Las vacunas españolas se ensayarán en otros países debido a la baja incidencia del virus

Un hombre recibe la vacuna de AstraZeneca en Madrid

REUTERS/Sergio Perez

  • La vacuna española más adelantada podría empezar a probarse en ensayos humanos después del verano. 
  • Sin embargo, probablemente tendrán que ensayarse en otros humanos porque España tendrá poca circulación del virus. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El CSIC tiene tres vacunas en desarrollo contra el coronavirus. La más adelantada es la que se está creando en el laboratorio de Mariano Esteban, que estaría lista para comenzar ensayos en humanos después del verano. 

El proceso está pendiente de la aprobación de los organismos reguladores para empezar las pruebas con personas, pero no parece que vaya a ser posible realizarlas en nuestro país. 

España espera alcanzar la inmunidad de rebaño durante los meses de verano, lo que podría reducir la circulación de virus de forma considerable. Los ensayos en humanos necesitan que la posibilidad de infectarse sea considerable, para poder evaluar la eficacia real de la vacuna. 

La carrera de la investigación española para buscar la vacuna contra el coronavirus, desde dentro: "La ciencia es la que nos va a sacar de esto"

"Las oportunidades de infectarse de vacunados y no vacunados puede que sean mucho menores, por lo que vamos a tener que esperar periodos de estudio mucho más prolongados que los de ahora", advierte el catedrático de Microbiología de la UCM Emilio Bouza, según recoge Nius.

"Ese es un factor con el que hay que convivir", explicaba Sonia Zúñiga,  investigadora del Centro Nacional de Biotecnología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CNB-CSIC), en una entrevista con Business Insider España

"Es por supuesto una buenísima noticia desde un punto de vista epidemiológico y de salud pública, pero es un problema al que deben enfrentarse los ensayos clínicos", aseguraba.

Los adolescentes experimentan más efectos secundarios con la vacuna de Pfizer que los adultos: este gráfico muestra los más comunes

La investigadora ya señaló a este medio que para abordar este desafío se suelen hacer los ensayos clínicos a la vez en varios países, escogiendo por lo general aquellos con mayor incidencia. 

"Pongamos como ejemplo las vacunas chinas que, dado que la incidencia allí ha bajado mucho, están buscando colaboraciones para poder realizar los ensayos en otros países con mayor número de casos", explicaba.

"Utilizar España como base para una fase 3 parece inviable", reconoce en Nius también Vicente Larraga. "Habrá que buscar países donde la epidemia siga activa", advierte. 

Otros artículos interesantes:

La ciencia sigue sin saber cuánto dura la protección de las vacunas y los fabricantes ya preparan dosis de refuerzo

De la fuga en un laboratorio de Wuhan al salto natural desde los murciélagos: pruebas de cada teoría sobre el origen del coronavirus

Vacunar primero a los jóvenes puede tener sentido: varios expertos avalan el enfoque pragmático de Indonesia