Pasar al contenido principal

9 cosas que jamás limpias en casa… pero deberías

Aspiradora de hogar
Pixabay

La limpieza de casa tiene más trucos de los que cabría esperar. Aunque parezca que todo está limpio y reluciente, no es así: hay rincones que debes limpiar en profundidad aunque creas que no es necesario.

En concreto, hay 7 cosas que debes limpiar en casa de forma semanal, algunas de ellas bastante sorprendentes.

El suelo, el baño o las sábanas son tres de los elementos que todo el mundo sabe que hay que fregar de forma regular, pero ¿qué hay de los interruptores?

¿Estás seguro de que tu teclado no tiene miles de bacterias? Aquí van algunos consejos de limpieza que evitarán que cojas una infección con sólo limpiar algunos elementos de tu hogar una vez cada siete días.

Ya sabes: desinfectante, agua y a limpiar.

Cubos de basura

Cubo de basura
Getty Images

Como su propio nombre indica, el cubo de la basura suele estar lleno de basura, y por lo tanto de gérmenes de todo tipo y pelaje. Esto significa que, aunque vayas a seguir echando basura en él, también debes limpiarlo. De lo contrario acabarás regando tu casa con gérmenes.

Lo ideal es hacerlo con agua y lejía, el mejor desinfectante que existe. Recuerda que debes limpiar todos los cubos, incluidos los de plástico, papel y vidrio.

Lavavajillas

Lavavajillas
Pixabay

El lavavajillas lava los platos y los cubiertos, pero ¿quién lava el lavavajillas?

Tal vez pensemos que las altas temperaturas y los ciclos bastan para limpiar el lavavajillas, pero un reciente estudio ha revelado que el "entorno extremo" de este dispositivo ayuda a la "proliferación de microbios".

Los investigadores de la Universidad de Copenhague en Dinamarca, de Liubliana en Eslovenia y de Gante en Bélgica descubrieron varios tipos de bacterias y hongos tras analizar la goma de 24 lavavajillas. La edad del dispositivo, su uso previo y las condiciones del agua son factores que afectan a la abundancia de gérmenes.

Teclado y ratón

teclado ordenador
HobbyConsolas

¿Comes sobre tu teclado y ratón? Tanto si lo haces como si no lo haces, una vez a la semana debes coger trapo y desinfectante y limpiar todo tu espacio de trabajo. Te sorprenderá saber que un teclado puede llegar a acumular más bacterias que la taza del retrete, sobre todo si no lo limpias habitualmente.

Eso sí, ten cuidado cuando lo limpias. Recuerda no utilizar líquidos ni la aspiradora.

Almohadas

Almohadas
Pixabay

La mayoría de las almohadas están diseñadas para lavarse en casa pero no todo el mundo lo hace frecuentemente.  no debes lavarlas muy seguido pues podrían perder su forma.

Lavarlas con frecuencia es relativamente bueno ya que sobre ellas depositamos piel muerta, polvo, la saliva, restos de maquillaje, etc. Para la mayoría de la gente, no es un gran problema, dejando de lado el hecho de que ponen su cara cada noche en una almohada repugnante y sucia. Para gente con sistemas inmunitarios debilitados o que tienen alergias puede ser un factor irritante que les provocará noches de insomnio, irritación de la piel y congestión nasal.

Interruptores

Interruptor de la luz
Pixabay

Durante un día puedes tocar decenas de veces los interruptores de tu casa, a veces sin tener las manos todo lo limpias que deberías. Sorprendentemente es una de las cosas que a la gente se le olvida limpiar, pero es una de las claves para tener un hogar limpio.

Por lo tanto, no te olvides de pasarles un trapo la próxima vez que toque limpieza en casa.

Mandos a distancia

Mando a distancia
Pixabay

Al igual que ocurre con el teclado y el ratón, el mando a distancia acumula suciedad a raudales, sobre todo si lo manipulas mientras comes. No te olvides de limpiarlo de forma frecuente, incluso más de una vez a la semana.

El truco para limpiar el mando es hacerlo con un paño un poco húmedo y desinfectante, sin llegar a filtrar líquido entre los botones.

Frigorífico

Alimentos en la nevera
Pixabay

El frigorífico es el lugar de tu casa en el que guardas los alimentos que vas a comer, así que te conviene tenerlo excepcionalmente limpio. Y se ensucia, aunque no lo parezca.

De todo el frigorífico, el elemento que debes limpiar sí o sí todas las semanas es el cajón de la fruta y la verdura. Es un consejo de limpieza del hogar que quieres seguir, pues en él se acumulan más bacterias que en la taza del váter.

Ducha o bañera

Bañera
Pixabay

Este paso es clave: no olvides todas las semanas regar bien de lejía tu ducha o bañera. Que sea el lugar en el que tú te duchas no quiere decir que no acumule bacterias. De hecho también se ensucia en mayor medida que el retrete.

Si utilizas cortinas, también debes echarlas a la lavadora al menos una vez cada siete días.

Microondas y horno

Microondas
Pixabay - CCO Creative Commons

Al igual que en el caso del frigorífico, seguro que no quieres que el lugar en el que cocinas esté sucio. Eso aplica a toda la cocina, pero sobre todo a tu horno y microondas. Cocinar en ellos a alta temperatura no mata a la bacterias -como mucha gente cree- así que tienes que hacerlo tú.

En lugar de lejía, el truco para limpiar mejor esta parte de tu casa es hacerlo con agua caliente y vinagre.

Te puede interesar

Lo más popular