Pasar al contenido principal

El Gobierno quiere evitar que los bancos disparen los intereses de los préstamos garantizados en la crisis del coronavirus: esta es la letra pequeña de los avales aprobados

Un enfermero en el hospital montado en Ifema para tratar a pacientes del coronavirus.
Reuters

  • El Gobierno ha aprobado avales por hasta 100.000 millones de euros para préstamos de autónomos, pymes y grandes empresas en el último Consejo de Ministros. Ahora, el Boletín Oficial del Estado desglosa la letra pequeña. 
  • La paralización de la actividad por la crisis del coronavirus hace que los negocios no tengan liquidez para afrontar pagos de gastos fijos o facturas pendientes. 
  • El objetivo de estos avales es facilitar que los bancos den o renueven préstamos garantizando una parte de los préstamos con el objetivo de salvar este bache.
  • Una de las dudas que puede surgir es el tipo de interés al que los bancos darán estos créditos. Para tratar de evitar que disparen los intereses de los préstamos en medio de la crisis del coronavirus, el decreto aprobado este jueves les insta a mantener los tipos anteriores al estallido del COVID-19. 
  • "Los costes de los nuevos préstamos y renovaciones que se beneficien de estos avales se mantendrán en línea con los costes cargados antes del inicio de la crisis del COVID-19, teniendo en cuenta la garantía pública del aval y su coste de cobertura", dice el texto. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

 

La paralización de la actividad por la crisis del coronavirus hace que los negocios no tengan liquidez para afrontar pagos de gastos fijos o facturas pendientes. Para evitar el colapso de estas empresas y la destrucción de empleo, el Gobierno aprobó avales por hasta 100.000 millones de euros para préstamos de autónomos, pymes y grandes empresas en el último Consejo de Ministros. Ahora, el Boletín Oficial del Estado desglosa la letra pequeña. El objetivo de estos avales es facilitar que los bancos den o renueven préstamos garantizando una parte de los préstamos con el objetivo de salvar este bache. 

"Dado que se trata de avales en rango pari passu, en los que se comparte riesgo con las entidades financieras, se movilizarán también importantes cantidades por parte de las entidades privadas", apunta el texto.  Es decir, que el Gobierno garantizará 100.000 millones, pero espera que las cantidades de los préstamos que se movilicen sean mayores. 

En el caso de los autónomos y pymes, el aval asegura un 80% del crédito mientras que, en el resto de empresas, se respalda un 70% de las nuevas operaciones y un 60% de las renovaciones durante lo que dure el crédito con un plazo máximo de 5 años. 

Una de las dudas que puede surgir es el tipo de interés al que los bancos darán estos créditos. Para tratar de evitar que disparen los intereses de los préstamos en medio de la crisis del coronavirus, el decreto aprobado este jueves les insta a mantener los tipos anteriores al estallido del COVID 19. 

Leer más: De la suspensión de impuestos, facturas y alquileres a sueldos a cargo del Estado o créditos a las empresas: qué medidas han aprobado otros países en Europa para paliar el impacto económico del coronavirus

"Los costes de los nuevos préstamos y las renovaciones que se beneficien de estos avales se mantendrán en línea con los costes cargados antes del inicio de la crisis del COVID-19, teniendo en cuenta la garantía pública del aval y su coste de cobertura", dice concretamente el texto. 

Una idea en la línea de lo ya dicho por el Gobierno en este sentido. En la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros del martes 24 donde se dieron detalles de estos avales, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, dijo que "el Ejecutivo no ha determinado ningún tipo de criterio" a la hora de fijar el tipo de interés de estos préstamos, aunque pidió "responsabilidad" a las entidades financieras y agradeció su disponibilidad y colaboración. 

En este sentido, reiteró que probablemente el mayor problema de estos préstamos no tiene que ver con los tipos de interés, en un momento en el que la política del Banco Central Europeo ha llevado los tipos incluso a terreno negativo, sino con garantizar el riesgo que suponen para las entidades. 

Eso sí, serán los bancos los que tengan la última palabra sobre la concesión de los créditos en función de los riesgos según sus procedimientos internos y políticas de concesión y riesgos. Aunque en la presentación de los avales Montero confiaba en que el respaldo del Estado daría "más facilidad" para que los comités de riesgos aprueben estos préstamos y no se destruya empleo.

Cuánto costarán los avales a los bancos

En el BOE también se ha publicado el coste que tendrán estas garantías para los avales que se concedan, que variarán en función de las cuantías y el tipo de empresa. De hecho, como el objetivo es proteger, sobre todo, a  los pequeños empresarios y a los autónomos, la remuneración más baja es la de este colectivo y en los plazos de vencimiento más bajos. 

Así, el coste para los bancos de avales de hasta 1,5 millones de euros, con independencia del tipo de empresa, será de 20 puntos básicos, es decir, un 0,2%. Esto se traduce que, en un préstamo del tipo máximo, el banco pagaría 3.000 euros por el aval. 

Si los préstamos son mayores de 1,5 millones de euros, la remuneración del banco dependerá de la cuantía y el plazo del vencimiento. Para pymes y autónomos, lo que pagaría el banco por la garantía varía entre el 0,2% de los avales a un año y el 0,8% de los que tengan un vencimiento de entre 3 y 5 años. 

Para otras empresas que no sean pymes y en nuevas operaciones de más de 1,5 millones de euros, el coste variará entre el 0,3% de los avales que venzan a un año y el 1,2% de las garantías que lleguen hasta los 5 años. Mientras que, si son renovaciones, lo que tendrá que pagar el banco por la garantía irá desde el 0,25% de las renovaciones con vencimiento de hasta 1 año al 1% de los que venzan en el plazo máximo de entre 3 y 5 años. 

Y además