Pasar al contenido principal

Las personas con sangre tipo A pueden ser más vulnerables al coronavirus, según un estudio preliminar sobre 2.000 pacientes

sangre médico

  • Investigadores chinos han elaborado un estudio preliminar que afirma que los pacientes con sangre del tipo A son más propensos a contagiarse por el coronavirus, pero resaltan que todavía hace falta más trabajo para asegurarlo al 100%.
  • Por su parte, las personas con sangre del tipo 0 podrían ser más resistentes al Covid-19, aunque la muestra —de unos 2.000 pacientes— no es lo suficientemente grande como para establecer una ley de contagio.
  • "Si eres del tipo A, no hay necesidad de entrar en pánico. No significa que se infecte al 100%", ha precisado un experto del laboratorio de Tianjin al South China Morning Post.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Coronavirus

Las personas con sangre tipo A podrían ser más vulnerables a la infección por el nuevo coronavirus, mientras que aquellas con tipo 0 podría resistirlo mejor, según un estudio preliminar de pacientes chinos que contrajeron la enfermedad del Covid-19, conocido como Sars-CoV-2.

Investigadores médicos tomaron patrones de grupos sanguíneos de más de 2.000 pacientes infectados con el virus en Wuhan y Shenzhen y los compararon con poblaciones locales saludables. El resultado fue que los pacientes con sangre tipo A mostraban una mayor tasa de infección y tendían a desarrollar síntomas más graves, ha adelantado South China Morning Post.

Leer más: El Gobierno moviliza 200.000 millones de euros, el 20% del PIB, para crear un "escudo social y económico" contra el coronavirus

Cabe resaltar que esta afirmación no tiene por qué significar nada, según los propios investigadores. El equipo destaca que el estudio es todavía preliminar, que la muestra no es lo suficientemente extensa ni variada y que se necesita más trabajo e instalaciones para llegar a certeza.

"Las personas del grupo sanguíneo A podrían necesitar una protección especial [...] y un tratamiento más agresivo para reducir la posibilidad de infección", comunicó el equipo dirigido por Wang Xinghuan, director del Centro de Medicina Basada en la Evidencia y el Hospital Zhongnan de la Universidad de Wuhan.

Leer más: La Bat Woman china que identificó el SARS y el coronavirus en cuevas de murciélagos asegura que hay otros 5.000 tipos de virus esperando a ser encontrados

Por el contrario, el tipo 0 tenía un riesgo significativamente menor al resto de grupos. De 206 pacientes que habían muerto por Covid-19 en Wuhan, 85 tenían sangre tipo A, que es alrededor de un 63% más que los 52 con tipo 0. El patrón existía en diferentes grupos de edad y género.

El estudio, realizado por científicos y médicos de varias ciudades de China, no ha sido revisado por pares, por lo que los autores advierten que podría haber riesgos involucrados en el uso de la investigación para guiar las prácticas clínicas actuales.

Leer más: Así es el plan de choque para las empresas que acaba de aprobar el Gobierno para mitigar el impacto del coronavirus y tranquilizar a los mercados

Así lo opina Gao Yingdai, investigador del Laboratorio Estatal Clave de Hematología Experimental en Tianjin —que no participó en el estudio—, quien cree que podría mejorarse con un tamaño de muestra más grande. Es cierto que 2.000 sujetos no es un espectro pequeño, pero sí se ve algo eclipsado por la muchedumbre de infectados en el mundo, más de 180.000.

Otra limitación es que el estudio no da datos sobre por qué se produce este fenómeno, ya que los tipos de sangre varían en una población. Por ejemplo, en EEUU alrededor del 44% de la población es de tipo 0 y cerca del 41% es de tipo A, mientras que en Wuhan, que tiene una población de aproximadamente 11 millones, el tipo 0 es de 32% y la de tipo A es de 34%.

Leer más: De la suspensión de impuestos, facturas y alquileres a sueldos a cargo del Estado o créditos a las empresas: qué medidas han aprobado otros países en Europa para paliar el impacto económico del coronavirus

Los científicos aún no están seguros de cómo evolucionaron los diferentes grupos sanguíneos, aunque una teoría es que son una memoria genética de plagas. Otros argumentan que factores ambientales como la altitud, la temperatura o la humedad podrían haber jugado un papel para favorecer el aumento de ciertas poblaciones de tipo sanguíneo.

Gao, del laboratorio de Tianjin, precisa que el nuevo estudio "puede ser útil para los profesionales médicos, pero los ciudadanos comunes no deberían tomarse las estadísticas demasiado en serio". "Si eres del tipo A, no hay necesidad de entrar en pánico. No significa que se infecte al 100%", indicó el doctor.

Y además