Pasar al contenido principal

El coronavirus y la retirada de un préstamo de 115 millones del Gobierno británico provocan la quiebra de la aerolínea Flybe

2 aviones de Flybe en el aeropuerto de Manchester
Reuters
  • La aerolínea Flybe entra en quiebra debido a la caída de la demanda provocada por el coronavirus y a la retirada de un préstamo del Gobierno británico de 115 millones de euros.
  • Londres había anunciado una serie de medidas para apoyar a Flybe, que incluían un préstamo, la demora en el pago de impuestos y la reducción de tasas aéreas, pero el Gobierno británico decidió no llevar a cabo el préstamo por las quejas de las compañías rivales.
  • Se trata de la segunda aerolínea británica que quiebra en los últimos 6 meses, tras la desaparición de Thomas Cook Airlines, y la cuarta en 3 años.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Autoridad Británica de Aviación Civil ha anunciado este jueves que la aerolínea Flybe ha entrado en quiebra y que todos sus vuelos han quedado inmediatamente cancelados. Además, ha solicitado a todos los pasajeros con billetes para vuelos de esta compañía que no acudan a los aeropuertos "ya que los vuelos no van a realizarse", según se asegura en su cuenta de Twitter.

La quiebra de Flybe se atribuye en la prensa británica a la caída de la demanda provocada por la expansión internacional del coronavirus, como destaca Reuters. Además, la compañía tampoco ha podido sobrevivir a la retirada del préstamo de 100 millones de libras (unos 115 millones de euros) que el Gobierno británico había anunciado en enero pero que finalmente no llegó a realizar ante las quejas de sus competidoras, según The Telegraph.

Leer más: Estas fotos muestran cómo es viajar por el mundo en tren, autobús, barco y avión con el auge del coronavirus

Hace 2 meses, el consorcio que compró Flybe en 2019, formado por las aerolíneas Virgin y Stobart, anunciaron la inyección de 110 millones de libras (sobre 127 millones de euros) para intentar reflotar a la compañía de su precaria situación financiera. Además, el Gobierno británico presentó varias medidas de apoyo, que incluían el préstamo que finalmente no llegó a realizarse, la demora en el pago de impuestos y la reducción de tasas aéreas.

Flybe cuenta con 2.300 empleados y se encargaba de cubrir 119 rutas internas en Reino Unido desde sus bases en Exeter, Birmingham, Manchester y Southampton. De hecho, era hasta este jueves una de las aerolíneas regionales más grandes de Europa, que fue uno de los motivos por los que el primer ministro británico Boris Johnson anunció medidas en enero para evitar su bancarrota.

La quiebra de Flybe es la segunda de una aerolínea británica en menos de 6 meses desde la de Thomas Cook Airlines en septiembre y la cuarta en menos de 4 años, junto a las de Monarch en octubre de 2017 y la de Flybmi en febrero del año pasado. Además, es la primera compañía aérea en quebrar desde el inicio de la crisis del coronavirus, que ha provocado medidas de emergencia en sus competidoras y en empresas de todos los sectores.

Y además