Imágenes satelitales de Wuhan sugieren que el coronavirus podría haber empezado a propagarse en agosto, según Harvard

Residentes con mascarillas en un mercado callejero en Wuhan, China.
Residentes con mascarillas en un mercado callejero en Wuhan, China.
REUTERS/Aly Song
  • Imágenes satelitales de hospitales de Wuhan, China, y las búsquedas en internet, sugieren que el coronavirus podría haber empezado a propagarse en agosto de 2019, según una investigación de Harvard Medical School
  • El estudio apunta a que entre finales de verano y principios de otoño aumentaron tanto las visitas a los hospitales como las búsquedas en Baidu de síntomas que ahora se conocen típicos del COVID-19. 
  • Hasta el momento, el primer paciente hospitalizado databa del 17 de noviembre, y la investigación más reciente de sus orígenes lo situaba entre octubre y noviembre del mismo año. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Cintillo especial CoronavirusCintillo especial Coronavirus

Una nueva investigación de Harvard Medical School sugiere que, según las imágenes satelitales de hospitales en Wuhan y las búsquedas en internet relacionadas, el coronavirus podría haber empezado a propagarse en agosto de 2019

"Observamos una tendencia al alza en el tráfico hospitalario y el volumen de búsqueda que comienza a fines del verano y principios del otoño de 2019", sostienen los autores del estudio que defienden que, a pesar de la concurrencia con otras enfermedades como la gripe, síntomas más concretos asociados a la enfermedad como la diarrea aumentaron en las búsquedas significativamente.

El SARS-CoV-2, 4 veces más contagioso que el SARS de 200210 veces más mortal que la pandemia de gripe de 2009, se identificó en Wuhan, China, el 31 de diciembre de 2019

Hasta ahora, la última investigación que rastreaba los orígenes del virus situaba los primeros brotes entre octubre y diciembre del mismo año. Y el primer paciente hospitalizado, que se pudo relacionar con el COVID-19, del 17 de noviembre. 

Leer más: La OMS dice que es "raro" que las personas asintomáticas propaguen el coronavirus, pero los expertos en salud pública señalan que la realidad es más compleja

Los resultados del estudio apuntan a que entre los meses de finales de verano y principios de otoño, aumentó significativamente en un 67% el número de coches estacionados en 5 de los 6 hospitales diferentes de Wuhan respecto a 2018.

Asimismo sucedió con las búsquedas en Baidu con palabras claves asociadas a una enfermedad contagiosa

"En agosto, identificamos un aumento único en las búsquedas de diarrea que no se había visto en temporadas de gripe anteriores ni se reflejaba en los datos de búsqueda de tos. Si bien es sorprendente, este hallazgo coincide con el reciente reconocimiento de que los síntomas gastrointestinales (GI) son una característica única de la enfermedad COVID-19 y pueden ser la principal queja de una proporción significativa de los pacientes que se presentaban en el hospital", detallan los autores

Leer más: Dedos hinchados, ampollas y erupciones en la piel: los médicos comparten otros raros síntomas que el coronavirus provoca en algunos pacientes

Además, atribuyen sus resultados a las razones que confirman que surgió de forma natural  y no en un laboratorio —como ya se había contrastado y rechazado con anterioridad

No obstante, el estudio no ha sido revisado por pares y en sus propias conclusiones los investigadores reconocen que no pueden confirmar que el aumento del volumen de coches estaba relacionado con el nuevo virus. 

Aun así, John Brownstein, quien dirigió la investigación, aseguró a CNN que los datos que presenta el estudio son fiables, recalcando que la metodología ha sido empleada en otras investigaciones.

"Los datos en realidad son especialmente convincentes porque vimos aumentos de personas que buscaban enfermedades gastrointestinales, como la diarrea, y que aumentaban a un nivel que no habíamos visto en absoluto en la historia. Ahora sabemos que los síntomas gastrointestinales son realmente un indicador importante de COVID", sostuvo, agregando que es una creciente evidencia de que algo estaba sucediendo en Wuhan. 

LEER TAMBIÉN: La vitamina K podría jugar un papel importante en los casos más graves de coronavirus según un estudio: estos son algunos alimentos con los que incorporarla a tu organismo

LEER TAMBIÉN: Estos 4 virus son potencialmente mortales y la sociedad ha aprendido a convivir con ellos aunque no exista vacuna

LEER TAMBIÉN: El coronavirus acelera la transformación del sector alimentario: de una cadena de suministro globalizada a una más corta, integrada y flexible

VER AHORA: Manuel Terroba, CEO de BMW Ibérica: “La capacidad de conectarnos y comunicarnos con el cliente a través del coche será fundamental”