Pasar al contenido principal

La industria tecnológica afronta daños colaterales por el coronavirus más allá de la cancelación del MWC: desde escasez de smartphones en 3 meses hasta potenciales subidas de precio en algunos productos

Hombre llevando mascarilla por el coronavirus

Reuters

  • El coronavirus ha dejado 1.300 fallecidos en China por el momento y ya hay más de 64.000 afectados repartidos por todo el mundo, según el boletín que publica a diario la Comisión Nacional de Salud del país asiático.
  • A este escenario hay que sumarle, además, las consecuencias económicas que puede ocasionar el cierre de las fábricas que las grandes tecnológicas tienen en la región.
  • Globaldata ya ha advertido que, si esta situación se prolonga, podría llegar a afectar mucho al sector.
  • El problema es que la globalización y la búsqueda de costes bajos han convertido a China en una gran de fábrica del mundo de la que todos dependen.
  • Pero, concretamente, ¿hasta qué punto puede afectar a la industria a corto y medio plazo? Diego Martínez, director general de Residencial y Finanzas en funciones de Orange, explica a Business Insider España que, si la situación persiste, en menos de 3 meses pueden llegar a tener problemas de suministro con la entrega algunos terminales.
  • Sigue leyendo para ver hasta dónde podrían llegar los daños colaterales de esta crisis.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Coronavirus

La industria tecnológica se ha echado las manos a la cabeza los últimos días debido al coronavirus. Esta enfermedad, catalogada como emergencia sanitaria por la Organización Mundial de la Salud (OMS), copa las portadas de los grandes periódicos de todo el mundo por las graves consecuencias que puede provocar tanto a corto como a medio plazo.

Los últimos datos dejan un balance de 1.300 muertos en China y más de 64.000 afectados, según el boletín que publica a diario la Comisión Nacional de Salud del país asiático. Pero, además, hay que sumar las consecuencias económicas que puede ocasionar el cierre de las fábricas que las grandes tecnológicas tienen en la región. Eso por no hablar de los usuarios, que verán cómo los productos que quieren comprar escasean durante los próximos meses.

Globaldata ya ha advertido que, si esta situación se prolonga, puede llegar a afectar mucho al sector. Y es que el 75% de los móviles se fabrica en China, según un informe de GSMA Intelligence recogido por El País. Varias compañías tecnológicas —entre las que se incluyen Amazon, Microsoft y Apple— han tomado precauciones con sus empleados a la hora de viajar al país asiático. Google, incluso, ha suspendido por completo las operaciones en sus oficinas en el país, además de Hong Kong y Taiwán.

Leer más: Petróleo, oro, café… las materias primas más afectadas por la epidemia del coronavirus de Wuhan para bien o para mal

El problema es que la globalización y la búsqueda de costes bajos han convertido a China en una especie de gran fábrica del mundo de la que todos dependen.

El inconveniente está en que un brote de una enfermedad que se propaga tan rápidamente como el coronavirus paraliza toda su actividad... y las empresas lo acabarán notando antes o después. 

En 3 meses podría haber falta de stock en terminales

Foxconn

"Todavía no hay datos porque no ha empezado. Normalmente, los proveedores suelen tener algo de stock porque la adquisición se hace con meses de antelación para cubrir la producción en el futuro, con lo cual ahora mismo no lo sabemos cifras exactas, pero evidentemente hay una parte de negocio y de entrega de producto que no se va a realizar", destaca Ángel Barbero, profesor de Tecnología en EAE Business School.

En la misma línea se sitúa Diego Martínez, director general de Residencial y Finanzas en funciones de Orange: "Estamos en conversaciones con varios socios que pueden experimentar dificultades en este ámbito. Fabricantes de red y de terminales —tanto chinos como de otros países— tienen la mayoría de sus fábricas allí y, desde hace unas semanas, estamos elaborando un plan que nos permita tener cierta holgura en stock".

Asimismo, el directivo añade que las últimas noticias que tienen a nivel interno es que el virus se está estabilizando, lo que les podría dar más margen en terminales: "Puede que dentro de 3 meses tengamos dificultades".

Barbero, incluso, asegura que esta situación podría provocar la subida de precio de algunos productos

Leer más: Así es por dentro iPhone City, la ciudad china donde se fabrican la mitad de los iPhone del mundo

De momento, ya se ha confirmado que Facebook tendrá problemas para entregar sus Oculus Rift y Sony para fabricar sus productos (el 70% de los sensores de cámara de los móviles dependen de ellos). Nintendo, mientras, retrasará los envíos de su popular Switch.

Pero eso son sólo las empresas que han dado la voz de alarma. Se prevé que a Apple le pase lo mismo con los iPhone (sus smartphones los ensambla Foxconn, su principal socio en China), que Samsung tenga problemas con sus nuevos terminales (llegó a cerrar sus tiendas) y que el resto de marcas tecnológicas que operen o dependan de fábricas del país asiático sufran dificultades.

A nivel económico, también es un problema

Asistentes observan la caída del Nikkei en la bolsa de Japón en 2018.
Reuters

La situación es tan alarmante que, según ha adelantado Reuters, el Gobierno chino ofrecerá ayuda financiera a sus empresas —como Xiaomi, Meituan o DiDi— para intentar que esta situación les afecte lo menos posible.

De hecho, en 2017, la industria TIC supuso el 40,5% del Producto Interior Bruto (PIB) del país. Sólo la superó el sector servicios (51,6%).

Concretamente, GlobalData estimaba que China crecería en el mercado tecnológico un 8% antes del brote de coronavirus, pero en los últimos días cree que la enfermedad reducirá un 2% esa cifra. 

Leer más: El coronavirus está cambiando el trabajo de oficina en Asia: muchos trabajan desde casa, otros se someten a controles de temperatura o temen perder sus empleos

Por otra parte, las bolsas chinas también se han resentido por el coronavirus. Concretamente, la de Shenzhen, la segunda más importante de China y con un mayor peso de tecnológicas, cayó casi un 9% desde que estalló la epidemia en el mayor desplome de su historia. Otros mercado asiáticos —como el Nikkei japonés o el parqué de Hong Kong— también han caído de forma significativa en los últimos días.

Y eso no es todo. Las bolsas europeas no han esquivado el impacto. Eso por no hablar de la cancelación del MWC 2020 y los casi 500 millones de euros que perderá Barcelona

En cualquier caso, lo que está claro es que, si esta situación no se soluciona cuanto antes, puede llegar el día en que el último móvil, aspirador o gadget que quieras comprar no esté en las tiendas y no llegue a tus manos hasta dentro de varios meses.

Y además