El coronavirus podría provocarte una pérdida auditiva repentina e irreversible, pero los médicos no saben por qué

Sanitario frente al COVID-19 en Francia.

REUTERS/Gonzalo Fuentes

Las secuelas de la enfermedad COVID-19, a día de hoy, se desconocen en su totalidad. Aunque algunas de ellas empiezan a conformar el síndrome poscoronavirus.

Ni siquiera los síntomas que manifiesta la patología provocada por el SARS-CoV-2 son concluyentes. 

La mayoría de los contagiados necesitan pruebas PCR o de anticuerpos para determinar si han contraído o superado el COVID-19, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la agencia sanitaria de Estados Unidos que lidera la lucha contra la pandemia. 

De hecho, manifestaciones como las gastrointestinales o los síntomas neurológicos que se consideraban inusuales en el cuadro de diagnóstico del coronavirus, han pasado a estar en las listas de detección temprana de la Organización Mundial de la Salud y los CDC.

La vacuna de Oxford contra el COVID-19 produce una sólida respuesta inmune en personas mayores

Afecciones sensoriales como la pérdida de gusto y olfato puede ser uno de los síntomas del coronavirus que duren para siempre.

Pero aún faltan conclusiones que establezcan una clara relación entre el COVID-19 y una pérdida auditiva repentina. Hasta el momento, 5 casos de recuperados de SARS-CoV-2 tienen en alerta a la comunidad científica.

Estas son las conclusiones a las que han llegado algunos expertos.

Pacientes de entre 45 años y 60 años han perdido su capacidad auditiva tras superar el COVID-19, sin tener previas afecciones

La comunidad científica ha instado a evaluar a los pacientes para detectar una pérdida auditiva repentina tras recuperarse de la patología que provoca el SARS-CoV-2

"A pesar de la considerable literatura sobre COVID-19 y los diversos síntomas asociados con el virus, existe una falta de discusión sobre la relación entre COVID-19 y la audición", han señalado los autores de uno de los estudios relacionados publicados en British Medical Journal.

Uno de estos primeros casos fue un hombre de 45 años —"en forma", describen los autores en BMJ—, en Reino Unido. 

No sufría afecciones previas en el sistema auditivo, pero sufrió un COVID-19 grave tras ser hospitalizado a los 10 días de presentar síntomas del virus

Examen de oído.

Getty

La enfermedad, que normalmente toma 17 días en superarse, se extendió para el paciente a 30 días de intubación con una serie de complicaciones: embolias pulmonares, neumonía, presión arterial alta y anemia

Tras recibir remdesivirprimer y único tratamiento aprobado contra el COVID-19—, esteroides y plasma convaleciente, lo trasladaron fuera de la UCI. 

Una semana después, presentó un zumbido en el oído izquierdo y, seguido, una pérdida auditiva neurosensorial repentina. 

8 secuelas que podrían sufrir los pacientes asintomáticos de COVID-19, según alertan los expertos

Otro varón de 60 años de edad, sin enfermedades subyacentes, desarrolló sordera del lado derecho e hipocusia neurosensorial izquierda —sordera por daño al oído interno— tras una severa manifestación de la enfermedad. 

Asimismo, un hombre aparentemente asintomático de 52 años de edad, se presentó en el centro de salud con una pérdida repentina de la audición en su oído izquierdo, sin dolor, secreción, mareos ni vértigo.

"No presentaba las características típicas del COVID-19. Sólo una pérdida repentina de la audición. Además, ninguna prueba de laboratorio o radiológica anormal (excepto PCR positiva para COV-19) podía explicar la causa de dicha pérdida auditiva", señalan los investigadores en Science Direct.

Mientras, una mujer mayor en Tailandia, con hipoacusia neurosensorial, recibía atención primaria estándar, sin ningún cambio en la afección, según American Journal of Otolaryngology.

Algunos expertos creen que hay un vínculo entre la pérdida auditiva y el COVID-19, pero otros se muestran escépticos 

La pérdida de capacidad auditiva suele estar relacionada con problemas en los órganos sensoriales del oído interno, según el Instituto Nacional de Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación, de Estados Unidos (NIDCD, por sus siglas en inglés). 

Y, generalmente, afecta a un único oído.

Esta puede surgir tras una infección, traumas en la cabeza, enfermedades autoinmunes —en las que tu cuerpo se ataca a sí mismo—, exposición a ciertos fármacos, problemas de circulación sanguínea, desórdenes neurológicos y / o trastornos del oído interno. 

Una doctora de un hospital de Crémona (Italia), junto a un paciente infectado de coronavirus
Reuters

Sin embargo, a pesar de la incidencia y un posible vínculo, el COVID-19 no es la causa directa de la sordera

"No creo que este informe de caso haya dado ninguna evidencia de que exista una relación", ha señalado a Health Steven D. Rauch, director de la Visión Vestibular en Mass Eye and Ear.

Pero el estudio presentado en Science Direct, señala que la infección por COVID-19 podría tener efectos nocivos en la cóclea (conocido también como caracol), parte auditiva del oído interno.

Lo que necesitas saber para estar informado

Lo que necesitas saber para estar informado

¿Te gusta lo que lees?

Comienza tu día sabiendo qué piensan y qué les preocupa a los ejecutivos de las principales empresas del mundo con una selección de historias enviada por Business Insider España a primera hora cada mañana.

Recibe la newsletter

En consonancia, la revista médica BMJ señala: "A pesar del bajo número de investigaciones, es importante considerar la posibilidad de una relación entre COVID-19 y SSNHL [pérdida auditiva neurosensorial de aparición súbita]".

Hasta el momento, de acuerdo con los NIDCD, el tratamiento más común para esta afección con causa desconocida, son los corticoesteroides. Estos actúan reduciendo la inflamación e hinchazón. 

Además, fueron recomendados también por la OMS para medicar a pacientes con COVID-19, dado que son efectivos alentando al organismo a combatir enfermedades

En esta misma línea, Foteini Stefania Koumpa del University College London ha explicado a Health: "Tanto la inflamación como el aumento del estrés celular pueden jugar un papel aquí. Esto sugiere que el sistema inmunológico puede estar involucrado de alguna manera, por lo que el tratamiento temprano con esteroides es el mejor tratamiento disponible en la actualidad".

5 razones por las que el nuevo coronavirus es tan letal

Dicha mención a la reacción inmune podría estar relacionada con los desórdenes que el SARS-CoV-2 causa en las células inmunes de la médula ósea, o a explicaciones de la evolución de la enfermedad como la tormenta de citoquinas, que hace que el cuerpo se ataque a sí mismo. 

No obstante, otros expertos se muestran más escépticos asegurando que, de haber una relación, se esperarían cientos o miles de casos de pérdida auditiva repentina durante los últimos 6 meses, dice Oliver Adunka, profesor de otorrinolaringología en el Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio, EEUU.

Otros artículos interesantes:

Cuáles son tus posibilidades de contagiarte por coronavirus una segunda vez

23 formas en las que tu cuerpo se puede atacar a sí mismo hasta generar enfermedades sin cura

11 síntomas del coronavirus que pueden durar para siempre

Te recomendamos

Y además