El Corte Inglés refuerza su división de finanzas: el grupo ultima un plan para que su tarjeta pueda ser utilizada en otros comercios

El Corte Inglés

Reuters

  • La financiera de El Corte Inglés traza un plan para ampliar el margen de aplicación de su tarjeta de fidelización, la cual se utiliza para aplazar pagos en establecimientos del grupo.
  •  Ahora, el objetivo es que el producto, con 11 millones de titulares, se pueda utilizar para financiar compras en otros comercios fuera del radio de la compañía. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Corte Inglés busca ampliar el margen de actuación de su tarjeta de fidelización. De esta forma y según publica Expansión, la división financiera del grupo, controlada al 51% por Grupo Santander, transformaría el producto en uno universal que pueda utilizarse en cualquier gran superficie o comercio para fraccionar el pago de las compras.

La tarjeta de los grandes almacenes cuenta con más de 11 millones de titulares, lo que la convierte en la más popular de España. Actualmente con ella se puede aplazar pagos o financiar compras en establecimientos del grupo, incluidos Sfera, Bricor y Viajes El Corte Inglés y en ciertos establecimientos adheridos, especialmente gasolineras.

La operación cogería impulso y podría materializarse una vez pasado el verano. No obstante, fuentes de El Corte Inglés señalan que todavía no hay nada cerrado y que se trata solo de posibilidad de estudio. 

 ¿Cuáles son las funcionalidades de la tarjeta? 

La tarjeta, que nació en 1966, permite aplazar compras en establecimientos del grupo El Corte Inglés hasta 60 días sin intereses. Posteriormente, se cargan en la cuenta bancaria del titular el último día del mes siguiente. Por otro lado, el plástico también incluye la opción revolving, la cual permite tener una línea de crédito siempre abierta. En estos casos, el tipo de interés promedio que cobra es del 19,56% TAE.

Desde 2018, la financiera de la compañía comercializa entre los titulares de la tarjeta un préstamo para la adquisición de cualquier producto, sea o no de El Corte Inglés (hipotecas excluidas), que, según detalla el medio mueve unos 250 millones anuales.

Ahora, la premisa del grupo es hacer crecer esta división de negocio. Este nuevo enfoque vendría empujado por aprovechar las posibilidades comerciales que ofrece la normativa de pagos europea PSD2. Esta reglamentación permite a entidades que no son bancos instalar funcionalidades de pago asociadas al teléfono móvil a través de apps.

En marzo, la cadena de grandes almacenes llegaba a un acuerdo con el gigante de los pagos Mastercard para lanzar su primera tarjeta universal. De esta forma se conocía que El Corte Inglés llevaba en trámites con el Banco de España cerca de un año para convertirse en una entidad financiera.

En línea con lo anterior, hace unos meses se conocía que la compañía había registrado la palabra "Bitcor": juego de palabras que aúna la más popular de las criptodivisas y parte del nombre de la empresa. Esto podría ser el primer paso del grupo para adentrarse en el mundo de las criptomonedas. 

Otros artículos interesantes:

El Corte Inglés registra unas pérdidas históricas de 3.000 millones de euros tras deteriorar 2.500 por el impacto de la pandemia

El Corte Inglés y Ford, primeras compañías en España que se lanzan a vacunar a su plantilla

El Corte Inglés refuerza su oferta online de cosmética tras la irrupción de Zara Beauty y lanza un "espejo virtual" con los productos de L’Oréal