Pasar al contenido principal

Un estudio ha examinado 14 tipos de mascarillas para determinar cuál protege mejor contra el coronavirus y ha demostrado que los pañuelos para el cuello pueden empeorar las cosas

SPARTA, KENTUCKY - JULY 09: Ross Chastain, driver of the #10 Chevy Accessories Chevrolet, waits on the grid prior to the NASCAR Xfinity Series Shady Rays 200 at Kentucky Speedway on July 09, 2020 in Sparta, Kentucky.

Jared C. Tilton/Getty Images

  • Investigadores de la Universidad de Duke (Carolina del Norte, Estados Unidos) han llevado a cabo un estudio para comprobar la eficacia de las mascarillas.
  • En el estudio se han examinado máscaras quirúrgicas, además de mascarillas de algodón, bragas de cuello y bandanas, que se utilizan con frecuencia como alternativas caseras.
  • Aunque algunas de las mascarillas alternativas caseras ofrecen el mismo nivel de protección que las mascarillas quirúrgicas, se ha comprobado que las bragas de cuello y las bandanas proporcionan poca protección.
  • De hecho, la braga de cuello generó más gotitas respiratorias que el hecho de no llevar ninguna mascarilla, lo que podría resultar contraproducente para protegerse del coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una nueva investigación realizada por un grupo de académicos de la Universidad de Duke (Carolina del Norte, Estados Unidos) ha comparado 14 tipos diferentes de mascarillas para averiguar cuáles son las más eficaces para reducir la propagación del coronavirus.

Una de ellas, según han descubierto, empeora las cosas.

Los investigadores han probado la eficacia de cada mascarilla para reducir el número de gotas respiratorias que se transmiten al hablar. Las partículas virales pueden ser transportadas por estas gotas, propagando el virus.

Han analizado 14 tipos diferentes de mascarillas, incluyendo las quirúrgicas, las N95, algodón y polipropileno, así como pañuelos para el cuello y bandanas para poder incluir una combinación de mascarillas caseras alternativas y otras utilizadas de forma más tradicional como equipo de protección. En el estudio se examinó a una persona que hablaba 10 veces mientras llevaba cada una de estas máscaras y un "ensayo de control" en el que no se usaba ninguna mascarilla.

En comparación con el "ensayo de control" en el que no se usaban mascarillas, la mayoría de las opciones redujeron el número de gotitas respiratorias transmitidas, lo que se suma al conjunto de investigaciones que demuestran que las mascarillas son importantes para limitar la propagación del coronavirus.

Leer más: Transparentes, capaces de autodesinfectarse o conectadas a tu móvil: así serán las mascarillas que llevarás en el futuro

La investigación ha demostrado que las mascarillas de polipropileno registran un número de gotitas similar al de las mascarillas quirúrgicas y las mascarillas N95, que son las que registran un menor número de gotitas. 

Sin embargo, las bandanas y los cuellos han registrado un alto número de gotitas respiratorias, lo que demuestra que estas protecciones alternativas ofrecen poca protección, según el estudio.

De hecho, la braga para el cuello incrementó el número de gotas respiratorias al crear un mayor número de gotas más pequeñas, lo que dio como resultado más gotas que el no usar ningún tipo de mascarilla.

El estudio afirma que como las gotas más pequeñas permanecen en el aire más tiempo que las más grandes, las bragas para el cuello pueden ser en realidad "contraproducentes".

"Nos sorprendió mucho descubrir que el número de partículas registradas con la braga para el cuello en realidad era superior al número de partículas registradas sin usar mascarilla", ha explicado a la CNN Martin Fischer, uno de los autores del estudio. "Queremos hacer hincapié en que realmente animamos a la gente a usar mascarillas, pero queremos que usen aquellas que realmente funcionen".

Y además