Pasar al contenido principal

La rápida propagación del coronavirus empuja a los hospitales madrileños hacia el drama del triaje: elegir qué pacientes viven y mueren como en Italia

qué es el triaje el protocolo de atención en urgencias para establecer la gravedad de un paciente
Hospital Carlos III de Madrid. Susana Vera/ Reuters
  • El número de afectados por el coronavirus en España asciende ya a más de 13.700 personas, aunque podría haber muchos más casos: Sanidad admite que, por ahora, no puede hacer pruebas a todos los sospechosos.
  • Solo en la Comunidad de Madrid hay más de 20.000 personas aisladas en sus domicilios con sospecha o positivo en coronavirus. Las autoridades intentan por todos los medios evitar el colapso de los hospitales ante la rápida propagación de los contagios.
  • La saturación de las unidades de cuidados intensivos ya ha llevado a los hospitales italianos a establecer sistemas de triaje propios de tiempos de guerra: los médicos eligen a quién tratar y a quién no en función de sus probabilidades de supervivencia, marcadas entre otros factores por el criterio de edad.
  • Los facultativos españoles alertan sobre la situación crítica ante los limitados recursos para hacer frente a la crisis y la posibilidad de que esas escenas se reproduzcan también aquí. Por eso, algunos profesionales piden protocolos claros para abstraer a los sanitarios de tener que tomar decisiones tan complejas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La pandemia del coronavirus avanza a ritmo de vértigo en España, donde ya se contabilizan más de 13.700 positivos y 600 fallecidos según los últimos datos divulgados por el Gobierno. Sin embargo, podría haber muchos más casos: Sanidad admite que, por ahora, no puede hacer pruebas a todos los sospechosos.

De hecho, en la Comunidad de Madrid hay más de 20.000 personas aisladas en sus domicilios con sospecha o positivo en coronavirus. Y mientras tanto los hospitales cada vez están más saturados: más de 5.700 personas permanecen hospitalizadas, con 744 contagiados en cuidados intensivos.

Por eso, el Gobierno subraya la importancia de obedecer las medidas impuestas con el decreto del estado de alarma que obliga a todos los españoles a permanecer en casa con el objetivo de minimizar el riesgo de nuevos contagios y ralentizar de esta manera la llegada de más pacientes a los hospitales. De ahí que sea tan importante no acudir a urgencias si se cree tener síntomas de coronavirus, sino llamar al 112 para dar el aviso.

Leer más: "Preparaos": los médicos italianos advierten por carta a Europa del impacto del coronavirus en los hospitales

La misión principal es evitar alcanzar la situación crítica de Italia, sumida en el total colapso sanitario. Allí los médicos de los servicios de urgencias y las unidades de cuidados intensivos, sobre todo en la región de Lombardía, se están enfrentando a un drama al tener que decidir a qué pacientes tratar y a cuáles no para racionalizar los recursos sanitarios.

Si la situación no mejora algunos médicos explican a Business Insider España que se darán situaciones similares aquí y, por ello, algunos facultativos instan a las autoridades a establecer criterios y protocolos claros que eviten a los médicos situaciones todavía más estresantes al tener que decidir qué pacientes viven a través de sistemas de triaje más propios de situaciones de guerra.

Qué es el triaje

Como recoge el documento de la Unidad de urgencias hospitalarias del Ministerio de Sanidad el triaje "es un método de trabajo estructurado que permite una evaluación rápida de la gravedad del paciente, de una manera reglada, válida y reproducible, con el propósito de priorizar el orden de atención médica y determinar el lugar y los medios que precise."

En otras palabras, el término triaje hace referencia al protocolo seguido en los servicios de urgencia para establecer la gravedad de un paciente.

El objetivo de esta metodología es identificar y priorizar a aquellos casos más graves.

Nivel de triaje en España y tiempo de atención

Para determinar el nivel de gravedad de un paciente, las urgencias en nuestro país siguen mayoritariamente las escalas MTS y el SET,  según datos del Ministerio de Sanidad.

Ambas metodologías clasifican a los pacientes en cinco niveles prioridad, asignando a cada uno de estos un color. A su vez cada prioridad marca los tiempos de espera hasta ser atendido por el personal médico.

