Asientos vacíos, test obligatorios o sistemas de desinfección innovadores: qué están haciendo las aerolíneas para convencerte de que viajar es seguro en plena pandemia

Azafata repartiendo mascarillas en un avión durante la pandemia del coronavirus

REUTERS/Mohamed Abd El Ghany

  • Las aerolíneas de todo el mundo están esforzándose en recuperar toda la demanda de vuelos que les es posible ante la pandemia del coronavirus.
  • Por eso, están desarrollando nuevos sistemas de limpieza de los aviones, bloqueando los asientos de las filas centrales o desarrollando nuevas medidas de protección.
  • Esta es una recopilación de las medidas que están implantando las compañías aéreas para intentar recuperar a los viajeros.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Las aerolíneas están esforzándose en recuperar la mayor demanda que sea posible ante la pandemia del coronavirus, que prácticamente detuvo el tráfico aéreo a nivel mundial durante la primavera y que, previsiblemente, provocará que todo el sector continúe con cifras muy bajas mientras no se encuentre una vacuna que proteja contra la enfermedad.

En ese contexto, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha pedido este martes que se realicen test de coronavirus a todos los pasajeros internacionales antes de salir de sus países, porque por ahora la organización no cree que el tráfico se pueda recuperar antes de 2024.

Todo ello ha llevado a despidos en las últimas semanas que en España aún no se han producido —la mayoría de las compañías se encuentran en ERTE—, pero podrían llegar a los 900.000 empleos según ha advertido la Asociación de Líneas Aéreas (ALA).

Por eso, las aerolíneas están desarrollando nuevos sistemas de limpieza de los aviones, bloqueando los asientos de las filas centrales o desarrollando nuevas medidas de protección, entre muchos otros.

Esta es una recopilación de las medidas que están implantando las compañías aéreas para intentar recuperar a los viajeros:

Bloquear asientos que garanticen una mínima distancia social

Un avión de de Delta aparcado en el Aeropuerto Internacional de Detroit, en Michigan, EEUU.Un avión de de Delta aparcado en el Aeropuerto Internacional de Detroit, en Michigan, EEUU.
Un avión de de Delta aparcado en el Aeropuerto Internacional de Detroit, en Michigan, EEUU.
REUTERS/Lucas Jackson

Es el caso de la aerolínea americana Delta, que no va a ocupar los asientos de las filas centrales hasta enero para prevenir contagios de coronavirus, decisión que también tomaron otras como Southwest Airlines, JetBlue y Alaska Airlines, pero ninguna española.

La primera lleva haciéndolo, junto a la limitación de pasajeros por vuelo, desde abril a raíz de la pandemia, algo que entonces los analistas pensaron que podría llegar a exigirse de forma generalizada en todas las aerolíneas con aviones de 6 filas, pero no sucedió.

Leer más: El coronavirus podría cambiar por completo la experiencia de volar: algunas aerolíneas han empezado a eliminar los asientos centrales y los precios de los billetes podrían dispararse

Asimismo, no todas las aerolíneas piensan que sea necesario reducir la capacidad, ya que afectaría enormemente a sus ingresos y podría llevar a que no les interesase operar ciertas rutas.

O permitir comprar asientos libres o filas enteras para quienes se sientan más seguros

Aviones de Eurowings en Zúrich, Alemania.Aviones de Eurowings en Zúrich, Alemania.
Aviones de Eurowings en Zúrich, Alemania.
REUTERS/Arnd Wiegmann

Es la decisión que ha tomado la aerolínea alemana y low cost Eurowings, filial de Lufthansa, buscando que solo quienes así lo quieran se distancien socialmente mientras están a bordo, una medida por la que la americana Frontier Airlines fue ampliamente criticada en mayo hasta el punto de que terminó retirando el plan en tan solo un día: los políticos la acusaron de especular con las medidas de seguridad.

"Me parece indignante que una aerolínea vea el imperativo de distanciamiento social como una oportunidad para ganar dinero", apuntó en su momento el presidente de la Comisión de Transporte e Infraestructura de la Cámara de Representantes británica, Peter DeFazio. 

Los diputados argumentaron que si los asientos intermedios bloqueados contribuían a la seguridad de los pasajeros, la aerolínea debería normalizar la práctica, en lugar de venderlos.

Según un modelo estadístico del MITllenar el asiento del medio en los vuelos aproximadamente duplica el riesgo de transmisión del COVID-19.

Leer más: El "coladero" de Barajas, a examen: qué dicen exactamente los estudios científicos sobre el contagio de coronavirus en aviones

Desinfectar los aviones y mejorar los sistemas de filtrado de aire

Reuters

Otra iniciativa para convencer a los pasajeros de que es seguro volar durante la pandemia está relacionada con la limpieza de las cabinas. 

Así, Iberia ha contratado a la recién creada startup española Loop, que ha diseñado un sistema de desinfección que ahora utiliza la aerolínea para la limpieza de sus aviones. Su innovador sistema se basa en la pulverización de las superficies con un líquido desinfectante que se seca prácticamente al instante.

