El coronavirus dejará de ser una pandemia en 2024 para convertirse en una enfermedad endémica como la gripe, aunque esto dependerá del grado de vacunación, dicen los directivos de Pfizer

test coronavirus

Albert Gea/Reuters

  • El Covid podría convertirse en una enfermedad endémica en 2024, según los ejecutivos de Pfizer.
  • Esto significa que el coronavirus no desaparecerá, sino que se convertirá en una dolencia protegida por la vacunación, como la gripe.
  • La llegada de este momento variará según el país, aunque los más avanzados en vacunación podrían llegar a este punto en los próximos dos años, asegura un alto directivo de la farmecéutica.
  • Descubre más historias en Business Insider España

El Covid se convertirá en una enfermedad endémica a partir de 2024, según han dicho este viernes los directivos de Pfizer.

Esto quiere decir que el virus pasará de ser una pandemia mundial a una presencia constante que provocará brotes regionales en todo el mundo de forma muy parecida a como lo hace hoy la gripe.

"Creemos que el Covid pasará a un estado endémico potencialmente en 2024", ha comentado al respecto Nanette Cocero, presidenta mundial de Pfizer Vaccines, durante un encuentro mantenido con los inversores de la farmacéutica este viernes recogido por la CNBC.

En concreto, el coronavirus alcanzaría el nivel endémico cuando las poblaciones tengan suficiente inmunidad gracias a las vacunas o a infecciones anteriores para mantener controlados los contagios, las hospitalizaciones y las muertes aunque el virus circule.

"Cuándo y cómo ocurra esto exactamente dependerá de la evolución de la enfermedad, de la eficacia con la que la sociedad despliegue las vacunas y los tratamientos y de la distribución equitativa de la misma a los lugares en los que las tasas de vacunación son bajas", ha comentado al respecto el director científico de Pfizer, Mikael Dolsten. 

Ómicron podría contagiarte más rápido que delta: hazte una prueba rápida unas horas antes de ir a una fiesta, recomiendan los expertos

"La aparición de nuevas variantes también podría repercutir en el desarrollo de la pandemia", ha añadido este experto.

Además, según Dolsten, el momento de la transición de Covid a un estado endémico podría variar de un lugar a otro.

"Parece que durante el próximo año o dos, algunas regiones harán la transición a un modelo endémico mientras que otras regiones continuarán en modo pandémico"

Los comentarios de los ejecutivos de Pfizer se producen en un momento en que EEUU lucha contra un aumento de los casos de Covid encabezados por la variante delta, mientras que la cepa ómicron se extiende rápidamente.

España, por su parte, casi ha duplicado los positivos en los últimos 7 días: de los 80.000 aproximadamente registrados hace un par de semanas a los más de 140.000 de esta.

Lo hace en mitad de una sexta ola que trae consigo a ómicron y, junto con esta cepa, la particularidad de que el incremento de contagios en esta ocasión no viene acompañada, por ahora, de un repunte significativo de ingresos hospitalarios. 

No abundan, sin embargo, razones para la relajación. 

Países del entorno como Reino Unido están ya marcando cifras récord en número de contagios desde que empezó la pandemia. 

Por otra parte, aunque los primeros informes que llegan de Sudáfrica, país que identificó a ómicron, apuntan a que, en efecto, los síntomas de esta cepa pueden ser algo más leves que las de variantes anteriores de coronavirus, estos mismos estudios invitan a la prudencia.

Por un lado, el escaso número de ingresos hospitalarios puede deberse también al hecho de que existe cierto desfase temporal entre el repunte de positivos y el de enfermedades graves, pues la enfermedad tarda unos días en complicarse.

Por otro, cabe pensar que algo estarán haciendo también las vacunas, aunque en el país africano el porcentaje de población vacunada es muy inferior al de países como España.

Estos mismos estudios sobre ómicron, además, apuntan a que las vacunas previenen enfermedades graves y muertes en un 70% de los casos con esta cepa, una cifra que se puede comparar con el más del 90% que ofrecían las vacunas contra variedades como delta.

Como respuesta, farmacéuticas como Pfizer se apresuran a desarrollar tratamientos complementarios como píldoras y aerosoles.

¿Es ómicron tan infecciosa como parece? Los científicos exponen sus mejores y peores escenarios sobre el futuro del virus

Su funcionamiento sería sencillo: una vez detectado el positivo, los propios médicos podrían recetar a los pacientes de inmediato unos tratamientos cuya principal misión sería ayudar al organismo a combatir los síntomas que produce la enfermedad.

Los primeros datos de Pfizer al respecto son esperanzadores. Variante ómicron aparte, su pastilla antiviral, según los primeros resultados del laboratorio, reducen el riesgo de enfermedad grave en cerca del 90%.

Por ello, Angela Hwang, presidenta del grupo de productos biofarmacéuticos Pfizer, quiso referirse también a este tipo de soluciones al afirmar que podrían convertirse en algo mucho más habitual a medida precisamente que la enfermedad se vuelva endémica. 

Se trata de un horizonte más o menos lejano todavía. Por ahora, Cocero espera que los países den prioridad a las dosis de refuerzo.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.

Etiquetas: EnfermedadesSalud, España, Ciencia, Estados Unidos, Empresa, Coronavirus