Pasar al contenido principal

El coronavirus paraliza la internacionalización de los bancos y les aboca a una mayor competencia en sus mercados, según Bloomberg

Una mujer con mascarilla pasa ante la sede del Banco de España en Madrid
Reuters
  • Bancos de todo el mundo están frenando sus procesos de internacionalización por el coronavirus, según Bloomberg.
  • Si los bancos se ven obligados a competir en sus mercados nativos, la competencia aumentará allí donde las oportunidades de crecimiento son más escasas.
  • El medio estadounidense asegura que esta situación se ha producido por el impacto del coronavirus, pero señala el contagio de ideologías nacionalistas como las que provocaron el Brexit en Reino Unido o la llegada a la presidencia de EEUU de Donald Trump.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El coronavirus ha obligado a la banca a realizar cambios drásticos para mantener su negocio a salvo de la pandemia. Las entidades están reservando miles de millones de euros en provisiones ante las posibles pérdidas de ingresos, que Barclays ha pronosticado que será de un 48% de media entre los bancos españoles, y están suspendiendo sus dividendos a los accionistas para reforzar sus cuentas.

Pero el coronavirus también está forzando otro giro de 180 grados totalmente inesperado en la estrategia de bancos de todo el mundo. Se trata de la paralización de los procesos de internacionalización que habían reiniciado tras la pasada crisis, según Bloomberg, que considera que esta decisión ha sido en parte forzada por la pandemia y en parte inspirada por la oleada de nacionalismo político que impulsó el Brexit en Reino Unido o que llevó a Donald Trump a la presidencia de EEUU.

Leer más: Europa sufre una enorme dependencia de las fábricas chinas de medicamentos: por qué es tan complicado repatriar la producción

El medio estadounidense afirma que la pandemia ha desatado una oleada de nacionalismo, provocado por la prohibición de los viajes al extranjero, el control estatal de algunas compañías clave y por los multimillonarios préstamos de emergencia que están poniendo en marcha países de todo el mundo para reactivar sus economías domésticas.

Respecto a esta tendencia, se citan los ejemplos de la entidad italiana Intesa Sanpaolo, que está aplicando una política de crédito denominada "Italia primero", los del Banco de China o Deutsche Bank, que están replegándose a sus mercados de origen tras expandirse en Oriente Medio e India, respectivamente, o el de Bank of America, que ha anunciado que comenzará a ser más selectivo en sus préstamos a Europa, al igual que otros bancos del país.

Alexandra Annecke, una gestora de fondos alemana de Union Investment, ha asegurado a Bloomberg que los bancos se están reenfocando principalmente en sus mercados internos y lo atribuye a "los avales de los Estados para préstamos (a empresas afectadas por el coronavirus) se están organizando en el ámbito estatal y los bancos se centrarán principalmente en los clientes corporativos de su país".

Sin embargo, no todos los bancos del mundo están cayendo en este giro a la autarquía. Así, el medio económico destaca que JPMorgan Chase, Citigroup y Bank of America han asegurado que no frenarán su expansión global, mientras el banco francés BNP Paribas ha mantenido su presencia en EEUU y el hongkonés HSBC está reforzando su despliegue en Asia, al igual que las entidades japonesas, que necesitan de su actividad exterior ante el escaso margen de interés en su mercado.

Leer más: El coronavirus da un empujón digital a la banca: los canales online dan un salto generacional y se abren paso entre los clientes de más edad y las entidades se abren al teletrabajo

De hecho, las entidades que opten por regresar a su terreno natal se encontrarán un mercado cada vez más competitivo y en que escasearán las oportunidades de crecimiento, en un momento en el que los bajos tipos de interés reducen el número de mercados atractivos para el sector financiero. No obstante, algunos bancos consideran que este fenómeno reducirá la competencia.

Así, desde EEUU, el codirector de banca de inversión de Citigroup, Manolo Falco, ha destacado que la retirada de entidades europeas debilitará a sus competidores globales. En Europa, el jefe de banca corporativa de Deutsche Bank, Stefan Hoops, ha anunciado que han incrementado sus préstamos en EEUU a grandes compañías como Disney, mientras que el consejero delegado de la entidad aleman, Christian Sewing, ha asegurando que avanzarán allí donde retroceda su competencia.

Y además