Pasar al contenido principal

La estrategia de El Corte Inglés para reducir deuda: vender activos inmobiliarios por 1.500 millones de euros

El corte ingles
El Corte Ingles
  • El  Corte Inglés estudia vender hasta 130 activos inmobiliarios no estratégicos, que suman más de dos millones de metros cuadrados, valorados entre 1.500 y 2.000 millones de euros.
  • Esta desinversión en activos inmobiliarios no estratégicos, entre los que hay terrenos, almacenes, superficies comerciales o plataformas logísticas, se convertiría en la mayor planteada en la historia de la compañía. 
  • El gigante de los grandes almacenes quiere deducir su deuda. 

El Corte Inglés avanza en la desvinversión inmobiliaria para reducir su deuda. El grupo de grandes almacenes quiere vender una cartera de hasta 130 activos inmobiliarios no estratégicos con una valoración que oscila entre los 1.500 y los 2.000 millones de euros. La desinversión en estos activos, que suman más de dos millones de metros cuadrados, se convertiría en la mayor planteada hasta la fecha por la compañía y tiene por finalidad avanzar en la reducción de su deuda. 

El ladrillo del que El Corte Inglés pretende desprenderse incluye una serie de activos no estratégicos que el grupo de distribución plantea trocear en paquetes. Entre ellos se encuentran naves logísticas, supermercados, oficinas y terrenos, según adelantó Expansión.

Lo cierto es que el grupo presidido por Nuño de la Rosa posee uno de los patrimonios inmobiliarios más grandes de España, valorado en más de 17.000 millones de euros. Así es que, con esta desinversión, El Corte Inglés pretende atraer capital inversor, en un intento por reducir su deuda y sanear su balance.

"El monto total obtenido con las operaciones de desinversión se destinará a reducir la deuda del grupo, lo que permitirá optimizar la estructura financiera de la compañía", señaló la compañía en un comunicado. A cierre de agosto, El Corte Inglés sumaba una deuda financiera neta de 3.652 millones de euros.

Leer más: Mercadona busca una meganave en Madrid para poder luchar contra Amazon, Carrefour y El Corte Inglés

Dependiendo de las ofertas que reciba, el grupo se reservará la posibilidad de reducir el tamaño de esta cartera. De hecho, El Corte Inglés ha encargado el análisis de esta operación a la división de Real Estate de PwC.

En línea con operaciones anteriores

No se trata del primer movimiento que el gigante español de los grandes almacenes efectúa en este sentido.  Este verano, El Corte Inglés cerró la venta de de sus centros de Parquesur y La Vaguada, en Madrid, a Unibail Rodamco, la mayor inmobiliaria europea. Cada una de las operaciones estuvo valorada en 160 millones de euros aunque la compañía continúa siendo inquilina de ambos inmuebles. 

También en verano, el grupo de distribución vendió dos de sus centros en Madrid, el de Princesa y el de Bilbao (Gran Vía) Inbest por 93 millones de euros, a lo que se suman dos locales en Valencia por 90 millones de euros. En la misma línea, el grupo de grandes almacenes, cerró la venta del 40% de Iberiafon, dueña de Torre Serrano en Madrid,  por 50 millones de euros a Infinorsa, que ya controlaba el otro 60%.

Lo más popular