Siguiendo esto se establece:

  • Rojo: emergencia: tiempo de atención inmediato.
  • Naranja: muy urgente: tiempo de atención 15 minutos.
  • Amarillo: urgente: tiempo de atención 30 minutos.
  • Verde: menor urgente: tiempo de atención 60 minutos.
  • Azul: no urgente: tiempo de atención 120 minutos.

Leer más: De la suspensión de impuestos, facturas y alquileres a sueldos a cargo del Estado o créditos a las empresas: qué medidas han aprobado otros países en Europa para paliar el impacto económico del coronavirus

Triaje en la Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid es una de las áreas más golpeadas por el brote de coronavirus en nuestro país, con 4.871 afectados en ella.

Los servicios de urgencias madrileños establecen un triaje similar al explicado:

  • Prioridad Roja: emergencia vital que será atendida inmediatamente ya que está en riesgo la vida.
  • Prioridad Naranja: urgencia grave que debe ser atendida en menos de 10 minutos.
  • Prioridad Amarilla: urgencia cuyo tiempo de asistencia se puede demorar hasta 1 hora. 
  • Prioridad Verde: situación poco urgente cuyo tiempo de atención se puede demorar hasta 2 horas.
  • Prioridad Azul: situación no urgente cuyo tiempo de asistencia se puede demorar hasta 4 horas. 

El triaje en las urgencias permite que la atención no se realice en función del orden de llegada, sino de la gravedad.

Para minimizar el riesgo de saturación del sistema, las autoridades sanitarias de la Comunidad recalcan que todas aquellas consultas catalogadas en prioridades verde o azul "posiblemente podría haber sido resuelto en otro nivel asistencial", es decir bajo cita ordinaria en el Centro de Salud.

El drama de los médicos en Italia: cómo decidir quién vive y quién muere

La saturación de las urgencias en Italia ante el elevado número de pacientes contagiados con el coronavirus está provocando situaciones dramáticas a diario, especialmente en la región de Lombardía, ya que los médicos tienen que decidir a quién tratar y a quién no con sistemas de triaje más propios de tiempos de guerra.

"No estamos acostumbrados a tomar decisiones tan drásticas", resume en declaraciones a Reuters Marco Resta, anestesiólogo de 48 años y subdirector de la Unidad de Cuidados Intensivos del Policlínico de San Donato, en Milán. El profesional explica que cuando una cama queda libre en la unidad de cuidados intensivos dos anestesiólogos, un especialista en reanimación y un doctor en medicina interna son los encargados de decidir qué paciente ingresará a la uci.

La edad y las patologías previas son factores importantes en este sistema de triaje. Pero también lo es tener una familia. "Tenemos que tener en cuenta si los pacientes mayores tienen familias que puedan cuidarlos una vez salgan de la UCI, porque necesitarán ayuda", explica Resta. Y si no hay posibilidades, dice, "tienes que "mirar al paciente a la cara y decirle 'todo va bien'. Y esa mentira te destruye por dentro", confiesa.

Leer más: Una enfermera de uno de los hospitales madrileños más afectados por el coronavirus explica que ir a trabajar es como ir a la guerra: "Tengo miedo de contagiar a mi bebé de 6 meses"

Resta explica que el 50% de los pacientes con coronavirus que están entrando en las unidades de cuidados intensivos en Italia están muriendo, una tasa de mortalidad especialmente alta en relación al 12 o 16% que suelen tener.

Una situación que ya se vivió en Wuhan y que amenaza con replicarse también en España. Por eso algunas voces urgen a las autoridades a establecer criterios claros que eviten a los médicos tener que tomar decisiones tan dramáticas en medio de una pandemia mundial.

"Cuando los criterios son solo de edad o de calidad de vida es preocupante. Si el único criterio es la edad, se llama ageísmo o discriminación en función de la edad", explica Javier Barbero, psicólogo adjunto en el Servicio de Hematología del Hospital Universitario La Paz de Madrid.

"Lo que planteamos es que la Comunidad de Madrid ha de convocar cuanto antes un comité de expertos clínicos y éticos para orientar la toma de decisiones", sentencia en declaraciones que recoge El Confidencial.

Un síntoma más de la magnitud de la crisis sanitaria y, sobre todo, de la importancia de quedarse en casa para minimizar al máximo el riesgo de nuevos contagios.

Y además