Este gráfico muestra paso a paso cómo evoluciona el coronavirus dentro del cuerpo al ser contagiado

Sanitario atendiendo a pacientes con COVID-19.

REUTERS/Callaghan O'Hare

  • Un desglose de cómo varios pacientes han superado el COVID-19 permite esbozar en una imagen cómo evoluciona la enfermedad. 
  • Cerca del 80% de los casos son leves o moderados —de estos, el 40% totalmente asintomáticos—, el 15% sufren una afección severa y el 5% son críticos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

No hay 2 casos de contagio con el nuevo coronavirus iguales, a excepción de los asintomáticos.

El COVID-19, la enfermedad que provoca el virus SARS-CoV-2, afecta de diferente manera a cada uno de los contagiados.

Los síntomas y las secuelas de la patologíaafecciones que persisten incluso en asintomáticos—, dependen de la edad, el sexo, las enfermedades subyacentes o previas, los genes dominantes o la capacidad de su sistema inmunitario. 

Sin embargo, el estudio continuado de la enfermedad ha permitido a la comunidad científica sacar conclusiones generales de su afección.

El 80% de los casos presentan un episodio leve o moderado del COVID-19. De hecho, de estos, el 40% son totalmente asintomáticos, según los datos recopilados por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos. 

Mientras, el 15% de los pacientes lo sufren de manera severa y el 5% en estado crítico

La mayoría de estos últimos presentan condiciones preexistentes que ayudan al virus a afectar al organismo con mayor éxito. Aunque, dada su capacidad para adaptarse e incluso engañar al sistema inmunitario, casos sin antecedentes pueden presentar lesiones cardiacas o síntomas neurológicos. 

Las 9 peores secuelas que el COVID-19 está dejando en los recuperados, incluso en los asintomáticos

Algunas investigaciones, publicadas en The New England Journal of Medicine, The Lancet o por los CDC, han conseguido desglosar cómo empeora el COVID-19 —a pesar de las diferentes vías que es capaz de tomar el SARS-CoV-2 para infectar al organismo—.

En una imagen, la evolución de la enfermedad COVID-19 se desarrollaría así: 

Gráfico de la evolución del COVID-19.

Shayanne Gal/Insider

El periodo medio de incubación, después de estar en contacto con un infectado, es de 5 días. Aunque los síntomas podrían tardar hasta 14 días en aparecer

Los primeros, según la Organización Mundial de la Salud, son la fiebre, la tos seca y un cansancio inexplicable —que puede terminar convirtiéndose en el síndrome de la fatiga crónica, una de las secuelas más sufridas por los positivos de COVID-19, según JAMA Network—.

Sumándose otras consecuencias evidentes como la pérdida del olfato o gusto, síntomas gastrointestinales o neurológicos leves, la recuperación se completaría tras 1 o 2 semanas. 

11 síntomas silenciosos que indican que el coronavirus está atacando tu cuerpo

Pero, en los pacientes que sufren una afección más severa del virus, al día 5 aparece la dificultad para respirar o falta de aliento, que también persiste en casos de COVID prolongado

De empeorar, entre los 7 y 11 días, son hospitalizados y podrían presentar el factor más común entre los peores síntomas del coronavirus: coágulos de sangre en pulmones y cerebro

Desde entonces, cuando el SARS-CoV-2 ha invadido a su huésped y se ha adaptado a sus condiciones de salud, el desenlace son: el alta hospitalaria tras 1-2 de hospitalización o tras 4 semanas de UCI, o un caso mortal.

El COVID-19 se supera, pero algunas secuelas son para siempre

La enfermedad del nuevo coronavirus puede superarse en menos de un mes desde el contagio, pero algunas de sus afecciones superan a la infección. 

Más del 87% de los afectados tienen al menos un síntoma persistente, conforme los hallazgos publicados en JAMA y British Medical Journal

Las más comunes son la fatiga y la dificultad para respirar —dado que, como enfermedad respiratoria, los pulmones pueden llegar a quedar prácticamente irreconocibles—.

Pero también se manifiesta en el sistema nervioso central y el cardiovascular, subraya el primero de los estudios mencionados.

8 efectos secundarios que pueden provocar las vacunas contra COVID-19

Los expertos están especialmente alarmados con los síntomas que provocan la conocida niebla mental: pérdida de memoria, confusión, mareos y otras afecciones neurológicas.  

También con la capacidad del SARS-CoV-2 de secuestrar las neuronas sensibles al dolor, llamadas nociceptores, de acuerdo con una revisión de la literatura elaborada por Scientific American

Ahora, la Universidad de Yale (Estados Unidos) desvela que, más allá de lo que el virus le hace al cuerpo humano, el organismo produce autoanticuerpos que bloquean las defensas virales, eliminan células inmunes útiles y atacan al cuerpo afectando al cerebro, los vasos sanguíneos, el hígado y el aparato digestivo.

Esta podría ser la razón primera de los casos de COVID prolongado —como también se han valorado las células dimórficas que aparecen en los pulmones, las teorías de la bradicinina o citoquinas—.

Pero, en consonancia con las declaraciones del principal epidemiólogo al frente de la pandemia en EEUU, Anthony Fauci: "Va a llevar entre meses o más de un año determinar si la gente que realmente queda mal parada, particularmente aquellos que requieren hospitalización, sufrirán consecuencias duraderas de la infección".

LEER TAMBIÉN: 11 síntomas repentinos de COVID-19 que pueden aparecer en cualquier momento

LEER TAMBIÉN: 11 datos que deberías saber antes de ir a ponerte la vacuna contra el COVID-19

LEER TAMBIÉN: 5 grupos de personas que no podrán vacunarse contra el coronavirus en España

VER AHORA: Los 10 vídeos más vistos en Youtube en España este año 2020