Pasar al contenido principal

Los bancos movilizan créditos preconcedidos a pymes y autónomos para amortiguar el impacto del coronavirus: las líneas abiertas alcanzan los 85.000 millones

Una mujer con mascarilla en Madrid por el coronavirus.
Reuters

  • Los grandes bancos españoles también ha comenzado a anunciar que abren líneas de créditos preconcedidos para pymes y autónomos por alrededor de 50.000 millones de euros. 
  • Banco Santander ha anunciado que moviliza una línea de crédito preconcedido por un importe total de 20.000 millones de euros a tipos pagaderos a un año. 
  • BBVA señala que tienen a disposición de pymes y autónomos créditos por un total de 25.000 millones de euros. 
  • Caixabank ha hecho lo propio con préstamos a 24 meses por 20.000 millones de euros. 
  • En el caso de Bankia, la entidad estima que movilizará 4.500 millones de euros para pymes y autónomos. Una cantidad que se ampliará hasta 42.000 millones teniendo en cuenta la financiación preconcedida a las familias. 
  • Sabadell, por su parte, ha movilizado a 3.400 agentes para negociar con empresas y autónomos con el objetivo de evitar anuncios de cierres o impagos en las próximas semanas
  • Descubre más historias en Business Insider España

La crisis del coronavirus más allá de ser un problema sanitario se ha convertido en un problema económico cuyo impacto final todavía está por definir. Analistas y organismos internacionales ya han alertado de que es necesario tomar medidas para evitar entrar en una gran crisis financiera como la vivida en 2008.

El Gobierno español ya ha anunciado que está trabajando en medidas económicas para familias y empresas con el objetivo de paliar el golpe mientras que la UE movilizará fondos por un total de 25.000 millones de euros. 

En este contexto, los grandes bancos españoles también ha comenzado a anunciar que abren líneas de créditos preconcedidos para pymes y autónomos. El objetivo es amortiguar el golpe que puede suponer esta crisis por la parada de la actividad derivada de las restricciones de grandes eventos, el cierre de colegios y las recomendaciones de limitar los movimientos. 

Leer más: El impacto del coronavirus va más allá de las bolsas: así puede convertirse en un problema para el mundo la gigantesca deuda global

Los expertos apuntan que el parón se notará en la grandes empresas, pero especialmente pueden tener problemas las pequeñas con menos herramientas de acceso a la financiación y más tensiones de caja. 

"Hablamos de que el 90% del tejido empresarial a nivel global son pymes", explica Massimo Cermelli, profesor de Deusto Business School, a Business Insider España, que señala que donde se notará más el efecto es en los países con un porcentaje mayor de estas pequeñas compañías. En España, se calcula que hay un 99% de pymes en el tejido empresarial

Para ello tratar de amortiguarlo se están lanzando una combinación de medidas públicas y privadas.

"Pondremos en marcha líneas de crédito y adoptaremos medidas para favorecer el cumplimiento de las obligaciones tributarias mediante aplazamientos y moratorias", dijo el presidente del Gobierno Pedro Sánchez el martes al hablar de las medidas en las que están trabajando enfocadas a estas empresas y que previsiblemente anunciarán este jueves 12 de marzo.  

Los créditos que movilizan los bancos 

En el caso de Banco Santander, la entidad ha activado un protocolo de ayuda a las empresas. De esta forma, va a poner a disposición de pymes y autónomos una línea de liquidez de este tipo de préstamos por un importe total de 20.000 millones de euros a tipos pagaderos a un año. El objetivo, apuntan, es garantizar la liquidez a corto plazo y evitar el cierre de negocios.  

“En estos momentos de incertidumbre, Santander quiere estar cerca de las empresas españolas, especialmente de las pymes, acompañándolas y buscando soluciones a sus posibles problemas. Por algo somos su banco, el banco de las empresas, para estar a su lado ante cualquier circunstancia", ha dicho Rami Aboukhair, consejero delegado de Santander España, en un comunicado. 

La compra de Banco Popular supuso para Santander una importante ampliación del negocio de banca de empresas, donde la entidad quebrada tenía un gran peso. 

Por su parte, CaixaBank ha anunciado que abre una línea de créditos de hasta 20.000 millones de euros con un plazo de hasta 24 meses. "Todas estas operaciones serán de tramitación inmediata, al no requerir documentación adicional", explica la entidad en una nota. 

CaixaBank estima que pueden acceder a ella unos 440.000 autónomos, 115.000 microempresas (el nombre con el que aglutinan a personas jurídicas que facturan hasta 2 millones de euros) y 52.000 pequeñas empresas (personas jurídicas con facturación de 2 a 10 millones de euros). 

Por su parte, BBVA explica que tienen disponible para pymes y autónomos líneas de disposición inmediata por un total de 25.000 millones de euros.  En este sentido, apuntan que los canales de la entidad permanecen operativos, tanto los digitales como las oficinas, para seguir en contacto con sus clientes. 

En el caso de Bankia, la entidad estima una línea de préstamos de  14.500 millones de euros para empress, pymes y autónomos. De estos, 4.500 millones son para las empresas más pequeñas y los trabajadores por cuenta propia. Según explican desde la entidad son préstamos preconcedidos y líneas de financiación disponibles por lo que se podrá acceder a ellas de inmediato. Una cantidad que se ampliará hasta 42.000 millones teniendo en cuenta la financiación preconcedida a las familias. 

Por su parte, Sabadell ha movilizado a 3.400 agentes para negociar con empresas y autónomos con el objetivo de evitar anuncios de cierres o impagos en las próximas semanas. Entre las medidas que barajan para ello están alargamientos de créditos, refuerzo de líneas de crédito para la actividad del día a día o periodos de carencia en pagos de cuotas. 

Y además