Como esta hay muchas otras iniciativas: por ejemplo, Boeing ha diseñado una luz ultravioleta que ha patentado y busca servir a las aerolíneas para mejorar la seguridad de los aviones.

Leer más: Caravelo, la startup española que pretende revolucionar la manera en la que compramos billetes de avión con suscripciones a las aerolíneas al estilo Netflix

Igualmente, por su parte Delta ha anunciado que reemplazará los sistemas de filtros de aire en los puentes de embarque que los pasajeros utilizan para acceder al avión —donde normalmente el aire no está tan limpio como en las cabinas— con otros con los que conseguirá una reducción de más del 40% de las partículas aéreas que se recogían anteriormente, según ha asegurado la aerolínea de Atlanta.

Desarrollar unas bandejas antimicrobios para pasar el control de seguridad del aeropuerto

Delta

La iniciativa, de nuevo de Delta, ha sido instaurada en 5 aeropuertos estadounidenses —Atlanta, Minneapolis-St. Paul, Los Ángeles, Nueva York, LaGuardia y JFK— y consiste en utilizar unas nuevas bandejas en los controles de seguridad que "previenen el crecimiento de un amplio espectro de bacterias".

Aunque el COVID-19 es un virus y no una bacteria, las nuevas bandejas también están diseñadas para minimizar la presencia de microbios, ha explicado la aerolínea.

Imponer test de coronavirus obligatorios antes de volar

REUTERS/Mark Makela

Como manera de garantizar la seguridad a bordo del vuelo, el nuevo plan de la italiana Alitalia consiste en hacer test de coronavirus a los pasajeros antes de viajar. Así, dolo podrán embarcar pasajeros con un resultado negativo en la prueba de COVID-19.

La idea podría tener fisuras, ya que los test rápidos pueden dar falsos negativos, además de que son desagradables —requieren de la toma de una muestra de la nariz con un hisopo— y ralentizan el proceso de embarcar, por lo que podrían dificultar los viajes más que animar a volar, pero la compañía los está probando y pretende expandirlos a todos sus vuelos nacionales e internacionales si funcionan.

Leer más: Los test de coronavirus en los aeropuertos podrían sustituir a las cuarentenas para reactivar los viajes, pero parte del sector está en contra: “No garantizan nada”

Los test de coronavirus en los aeropuertos, o, al menos, la exigencia de presentar uno con resultado negativo antes de volar, son una idea que quieren impulsar aerolíneas, aeropuertos y la Organización Mundial del Turismo para que sustituyan a las cuarentenas obligatorias como modo de reactivar los viajes.

Vuelos a ninguna parte como forma de recuperar algunos ingresos

Un Qantas Boeing 787-9 Dreamliner.Un Qantas Boeing 787-9 Dreamliner.
Un Qantas Boeing 787-9 Dreamliner.
Qantas

Qantas

La aerolínea australiana Qantas ha agotado esta semana en 10 minutos todas las plazas de su vuelo de 7 horas a ninguna parte. Es una iniciativa que también han tomado otras como la japonesa ANA, la taiwanesa StarLux Airlines o Royal Brunei.

En concreto en el de Qantar los billetes costaban entre 572 dólares (486 euros) y 2.754 dólares (2.341 euros) y sobrevolará el 10 de octubre diferentes zonas turísticas de Australia, como el monolito rojo Uluru, las Islas Whitsundays y la Gran Barrera de Arrecife, durante 7 horas.

Leer más: Reclamar a la aerolínea no es la única manera de conseguir que te devuelvan el dinero de tu billete cancelado por el coronavirus: cómo hacerlo a través del banco

La medida ha sido criticada por organizaciones ecologistas pero es la nueva manera de las aerolíneas de reactivar de alguna manera sus ventas de billetes mientras el tráfico se mantiene bajo por la pandemia.

A la vez, han surgido inventos como este asiento central que buscan aportar un extra de seguridad 

El asiento PlanBay de Florian Barjot.El asiento PlanBay de Florian Barjot.
El asiento PlanBay de Florian Barjot.
Florian Barjot/Earth-Bay

Florian Barjot/Earth-Bay

Se trata de un diseño del ingeniero francés Florian Barjot: un nuevo asiento de distanciamiento social para los aviones que introduce barreras entre los asientos del pasillo y las ventanas y que también separa a los pasajeros de las diferentes filas al nivel de la cabeza para proteger aún más a los pasajeros.

Así, el invento busca ser una alternativa a tener que mantener dos metros entre pasajeros, pero aún busca comprador.

LEER TAMBIÉN: Este gráfico muestra cuáles son las aerolíneas que más están volando en Europa durante la pandemia

LEER TAMBIÉN: Un experto desvela qué podrían estar buscando realmente Iberia, Ryanair o Vueling con las ofertas de vuelos a 10 euros tras la pandemia

LEER TAMBIÉN: Beamagine, la empresa española de tecnología LIDAR para coches autónomos que podría interesar a Elon Musk

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido

    Más:

  1. Aerolíneas
  2. Aviones
  3. Viajes
  4. Coronavirus
  5. Trending
  6. Top
  7. Transportes