Pasar al contenido principal

El negocio del reparto de comida a domicilio cambia sus protocolos de entrega para minimizar los riesgos de contagio por el coronavirus

Un repartido de Uber Eats transporta un pedido de comida a domicilio
REUTERS/Denis Balibouse
  • A pesar del cierre de las actividades de hostelería y restauración, los restaurantes podrán seguir entregando comida a domicilio por medio de plataformas como Glovo, Deliveroo, Uber Eats, Just Eat o incluso mediante su propio servicio.

  • Muchas de estas compañías han extremado las medidas de higiene y seguridad para evitar el contagio del coronavirus entre sus repartidores y también de cara a sus clientes.

  • La cadena Domino's Pizza ha decidido cerrar de forma inmediata sus tiendas físicas y su servicio de comida a domicilio, mientras que Telepizza ha cerrado sus restaurantes pero seguirá trabajando los pedidos a domicilio.

  • Así está impactando el coronavirus en el negocio de la comida a domicilio en España.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

El decreto del estado de alarma por el coronavirus anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, incluye el cierre de las actividades de hostelería y restauración, pero eso no significa la suspensión del negocio del reparto de comida a domicilio.

Varias cadenas de comida rápida han decidido seguir adelante con los pedidos, al igual que plataformas como Glovo, Deliveroo, Uber Eats o Just Eat, que han incorporado nuevas normas para sus trabajadores extremando las medidas de higiene y seguridad con el objetivo de evitar contagios.

Claro que la posición no es unánime, especialmente entre las cadenas de franquicias que cuentan con su propio sistema de reparto. Domino's Pizza, por ejemplo, ha decidido cerrar de forma fulminante tanto sus tiendas físicas como su servicio de comida a domicilio hasta nuevo aviso. "Es momento de permanecer en casa con los tuyos y cuidar de la seguridad de todos", explica la compañía en un comunicado.

El grupo Telepizza ha anunciado el cierre de todas sus tiendas propias en España pero seguirá sirviendo comida a domicilio con entregas sin contacto con los clientes, de manera que se garantice la seguridad de sus repartidores y los clientes puedan cumplir con las recomendaciones de las autoridades. 

Las medidas implementadas por Burger King para evitar el contagio del coronavirus son similares. La compañía ha explicado que sus repartidores están obligados a no quitarse los guantes ni el casco en ningún momento y entregarán el pedido en la puerta del cliente sobre un mantel de papel dentro de una bolsa sellada con el ticket.

Deliveroo, Glovo, Uber Eats y Just Eat cambian sus protocolos de entrega para garantizar el mínimo contacto posible

Glovo también ha decidido extremar las medidas de higiene y seguridad y ha implementado un nuevo proceso en la plataforma mediante el cual ha eliminado la firma al momento de recibir un pedido. Además, se ha instalado un sistema de bolsas precintadas para garantizar el óptimo embalaje de los encargos. 

Por otro lado, el repartidor dejará el pedido en la puerta del domicilio del usuario y tiene la obligación de mantener la distancia hasta que el mismo sea recogido. Al igual que en Telepizza, desde la compañía recomiendan el pago con tarjeta con el fin de minimizar el contacto. 

El equipo de Glovo explica además que proporciona guantes y mascarillas a sus repartidores y garantiza que dará soporte económico a aquellos que sean diagnosticados por el Covid-19.

Desde Uber Eats destacan que están trabajando para proporcionar material desinfectante a todos los repartidores y, con el objetivo de hacer más asequible el servicio, han eliminado los costes de envío en todos los pedidos que se realicen en España hasta el 3 de abril de 2020.

"Recuerda que puedes añadir una nota para que tu repartidor te deje el pedido en la puerta", han escrito desde Uber Eats vía correo electrónico a sus usuarios. 

Leer más: Uber Eats pide disculpas por su campaña que alentaba a pedir comida a domicilio por el coronavirus mientras las empresas de 'delivery' toman precauciones ante la crisis

Por su parte, Will Shu, fundador y CEO de Deliveroo, ha compartido el procedimiento que llevarán a cabo desde la compañía para velar por la seguridad de sus clientes, riders y restaurantes. 

Al igual que las anteriores, mantendrán su servicio a domicilio mediante una entrega sin contacto. 

Just Eat también ha enviado un correo electrónico en el que menciona la activación de un servicio con el que sus usuarios podrán solicitar que se les deje la comida en la puerta de su casa para evitar contacto con los repartidores con el objetivo de minimizar los riesgos de contagio.

 

 

 

 

Con el fin de contener la expansión del coronavirus el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado las medidas que contempla el estado de alarma.

Entre ellas destaca el cierre de las actividades de hostelería y restauración.

Sin embargo, los restaurantes podrán seguir entregando comida a domicilio por medio de plataformas como

Muchas de estas compañías han extremado las medidas de higiene y seguridad para evitar el contagio del coronavirus. 

No obstante, Domino´s Pizza ha decidido cerrar de forma inmediata, no solo sus tiendas físicas, sino también su servicio de comida a domicilio hasta nuevo aviso. 

"Es momento de permanecer en casa con los tuyos y cuidar de la seguridad de todos", destaca el equipo de Domino´s Pizza en un comunicado.

El grupo Telepizza también ha cerrado todas sus tiendas propias en España pero servirá comida a domicilio con entregas sin contacto para garantizar la seguridad y fomentar que los clientes cumplan con las recomendaciones de las autoridades. 

De la misma manera, han recomendado a sus franquiciados el cierre de locales, incluso en las comunidades en las que no sea de carácter obligatorio. 

 

Desde el grupo Telepizza han desarrollado un protocolo de entrega sin contacto mediante el cual los clientes podrán realizar sus pedidos a través de su página web o aplicación móvil y deberán pagar con tarjeta bancaria. La entrega la recibirán en la puerta de sus domicilios. 

 

Las medidas implementadas por Burger King para evitar el contagio del coronavirus son similares. Sin embargo, sus repartidores están obligados a no quitarse los guantes ni el casco en ningún momento.A pesar de que Papa Johns no recoge ninguna medida para luchar contra el coronavirus en su página web, sus empleados tienen la obligación de aceptar únicamente pagos con tarjeta y, al igual que Burger King, no pueden quitarse los guantes ni el casco en ningún momento. 

Y además