Pasar al contenido principal

6 cosas que puedes hacer para ahorrar impuestos de aquí a final del año

Cómo ahorrar en impuestos en el IRPF
Getty Images
  • Estamos en la recta final del año y, por tanto, es la última oportunidad para ahorrarte impuestos en tu próxima declaración.
  • Existen deducciones tanto a nivel estatal como a nivel autonómico que sirven para aliviar tu factura fiscal.
  • Así que, si quieres reducir tu carga impositiva, toma nota. Y, sobre todo, hazlo antes del 31 de diciembre.

Estamos llegando a la recta final del año. Las luces de Navidad están a punto de encenderse en todas las ciudades de nuestro país.

Es momento de echar la vista atrás y hacer balance de 2019 y prepararse para 2020, de disfrutar con nuestros amigos de las tradicionales cenas y de pensar en qué regalos vamos a hacer. Pero la recta final de año marca también los últimos retazos para ahorrar impuestos.

Tengamos en cuenta que lo hagamos después del 31 de diciembre de 2019 no lo podremos incorporar a la declaración de la renta que presentamos a partir de abril. Por eso, es momento de tomar las acciones correctas y pensar en reducir nuestra factura fiscal.

1. Aporta más dinero a tu plan de pensiones

Todas las aportaciones realizadas a tu plan de pensiones y las contribuciones realizadas a otros productos de previsión social son deducibles en el IRPF. El importe máximo de 8.000 € con el límite del 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas. Es decir, para una persona que tenga unos ingresos de 25.000 €, este límite sería de 7.500 €.

Las aportaciones a los planes de pensiones son la opción que más permite reducir nuestra factura fiscal de entre todas las posibles. De hecho, según la renta del contribuyente y del total de las aportaciones realizadas, es posible reducir la factura fiscal en hasta un 47%.

Leer más: Cómo saber si compensa aportar a tu plan de pensiones para desgravar

2. Amortiza tu hipoteca (si es anterior a 2013)

Antes de 2013, la amortización de la hipoteca por la vivienda habitual era la bonificación estrella para ahorrar en la declaración de la renta. Sin embargo, en 2012 se suprimió para las nuevas hipotecas firmadas a partir del 1 de enero de 2013, aunque no con carácter retroactivo. Esto quiere decir que las hipotecas concedidas antes de esa fecha siguen disfrutando de ella.

Esta desgravación permite reducir la base imponible en hasta un 15% de la totalidad de la deuda amortizada, hasta un máximo de 9040 € anuales. El ahorro fiscal máximo es, por tanto, de 1.356 euros. Por ejemplo, para una amortización anual de 3.500 euros, la desgravación que podrás incluir en tu declaración será de 525 euros. 

Además, si adelantes capital pagarás menos por tu hipoteca a largo plazo porque se reducirán los intereses. Eso si, recuerda que no siempre compensa adelantar parte de la hipoteca.

3. Haz aflorar pérdidas de tus inversiones

Una opción poco conocida es la de aflorar pérdidas de tus inversiones. La fiscalidad del ahorro permite compensar ganancias y pérdidas patrimoniales. A modo de ejemplo, si con una inversión obtuviste una minusvalía de 1.500 €, puedes compensarla con otra con la que hayas obtenido una plusvalía de 1.500 € para no pagar impuestos.

Esto no quiere decir que debas aflorar pérdidas solo cuando tengas otra inversión con beneficios. De hecho, puedes compensar las pérdidas hasta en los cuatro ejercicios fiscales siguientes.

Leer más: Cómo tributan los productos financieros en la declaración de la Renta

4. Invierte en empresas de reciente creación

Una deducción poco conocida es aquella que se concede a quienes inviertan en empresas de reciente creación. Los contribuyentes pueden deducirse el 20% de las cantidades satisfechas por la suscripción de acciones o participaciones en empresas de nueva creación.

El importe máximo de deducción es de 50.000  euros anuales. En total, la deducción máxima será de 10.000 euros.

5. Realiza donaciones a ONG

Las donaciones realizadas en favor de entidades sin ánimo de lucro son también deducibles en el IRPF. Estas entidades deben estar acogidas a la Ley 49/2002 de Régimen Fiscal de Entidades sin Fines Lucrativos y de los Incentivos Fiscales al Mecenazgo.

La deducción depende de la cuantía de la misma y de cuántos años se haya realizado la donación, del siguiente modo:

  • El 75% de la donación si es inferior a 150 euros.
  • Para el dinero que exceda esa cantidad, la deducción depende de si ya se ha realizado antes o no:
    • Para donaciones que se hayan realizado en menos de dos ejercicios fiscales, la deducción es del 30%.
    • Si la donación se ha realizado en dos o más ejercicios consecutivos, el porcentaje aumenta hasta el 35%.

El límite de la deducción es del 10% de la base liquidable del contribuyente.

6. Compra de material escolar

Al margen de las deducciones estatales, aplicables vivas donde vivas, existen algunas deducciones autonómicas que dependen de tu comunidad. Las más importantes son aquellas que se conceden por la compra de libros de texto y material escolar.

Las comunidades que en la actualidad ofrecen una deducción de este tipo son Asturias, Aragón, la Comunidad de Madrid, Extremadura, Castilla-La Mancha, Canarias, Baleares, Valencia y Murcia. En la mayoría de ellas se incluyen supuestos por familias numerosas, declaraciones individuales y conjuntas 

En cualquier caso, recuerda que todo lo que no hagas hasta el 31 de diciembre se incluirá en el próximo ejercicio 2020. Así que, si quieres evitar sustos fiscales cuando llegue la primavera, la recta final de año es el momento ideal para ponerte a ello.

Y además