La fase 2 no alivia las tensiones de los grandes almacenes: El Corte Inglés reabre este lunes solo 2 de sus 10 centros más rentables

El Corte Inglés
Reuters
  • De entre sus centros más rentables de España, El Corte Inglés ha reabierto sólo los establecimientos de Bilbao y Las Palmas durante el cambio de fase.
  • Aproximadamente la mitad de la plantilla —unos 13.000 trabajadores— saldrán del ERTE esta semana.
  • Con 52 de sus casi 100 establecimientos en pérdidas, en las altas esferas del grupo circula la conclusión de que alguno de ellos acabará cerrando.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 
Cintillo especial Coronavirus

La fase 2 de la desescalada llega esta semana al comercio. Tras abrir a medio gas la pasada semana, a partir de este lunes las tiendas de más de 400 metros que alcancen este escalón podrán eliminar las restricciones de espacio; un alivio que solo tocará de refilón al rey de la distribución en España: El Corte Inglés. Solo 2 de los 10 centros comerciales con más beneficios subirán la persiana sin catenarias.

La compañía que preside Marta Álvarez aglutina los centros más rentables en Madrid y Barcelona. En el ‘top 10’ solo las tiendas de ValenciaMarbella, Bilbao y Las Palmas están fuera de las 2 capitales. Al quedarse la Comunitat Valenciana y la provincia de Málaga en fase 1, solamente los establecimientos de País Vasco y Gran Canaria relajarán el cepo impuesto por el Estado de Alarma.

Leer más: El Corte Inglés se prepara para dejar atrás el ERTE y abrir al 100% sus tiendas desde el próximo lunes en las provincias que pasen a fase 2

La división de centros comerciales de El Corte Inglés cerró la campaña 2018/2019 con un beneficio antes de intereses e impuestos (Ebit) de 289,3 millones de euros, según datos difundidos por El Confidencial. Con la mitad de los centros en pérdidas, los 10 primeros inmuebles aportaron 247,7 millones al Ebit anual. Bilbao (quinto) aportó unas ganancias brutas de 23,8 millones y Las Palmas (décimo) generó un beneficio de 14,5 millones.

La dependencia del gigante de la distribución de sus principales centros no pasó desapercibida para las agencias de calificación. En uno de sus informes, Standard & Poor's criticó la estacionalidad de las ventas, que se concentran en buena medida en la segunda mitad del año, y su dependencia de sus 10 centros más importantes.

Leer más: Qué les espera a los Amodio a su llegada a OHL: deuda, flujo de caja negativo y una posible ampliación de capital

De este modo, el consejero delegado de la organización, Víctor del Pozo, ya tiene en marcha el plan para tratar de reactivar las dos piezas del 'top ten' a pesar de que se mantendrá la prohibición de que los clientes permanezcan en las zonas comunes y el aforo estará limitado al 40% de su capacidad.

El Corte Inglés va a reincorporar a los empleados afectados por el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) aplicado por cadena durante la crisis del coronavirus a partir del lunes 25 de mayo, según adelantó Economía Digital. De esta forma, unos 13.000 trabajadores, la mitad de su plantilla, volverán a sus puestos a partir del próximo lunes.

Leer más: Los 'jefes' de los rastreadores del coronavirus revelan las técnicas que usan para que contagiados, sospechosos y escépticos colaboren: "Tenemos muy poco tiempo para ganarnos su confianza"

El resto de los empleados afectados por el ERTE, que incluía a 25.900 personas, se irán reincorporando progresivamente a sus puestos, según han informado fuentes de la cadena de distribución. 

La reapertura de los establecimientos conllevará una serie de cambios respecto a lo habitual antes de la crisis. Habrá mamparas de separación en las cajas, se obligará a mantener la distancia de 2 metros entre clientes y habrá distintos puntos de información para los usuarios, algo que ya sucede desde la pasada semana con la apertura de las tiendas con un espacio limitado de 400 metros cuadrados.

Leer más: El sector de lujo se lanza a por los clientes locales tras la caída del turismo chino para intentar mitigar la sangría de ventas

Temen el impacto del coronavirus en los centros menos rentables

La dependencia en sus centros más importantes tiene un impacto en el corto plazo claro, pero en la compañía se teme más al impacto a medio plazo. Con 52 de sus casi 100 establecimientos en pérdidas, en las altas esferas del grupo ya circula la conclusión de que es más que probable que el COVID-19 obligue a cerrar alguno de los centros en pérdidas que la empresa arrastra desde hace años sin lograr darle la vuelta.

La factura no alcanzará ni mucho menos el medio centenar de centros comerciales. "De ser necesario, se harán las cosas con la discreción con la que se acostumbra a trabajar en El Corte Inglés", explicaban fuentes internas hace algunas semanas a Economía Digital.

Leer más: Ryanair anticipa más recortes de plantilla por la crisis del coronavirus: la compañía calcula que sobran 600 pilotos y tripulantes de cabina en España

Las clausuras se afrontarían de manera escalonada en los próximos meses. De hecho, hasta 25 centros ya estaban inmersos en un plan que pretendía reformarlos o destinarlos a otros usos bajo el mando de la división inmobiliaria.

La otra alternativa prevista era convertir algunas superficies en outlet, pero el proyecto parece ir con retraso. La prueba piloto, el centro comercial de Arroyosur, se debía presentar al público entre abril y mayo, pero el coronavirus obligará a aplazar el estreno hasta prácticamente 2021, emplazan las mismas voces.

 

 Artículo original de Economía Digital

LEER TAMBIÉN: Los científicos de Oxford que trabajan en la vacuna contra el coronavirus dicen que ahora hay sólo un 50% de probabilidad de éxito porque el número de casos en Reino Unido disminuye demasiado rápido

LEER TAMBIÉN: He probado el Xiaomi Redmi Note 9S y si buscas autonomía y cámara decente a un precio ajustado, es el móvil perfecto para ti

LEER TAMBIÉN: La startup catalana Compettia bate su récord de ventas en la pandemia: BBVA, Samsung o Prada recurren a sus apps de juegos para formar a sus empleados durante el confinamiento

VER AHORA: La guerra de la que nadie habla: qué está haciendo la Oficina de Patentes y Marcas para impulsar la soberanía industrial española frente a potencias como EEUU o China