El Corte Inglés busca a hacer frente a la crisis y pone a la venta inmuebles por valor de 3.000 millones de euros

El Corte Inglés

Reuters

  • La compañía ha encargado la operación a la firma inmobiliaria Jones Lang LaSalle (JLL), que ya ha identificado los activos que saldrán al mercado durante el 2021 y 2022.
  • Hace unas semanas, el grupo anunció el primer ERE de su historia que podría llegar a afectar a 3.500 empleados. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Corte Inglés sigue tratando de hacer frente a la crisis económica que asola el grupo: si hace una semana presentaba el primer expediente de regulación de empleo (ERE) de su historia y que podría llegar a afectar a hasta 3.500 empleados, ahora ha decidido poner a la venta activos inmobiliarios por 3.000 millones de euros, según detalla Cotizalia.

De acuerdo a a esta información, el consejo de administración de El Corte Inglés ha trazado un plan estratégico para adaptar su red comercial, su plantilla y sus activos a la nueva realidad económica provocada por el COVID-19.

De hecho, el grupo está inmerso en una estrategia de diversificación de servicios. Buen ejemplo de ello, es el acuerdo que se conocía ayer y por el que El Corte Inglés y MásMóvil se aliaban para lanzar un operador móvil virtual con el nombre de Sweno y ofrecer tarifas de fibra y móvil. 

La compañía, que ha declinado hacer ningún comentario sobre esta información a Business Insider España, habría contratado los servicios de la consultoría inmobiliaria Jones Lang LaSalle (JLL), que ya ha identificado los activos que saldrán al mercado durante el 2021 y 2022. 

El declive casi anunciado de El Corte Inglés: pierde más de 20.000 trabajadores en 14 años y se enfrenta al primer ERE de su historia

Entre estos inmuebles, según apunta el medio, estarían, entre otros, la Torre Titania, el antiguo Windsor, un edificio de oficinas situado en pleno paseo de la Castellana, alquilado actualmente a EY. Asimismo, el grupo tiene previsto desprenderse de la parcela de 13.000 metros cuadrados situado a al lado del gran almacén de Nuevos Ministerios. 

En esta misma línea, El Corte Inglés ha señalado como activos para ser traspasados varias naves logísticas, algunos de los seis edificios usados para oficinas propias, incluida la sede central de la calle Hermosilla, en Goya, y terrenos ubicados en Barcelona, Lisboa, Oporto, Móstoles y Coslada, entre otros. 

Los planes inmobiliarios del grupo que no llegaron buen puerto

En los últimos 5 años el grupo ha trazado 2 planes inmobiliarios y ninguno ha llegado a buen puerto. El primero, liderado por el entonces presidente del grupo, Dimas Gimeno, fue bautizado como Batman y fue encargado a Morgan Stanley, tal y como recogía en su momento Expansión.

Así, en abril de 2019, El Corte Inglés arrancaba Project Green. Así, el grupo distribuyó entre los potenciales interesados un documento que incluía 95 activos que había puesto en el mercado. El volumen de estos alcanzaba los 2.000 millones de euros, según explicaba Cotizalia

No obstante, la compañía sí cerró las ventas independientes de algunos centros comerciales en Madrid, como Parquesur y La Vaguada; Barcelona (Francesc Macià); Valencia (Colón); Bilbao (Gran Vía); Sevilla (Los Arcos), y Cádiz (Bahía Sur), por cerca de 530 millones de euros.

El impacto del COVID-19 en las cuentas de El Corte Inglés

A principios de 2020, el grupo había conseguido rebajar su deuda en más de 1.000 millones de euros empujada, en parte, por estas desinversiones inmobiliarias y a la venta de su división informática al grupo francés GFI y a la de la Óptica 2000, que pasó a manos del holandés Granvision.

Sin embargo, la llegada de la pandemia echó por tierra los esfuerzos por reducir su deuda: El Corte Inglés pidió nada más aparecer la pandemia un nuevo crédito de 1.300 millones con garantía del Estado, que elevó su pasivo a cerca de 4.000 millones, mientras el beneficio de explotación se hundía en picado por el cierre forzoso de los centros comerciales.

De acuerdo a la información de Cotizalia, el primer gran vencimiento bancario que tiene la compañía es en febrero de 2024, cuando debe repagar cerca de 1.000 millones a los bancos que le concedieron el último crédito sindicado de 2.000 millones, hace ahora un año. De ahí, la importancia de la ejecución de este nuevo plan de venta de activos inmobiliarios.

LEER TAMBIÉN: El Corte Inglés y MásMóvil lanzan Sweno: un operador móvil virtual de fibra y móvil

LEER TAMBIÉN: Los beneficios de Viajes El Corte Inglés se evaporan ante el parón turístico por la pandemia

LEER TAMBIÉN: La división de moda de El Corte Inglés, la más castigada por la pandemia con una caída de las ventas del 53%

VER AHORA: Tiempo para el 'rally' de Navidad en bolsa: los expertos dudan de si las alzas de noviembre pueden dificultar las subidas de final de año en los índices