Los líderes de la UE no llegarán a ningún acuerdo sobre el plan comunitario contra el coronavirus en su reunión de este jueves, según adelantan fuentes diplomáticas a Reuters

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente español, Pedro Sánchez, y el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel.
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente español, Pedro Sánchez, y el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel.
Reuters
  • Este próximo jueves, los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) celebrarán una reunión a través de videoconferencia para intentar acordar un plan europeo de recuperación de la crisis del coronavirus.
  • Sin embargo, este encuentro podría cerrarse sin ningún acuerdo significativo al respecto de la pandemia, según fuentes diplomáticas consultadas por Reuters.
  • La Comisión Europea habría anunciado a los representantes de los 27 que apuesta por financiar el nuevo fondo europeo ampliando las garantías de los estados miembros al próximo presupuesto de la UE para el periodo 2021-2027 para aumentar el margen financiero para combatir los efectos del virus.
  • Alemania, Países Bajos, Austria y Suecia, por su parte, habrían exigido a Bruselas que ese fondo tenga un carácter temporal.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Cintillo especial Coronavirus

Este jueves, está previsto que los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) celebren una reunión a través de videoconferencia en la que analizarán los efectos del coronavirus en los 27 y en la que se espera que busquen consensos para intentar acordar un plan europeo de recuperación. Sin embargo, la división en el seno de la UE, que ha protagonizado todos sus encuentros desde el inicio de la pandemia, podría frustrar los intentos de una respuesta comunitaria conjunta.

De hecho, la reunión de los líderes de los 27 se cerrará sin ningún acuerdo significativo al respecto de la pandemia, según aseguran fuentes diplomáticas y gubernamentales consultadas por Reuters, que afirman que no se producirán avances respecto a cómo debe financiarse la recuperación económica de las consecuencias del coronavirus en Europa.

Leer más: Nadia Calviño defiende un fondo europeo contra el coronavirus basado en subvenciones y no en préstamos para evitar que se dispare la deuda

La agencia ha destacado que la Comisión Europea ha anunciado a los representantes de los 27 que quiere financiar el nuevo fondo europeo ampliando en 2021 y 2022 las garantías de los estados miembros al próximo presupuesto de la UE para el periodo 2021-2027. De este modo, Bruselas busca aumentar el margen financiero para financiar las medidas para combatir los efectos del virus a escala europea.

Sin embargo, Alemania, Países Bajos, Austria y Suecia habrían exigido a la CE que ese fondo tenga un carácter temporal, según Reuters. Estos 4 países y Finlandia ya habían presionado en las pasadas semanas para que se desestimase la propuesta de emitir deuda conjuntamente para combatir el coronavirus, los llamados coronabonos, que defienden Italia, España, Francia y otros 15 países comunitarios.

Ese rechazo provocó fricciones internas entre los 2 bloques e impidió a Bruselas aprobar un plan de respuesta a las consecuencias del coronavirus que generase suficiente respaldo por ambas partes. De este modo, el Eurogrupo acordó el pasado día 9 aplicar un paquete de medidas valoradas en medio billón de euros para apoyar a las finanzas públicas de los países miembros y a sus empresas y trabajadores, dejando el programa de recuperación para próximos encuentros.

No obstante, la reunión de este jueves parece correr el mismo peligro que las anteriores, pese a que se presentarán al menos 2 nuevas propuestas para articular una respuesta europea a la pandemia. Por una parte, el Gobierno español propondrá crear un fondo de recuperación de 1,5 billones de euros para ayudar a los países afectados por el coronavirus que se financiaría con deuda perpetua y se repartiría a través de subvenciones y no de créditos, como exigen Alemania y Países Bajos.

Leer más: Europa necesita al menos 500.000 millones más para recuperarse tras la crisis del coronavirus

Por otra, el Gobierno polaco propondrá financiar el plan europeo contra las consecuencias del coronavirus a través de nuevos impuestos a nivel europeo, como defiende la propuesta española. El ministro polaco de Finanzas, Tadeusz Kościński, ha asegurado a Financial Times que defenderán crear una tasa a las transacciones financieras y otra al comercio interfronterizo de carbón, además de apostar por más mano dura desde Bruselas contra los paraísos fiscales.

Kościński ha defendido además que es "urgente" tomar medidas contra la elusión fiscal que practican en la UE grandes tecnológicas estadounidenses como Google o Amazon. "Es absolutamente ridículo que todos estemos buscando dónde encontrar la mayor cantidad de dinero posible para resucitar nuestras economías mientras se está enviando dinero a Estados Unidos", ha criticado el ministro polaco.

LEER TAMBIÉN: El ingeniero español que lidera el desarrollo de un motor que podría revolucionar la aviación

LEER TAMBIÉN: Esperar a rescatar el plan de pensiones al año siguiente a jubilarte tiene premio

LEER TAMBIÉN: Cuánto tiempo puede tardar una persona recuperarse de coronavirus

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna