sus inversiones, según un estudio del Instituto alemán de Investigación Económica recogido por The Wall Street Journal.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Cintillo especial CoronavirusCintillo especial Coronavirus

La industria alemana está sufriendo el impacto del coronavirus a pesar de no haber cerrado sus fábricas para contener la pandemia. Este jueves, la Oficina Federal de Estadísticas del país, Destatis, ha dado conocer las cifras de producción industrial de marzo, en las que se refleja una caída del 9,2% respecto a febrero. Este dato supone el mayor retroceso mensual desde el inicio de la serie histórica en 1991, superando las expectativas de los analistas, según Reuters.

El impacto del coronavirus en el principal motor industrial europeo se hace también evidente en términos interanuales, con un 11,6% menos de producción industrial que en marzo de 2019. Sin embargo, en el conjunto del primer trimestre, el desplome experimentado en marzo se equilibra con los datos de los 2 meses precedentes, moderando la caída de la producción industrial hasta un 1,2%.

Leer más: El coronavirus ahonda aún más el desplome histórico de la actividad económica mundial en abril

El retroceso industrial de marzo se puede atribuir a la caída de la demanda interna y externa de productos fabricados en Alemania. Así, los pedidos desde el país disminuyeron un 14,8%, mientras que la demanda procedente de sus 18 socios de la eurozona cayó un 17,9% y los pedidos desde países extracomunitarios se redujeron un 15%.

De este modo, la pandemia ha provocado una caída de la demanda que ha generado consecuencias en casi todos los sectores. La producción automovilística se ha contraído en marzo un 31,1%, la de productos impresos un 12,5%, la farmacéutica un 11,8%, la textil un 11,5%, la fabricación de maquinaria un 3,9% y la producción de vehículos se redujo un 9,6%.

No obstante, algunos segmentos si consiguieron aumentar su producción, como el de la construcción, que creció un 1,8% en marzo y un 5,5 % en el conjunto del primer trimestre. Mientras, la producción de bienes de inversión se desplomó un 16,5% en el tercer mes de 2020, la de bienes de consumo se dejó un 7,5% y la de bienes intermedios, un 7,4 %.

Los índices de actividad manufacturera de Alemania, al igual que los de España, Francia, la eurozona, Japón, Australia y Estados Unidos, reflejan desde marzo el frenazo que está suponiendo el virus en sus respectivas economías. De hecho, en abril, el PMI (índice de gestores de compra) de Alemania ha retrocedido a 34,5 puntos respecto a los 45,4 de marzo, su mayor descenso histórico y alcanzando su peor dato desde mayo de 2009.

Leer más: El Gobierno de Merkel y los bancos alemanes salen al rescate de Adidas con una línea de ayudas de 3.000 millones de euros

Esta bajada en los indicadores industriales de Alemania se produce a pesar de que el país ha mantenido abiertas más un 80% de sus fábricas y de que solo un 25% del sector ha cancelado sus inversiones, según un estudio del Instituto alemán de Investigación Económica recogido por Wall Street Journal. El Gobierno germano concedió a las empresas la posibilidad de elegir mantener su actividad a cambio de imponer medidas de seguridad e higiene en su operativa.

Otras compañías, como es el caso de Volkswagen, se vieron obligadas a cerrar sus fábricas debido, primero, a la disrupción de sus cadenas de suministro ante la escasez de piezas procedentes de China por el cierre de plantas de producción en el gigante asiático en los primeros compases de la pandemia y, posteriormente, tras los primeros contagios de coronavirus en Alemania. El resultado ha sido un desplome del 86,1% en su beneficio del primer trimestre.

El Ministerio alemán de Economía y Energía ha reconocido el fuerte impacto del coronavirus en la economía alemana en el primer trimestre, a pesar de que la pandemia no se generalizó en el país hasta la segunda mitad de marzo. Además, este departamento prevé que las cifras de marzo se verán superadas por las de abril, mes en el que prevé una contracción más aguda.

LEER TAMBIÉN: Así es la mascarilla que prepara Xiaomi que se desinfecta sola y funciona con el reconocimiento facial de los móviles

LEER TAMBIÉN: Cuánto gana un empleado de Amazon en España: este es el sueldo y sus condiciones laborales

LEER TAMBIÉN: Las desconocidas apuestas de Amancio Ortega más allá de Inditex y de su imperio inmobiliario: la hípica y los castaños

VER AHORA: Los 10 vídeos más vistos en Youtube en España este año 2020