Los trastornos neurológicos provocados por el COVID-19 afectan en su mayoría a hombres mayores, según una investigación

Hospital de Berlín durante la pandemia de coronavirus

Reuters

  • Una recopilación sobre los trastornos neurológicos provocados por el COVID-19 concluye que afectan más a los hombres con una edad media de 61 años. 
  • La investigación también encuentra que la parte más afectada es el lóbulo frontal y propone las anomalías encontradas en esa zona como un "posible biomarcador". 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"La actual pandemia de SARS-CoV-2 se asocia con numerosos síntomas y complicaciones de orden neurológico", avisaba ya un manual para profesionales elaborado por la Sociedad Española de Neurología en abril. 

El informe recuerda que tanto la epidemia del SARS (2002) como del MERS (2012) llevaron asociados algunos trastornos del sistema nervioso central y periférico, más frecuentes en la primera que en la segunda. 

Ahora, medio año después de que se informara de los primeros casos de coronavirus en China, empiezan a surgir los estudios científicos que detallan que los pacientes de coronavirus pueden llegar a padecer desde episodios de confusión hasta delirios. 

Un estudio publicado en Seizure: European Journal of Epilepsy ha recopilado los resultados de las principales investigaciones en esta área que analizaban el impacto del coronavirus en el cerebro mediante electroencefalografía (EEG). 

Todo lo que se sabe sobre los trastornos neurológicos relacionados con el coronavirus

El informe asegura que se han reportado complicaciones neurológicas en el 34.6% de los pacientes con COVID-19 severo que puede causar encefalitis, ictus, confusión, delirios, nauseas o dificultades de concentración.

En España, una investigación observacional publicada en la revista Neurology arroja cifras incluso más altas y asegura que más de la mitad de los pacientes ingresados por coronavirus han desarrollado trastornos neurológicos. 

Otro dato importante que arroja la recopilación recién publicada es que alrededor de dos tercios de estos pacientes (el estudio contaba con 620 pacientes en total) son hombres con una edad media de 61 años, mientras que la incidencia en los niños es mínima. 

Todo lo que tiene que ocurrir antes de que la población mundial pueda recibir una dosis de la vacuna contra el coronavirus

Los investigadores creen que en el caso de la COVID-19 este mal funcionamiento general puede producirse como resultado de una inflamación extensa del cerebro, o como consecuencia de una caída del riego sanguíneo, a causa del debilitamiento de los pulmones y del corazón.

Algunos estudios todavía sin revisar empiezan a explorar si la infección es provocada por el propio sistema inmune, ya que entonces se abriría una posible vía de tratamiento para evitar los trastornos neurológicos mitigando la reacción exagerada de defensa.

Un último patrón identificado por la recopilación es que la mayoría de las anomalías detectadas por el EEG parecen afectar al lóbulo frontal, encargado del razonamiento lógico y la toma de decisiones. 

Los autores del estudio aseguran que los trastornos en esta parte del cerebro parecen ser comunes en la infección por COVID-19, lo que les lleva a proponerlos como "un posible biomarcador". 

LEER TAMBIÉN: Isabel Sola, investigadora del CSIC: "Nuestras vacunas son tan competitivas y potentes como las que se están desarrollando a nivel internacional"

LEER TAMBIÉN: Todo lo que se sabe sobre la posibilidad de ser inmune al COVID-19 sin haber pasado la enfermedad

LEER TAMBIÉN: Algenex, la biotecnológica española que lleva años desarrollando una nueva forma de hacer vacunas a partir de insectos, podría ser la solución en futuras pandemias

VER AHORA: "Salir al mercado laboral ahora mismo no es una buena idea; los jóvenes deben seguir estudiando", aconseja este experto en Educación

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Medicina
  3. Enfermedades
  4. Ciencia
  5. Salud