Pasar al contenido principal

El coronavirus retrasa el Brexit: se posponen las negociaciones para la salida definitiva de Reino Unido de la UE

El primer ministro británico, Boris Johnson
Reuters

  • Este miércoles, estaba previsto que los representante de la UE y de Reino Unido se reunieran en Londres para la segunda ronda de negociaciones sobre su relación comercial después del Brexit.
  • Sin embargo, el encuentro se ha aplazado indefinidamente ante la expansión del brote de coronavirus, lo que complica aún más que Bruselas y Londres alcancen un acuerdo en el plazo pactado, que concluye en diciembre.
  • Este aplazamiento podría significar que la salida definitiva de Reino Unido de la UE se retrasaría más allá del 31 de diciembre, según Bloomberg y The New York Times.
  • Pese al retraso de las negociaciones, el primer ministro británico Boris Johnson ha reiterado que no se postergará la salida definitiva de la UE.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Brexit afronta un nuevo retraso y, en esta ocasión, no se debe a los desencuentros entre los negociadores británicos y comunitarios. La salida de Reino Unido de la Unión Europea se concretó tras prorrogar su fecha hasta en 3 ocasiones, del 29 de marzo de 2019 al 12 de abril, después al 31 de octubre y finalmente hasta el 31 de enero, debido a la incapacidad del Parlamento británico para aprobar el Acuerdo de Retirada.

A partir del 31 de enero, ha comenzado un periodo de transición de 11 meses durante los que Londres y Bruselas deben llegar a un acuerdo comercial que defina sus relaciones cuando Reino Unido abandone definitivamente la UE. Sin embargo, ese plazo podría aumentar después de que la UE y Reino Unido hayan anunciado que se posponen indefinidamente las negociaciones bilaterales que arrancaron a principios de marzo en Bruselas.

Leer más: Reino Unido y la UE se juegan 525.000 millones de euros en su próxima negociación: 7 de los 10 principales socios comerciales británicos son europeos

De hecho, este miércoles estaba previsto que los representantes británicos y comunitarios se reuniesen en Londres para abrir la segunda ronda de negociaciones sobre el acuerdo comercial. Al tratarse de varios cientos de personas repartidas en 11 comisiones distintas, la reunión ha sido pospuesta para prevenir el contagio del coronavirus entre los negociadores

El aplazamiento de la negociación bilateral pone contra las cuerdas el calendario para alcanzar un acuerdo comercial. De hecho, desde enero Bruselas ya se había criticado que no habría tiempo suficiente para llegar a un acuerdo significativo, por lo que el retraso en el diálogo comercial entre Reino Unido y la UE podría forzar al Gobierno británico a solicitar lo que menos desea en este momento, que es un nuevo aplazamiento del Brexit.

Esta posibilidad ya se había planteado la semana pasada, cuando se anunció que se posponían las reuniones en Londres. Varios medios, como el estadounidense New York Times o el británico Daily Express anunciaron que el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, estaba planteándose retrasar la salida definitiva de la UE. El propio Johnson salió al paso de estas informaciones y descartó cualquier tipo de prolongación del periodo de transición del Brexit.

Sin embargo, es cada vez más probable que Boris Johnson tenga que desdecirse de su promesa electoral de conseguir definitivamente el Brexit para pedir a Bruselas la ampliación del periodo de transición más allá de diciembre, según avanza este miércoles Bloomberg. De concretarse esta posibilidad, supondría un nuevo retraso para el divorcio británico de la UE para evitar un Brexit sin acuerdo en 2021.

Leer más: Aquí están las respuestas a todas esas preguntas que te haces sobre el Brexit pero no te atreves a preguntar

Durante el periodo de transición, que en principio finalizará el 31 de diciembre con la salida definitiva de Reino Unido de la UE, las autoridades británicas siguen obligadas a cumplir la normativa comunitaria, sobre la que no tienen ni voz ni voto desde el pasado 31 de enero. Un aplazamiento del Brexit no solo significaría un contratiempo político para sus partidarios, sino que también implicaría que Reino Unido tendrá que aportar fondos al presupuesto de la UE.

Sin embargo, el Gobierno británico podría no tener otra alternativa que pedir un aplazamiento, dado que el impacto económico del coronavirus podría arrastrar a Reino Unido a una recesión, según Bloomberg. Si la economía británica se contrae a lo largo de 2020, es muy poco probable que su Gobierno intente abandonar la UE sin un acuerdo comercial, lo que implicaría que debe renegociar el estatus de sus importaciones y exportaciones con cada uno de los 27 desde una posición poco ventajosa.

Y además