Pasar al contenido principal

Estas son las medidas económicas que todavía no ha aprobado el Gobierno para mitigar el impacto de la crisis del coronavirus

Unos camareros se ponen mascarillas en un bar de Vitoria por el coronavirus.
Unos camareros se ponen mascarillas en un bar de Vitoria para protegerse del coronavirus antes de que se cerraran los bares por el estado de alarma. Reuters

  • Tras un consejo de ministros de 7 horas, el sábado el presidente del Gobierno Pedro Sánchez anunció que el estado de alarma se traducía en cierre de comercios no esenciales y mínimos movimientos en la vía pública.  
  • Lo que todavía no se conoce es el plan económico para ayudar a empresas, trabajadores y autónomos; algunas medidas ya se aprobaron el pasado jueves, pero el Gobierno aseguró que seguirán estudiando propuestas.
  • La asociación de autónomos ATA pide que al Gobierno que suspenda la cuota de autónomos durante el tiempo que dure la cuarentena. 
  • Los empresarios de CEOE y Cepyme reclaman "mecanismos útiles y rápidos que garanticen la liquidez a las empresas, especialmente a las pequeñas y medianas y a los autónomos, para evitar su quiebra inmediata y que puedan mantener la actividad protegiendo el empleo". 
  • Por su parte, la asociación de autónomos UPTA piden una moratoria de los pagos de créditos e hipotecas sin cargos adicionales en las cuotas de los meses en los que se alargue esta crisis.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Los últimos 3 días han sido una sucesión de acontecimientos históricos en los que la crisis del coronavirus ha llevado al Gobierno a decretar el estado de alarma y restringir los movimientos de las personas de una forma nunca vista en nuestro país. Tras un consejo de ministros de 7 horas, el sábado el presidente del Gobierno Pedro Sánchez anunció que el estado de alarma se traducía en cierre de comercios no esenciales y mínimos movimientos en la vía pública. Sin embargo, lo que todavía no se conoce es el plan económico completo para ayudar a empresas, trabajadores y autónomos; algunas medidas ya se aprobaron el pasado jueves, pero el Gobierno aseguró que seguirán estudiando propuestas.

El cerrojazo impuesto afectará a la actividad de los servicios no esenciales y las asociaciones de autónomos piden ayudas para salvar este parón. La asociación de trabajadores autónomos ATA pide al Gobierno que se suspenda el pago de la cuota durante el tiempo que dure la cuarentena. El mensaje que envían es que si tienen cero ingresos, también tengan cero cotizaciones. 

Los autónomos piden ampliar las medidas ya aprobadas por el Gobierno. En el último consejo de ministros extraordinario, el celebrado el jueves 12 de marzo, el Ejecutivo ya dio luz verde al aplazamiento y fraccionamiento de las obligaciones tributarias para este colectivo por un plazo de seis meses, una medida que calcula supondrá una inyección de liquidez de 14.000 millones de euros

"Son las primeras medidas de próximas propuestas que se estudiarán", dijo Sánchez el jueves. Mientras que patronal y sindicatos anunciaron que se reunirán semanalmente para seguir analizando la crisis del coronavirus y buscar soluciones que mitiguen el impacto económico, laboral  y social de esta crisis. 

Tras el anuncio del estado de alarma, CEOE y Cepyme han enviado un comunicado donde reclaman "mecanismos útiles y rápidos que garanticen la liquidez a las empresas, especialmente a las pequeñas y medianas y a los autónomos, para evitar su quiebra inmediata y que puedan mantener la actividad protegiendo el empleo". 

Una de las peticiones que hacen las asociaciones de empresarios son "medidas urgentes de índole laboral, como se recoge en el acuerdo suscrito entre empresarios y sindicatos, en especial la simplificación y agilización de los procedimientos en los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) con efecto retroactivo y el reconocimiento en situaciones como el actual estado de alarma de una fuerza mayor para su presentación". 

También solicitan los empresarios que se aplacen y fraccionen de "manera automática y sin intereses" todos los pagos tributarios que tengan que realizar las empresas que hayan sufrido de forma significativa una caída en sus ingresos o un incremento de los gastos en 2020 por el Covid-19. 

A las medidas ya aprobadas, añaden entre sus peticiones la puesta en marcha de una línea de avales públicos suficiente que facilite el acceso al crédito por parte de las empresas, especialmente de pymes y autónomos. A su lista de reclamaciones, añaden que las administraciones públicas abonen de "inmediato a sus proveedores las facturas pendientes y las que reciban" sin agotar los plazos de la ley de morosidad. 

Por su parte, la asociación de autónomos UPTA pide una moratoria de los pagos de créditos e hipotecas sin cargos adicionales en las cuotas de los meses en los que se alargue esta crisis. También piden que se deje sin efecto los descubiertos por cuestiones relacionadas con los pagos y suministros necesarios para la continuidad del negocio. 

La ayuda económica a las familias con hijos sin colegio

Tras el cierre de los colegios que se llevó a cabo esta semana, el Ejecutivo anunció que estaba trabajando en una ayuda económica para aquellas familias que no pudieran optar por el teletrabajo y tuvieran que seguir acudiendo a sus centros laborales. 

El ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, señaló que estaban desarrollando la norma para ver cómo iba a funcionar exactamente. Aunque dijo que esperaban poder aprobarla el jueves, en la comparecencia del presidente no se hizo ninguna referencia a este tema. 

Por el momento, entre lo que se ha aprobado hasta la fecha en materia económica y laboral en la crisis del coronavirus es considerar que la baja o cuarentena por el Covid-19 sea considerada accidente laboral, lo que amplía la cobertura del trabajador frente a la baja médica y hace que el coste no recaiga en la empresa. 

A esta medida, reclamada por los sindicatos, se sumaron el jueves otras soluciones enfocadas a 4 grandes áreas: la protección de la sanidad, ayudas directas a las familias, la protección del empleo con especial atención a autónomos y pymes junto con medidas concretas enfocadas a sectores más afectados, como el turismo o el transporte. 

Además, del aplazamiento y fraccionamiento de las obligaciones tributarias para pymes y autónomos, se aprobó movilizar 3.800 millones de euros para sanidad, de los cuales 2.800 millones serán transferidos a las comunidades autónomas y otros 1.000 millones restantes procederán del fondo de contingencia de los Presupuestos Generales del Estado y se emplearán en "intervenciones sanitarias prioritarias". 

A esto se sumó el anuncio de una línea de crédito de 400 millones por parte del instituto de crédito oficial (ICO) para las empresas de transporte y turismo. 

Y además