Pasar al contenido principal

Las residencias de mayores, en una situación crítica: "¡Necesitamos material de protección ya!". Ignacio Fernández-Cid, presidente de la Federación Empresarial de Atención a la Dependencia, hace un llamamiento desesperado a las Administraciones

Residencia Grupo Casablanca en Villaverde
  • Las residencias de mayores, especialmente en Madrid, están sufriendo la crisis del coronavirus de una forma dramática, debido a la vulnerabilidad de la gente de más edad y con patologías previas, la falta de material y la saturación de los hospitales, que impide que muchos infectados sean ingresados.
  • Según un recuento extraoficial de El País, el número de fallecidos en las residencias de mayores de Madrid supera los 50 y la situación se puede agravar en los próximos días.
  • Ignacio Fernández Cid, presidente de la Federación Empresarial de Atención a la Dependencia y director general del Grupo Casablanca, hace un llamamiento desesperado a las administraciones para que les proporcionen test individuales y material de protección para el personal que trabaja en estos centros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La situación en las residencias de mayores, especialmente en Madrid, está llegando a un nivel dramático, dado que las personas que viven en estos centros, como ya ha quedado demostrado, tienen un alto riesgo por su edad y sus patologías previas. Sólo en Madrid hay 425 residencias que acogen a 48.768 ancianos. Según un recuento extraoficial de El País, ya hay más de 50 fallecidos por coronavirus en estos centros.

Business Insider se ha puesto en contacto con Ignacio Fernández Cid, presidente de la Federación Empresarial de Atención a la Dependencia (FED) y director general del Grupo Casablanca, que gestiona 9 centros, casi todos en Madrid, y la situación que describe es desesperada. "Necesitamos urgentemente material de protección para nuestros trabajadores y también test individuales, puesto que, si no sabemos quién está infectado, no podemos tomar las medidas adecuadas", revela visiblemente preocupado. 

"Desde el principio, seguimos las directrices, tanto de la Comunidad de Madrid como del Ministerio de Sanidad, de no permitir visitas y tratar de retener a los mayores en los centros por la saturación de los hospitales, estando completamente alineados con el sistema público de salud", confiesa Ignacio Fernández. "Pero, con el paso de los días, nos hemos visto abandonados. El Gobierno requisa el material y no lo distribuye". Por si fuera poco, los hospitales apenas admiten los ingresos desde las residencias: "Deben tener un cuadro muy severo para que lo hagan y, a veces, ni aún así"

"Al principio, pagábamos cifras desorbitadas por ese material, precios que no te puedes imaginar, pero ahora ya ni eso; no nos llega", asegura el responsable del Grupo Casablanca. "Estoy mandando un SOS".

Leer más: Gel de manos, papel higiénico y comida: qué productos están racionando los supermercados en el resto del mundo para enfrentarse al desabastecimiento por el coronavirus

El presidente de FED admite que ya tienen positivos en varios centros y, en concreto, hay una situación urgente en el centro que el Grupo Casablanca tiene en Valdemoro, uno de los primeros focos de contagio en Madrid. Sin embargo, siguen sin recibir ayudas: "Me siguen pidiendo datos e información, ¡lo que necesitamos es material!". A pesar del confinamiento, el personal que trabaja entra y sale cada día, puesto que las personas mayores no pueden estar desatendidas y, sin el material adecuado, el riesgo de contagio es altísimo. "Y también para los trabajadores, la primera consecuencia es que muchos de ellos se están quedando en casa, por no contagiarse o por miedo a contagiar a los residentes", afirma Fernández-Cid.

También se queja de que esta crisis empiece a derivar en connotaciones políticas, sobre si hay demasiados centros privados de mayores: "Ese no es el debate ahora. Gracias al sistema privado estamos manteniendo a muchos mayores protegidos debido a nuestra gran capacidad de plazas". "Para colmo", revela, "desde los hospitales están llamando a nuestro personal para contratarlos porque no tienen gente con la suficiente preparación".

Aunque está en contacto constante con las administraciones, nadie le da una fecha sobre el suministro de material o test individuales, "nos mandan mucho ánimo, nada más".  Y las alternativas son inadecuadas: "El material que se trae de casa no es válido, lo que estamos haciendo es reutilizar material para salir del paso, pero no siempre es posible porque algunos objetos no aguantan tantas desinfecciones". 

No se atreve a dar cifras si el Gobierno no toma medidas urgentes para las residencias de mayores en los próximos días, pero sí lanza un pronóstico con seguridad: "Será catastrófico".

La Consejería de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid acaba de pedir la intervención del Ejército, según informa la Cadena Ser.

Y además