Pasar al contenido principal

Así será la cotización de los autónomos en 2019

Cotización de los autónomos en 2019
rawpixel / unsplash
  • La base mínima de tributación subirá 5,36 euros mensuales, algo más de 64 al año.
  • Como contrapartida, estos profesionales tendrán mejores condiciones de paro y exención de la cuota desde el segundo mes de baja.
  • Dos de cada tres trabajadores por cuenta propia cotizan a la Seguridad Social por el mínimo legal, según datos de ATA.

La base de cotización es un elemento fundamental, dado que a través de la misma se establece cuánto deben pagar a la Seguridad Social tanto los empresarios como sus empleados. En el caso de estos últimos, dependiendo del importe que alcance aquélla, podrán beneficiarse de mejores prestaciones: pensión, baja, paro, etc. En esa dinámica quedan incluidos también los autónomos, pero con un sistema diferente y cuyas cifras se renegocian cada cierto tiempo.

En esa tarea han estado enfrascados durante largo tiempo el Gobierno y las organizaciones que representan a esos profesionales: la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos, la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos, la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores y la Confederación Española de Autónomos. 

Pasaban las semanas, las conversaciones se sucedían, pero el acuerdo no llegaba. De hecho, las tres propuestas que puso el Gobierno sobre la mesa para subir la cuota mínima de los autónomos no hacían presagiar un final feliz para los afectados.

La base de cotización de los autónomos en 2019

Sin embargo, para alegría -y casi hasta para sorpresa- de las personas que se dedican a la actividad por cuenta propia, ambas partes llegaron a un entente que, a tenor de las declaraciones, deja satisfechas a las entidades mencionadas.

De tal forma que la base mínima de cotización en los autónomos se elevará 5,36 euros al mes a partir del 1 de enero de 2019, lo cual implica un incremento de 64,32 euros para el conjunto del ejercicio.

La subida, por tanto, es la menor de las que se barajaron: del 1,25% para redondear una cotización para los empleados por cuenta propia del 30%, que se desglosa de la siguiente manera en coberturas obligatorias que hasta ahora eran voluntarias.

  • Contingencias comunes: 28,3%, un porcentaje similar al del Régimen General de la Seguridad Social.
  • Contingencias profesionales: 0,9%, que se encuentra por debajo de aquél.
  • Cese de actividad: 0,7%, muy lejos de la cotización por desempleo de los asalariados (7-8%).
  • Formación profesional: 0,1%, siendo también notoriamente inferior al del RGSS.

Como resultado, la base mínima de tributación para los autónomos en 2019 se marca en 994,35 euros y la cuota equivalente, en 283,3 euros. No obstante, en principio, se trata de un acuerdo de carácter temporal, puesto que la voluntad del actual Gobierno es que, a lo largo de 2019, los trabajadores que cotizan como autónomos comiencen a hacerlo tomando como referencia sus ingresos reales.

Los tipos de cotización de los autónomos en 2020, 2021 y 2022

En lo que se refiere a los ejercicios posteriores, los tipos de cotización se aplicarán de forma escalonada dejando estables las contingencias comunes y la formación profesional.

  • En 2020, las contingencias profesionales alcanzarán un tipo del 1,1% y el cese de actividad, del 0,8 para un total del 30,3%.
  • En 2021, las contingencias profesionales tendrán un tipo del 1,3% y el cese de actividad, del 0,9% (30,6% en conjunto).
  • En 2022, el tipo se fijará de manera definitiva.

Cabe recordar que el resultado de la negociación no es menor ni intrascendente, ya que dos de cada tres de estos profesionales cotizan por esa cifra de partida. Traducido a números significa que más de 2,1 millones de autónomos -de los 3,2 que operan en España- variarán la cuota que pagan a la Seguridad Social tras el citado acuerdo, según los datos ofrecidos por ATA.

Cuota mínima de los autónomos en 2019
NASTYA_GEPP7 Pixabay

La base de cotización de los autónomos societarios en 2019

Por su parte, los trabajadores por cuenta propia que no son persona física, o lo que es lo mismo, societarios -aquí te contamos cuáles son los tipos de autónomos que hay para saber cuál se adapta mejor a tu perfil- tomarán como referencia una base mínima de 1.214,08 euros y una cuota correspondiente a la Seguridad Social de 364,22 euros. Esos guarismos suponen 6,89 euros más al mes, es decir, 82,68 euros de aumento anual.

Los beneficios sociales para los autónomos en 2019

Si bien el incremento de la base de cotización para los autónomos es, finalmente, el menor de los negociados, la parte más ventajosa para ellos son las contraprestaciones que obtienen a cambio. De este modo, los empleados por cuenta propia tendrán derecho a nuevas coberturas sociales el año próximo, que son las que figuran en las próximas líneas.

  • El tiempo durante el cual el autónomo podrá cobrar el paro se extiende, así como se flexibilizan las condiciones para acceder al mismo y percibirlo.
  • Derecho a cobrar la prestación por accidente de trabajo o enfermedad profesional desde el primer día de baja
  • Mientras el profesional perciba la prestación por enfermedad o incapacidad temporal por contingencias comunes, el ingreso de las cotizaciones las abonará la Seguridad Social a partir del segundo mes de baja y hasta el momento del alta, es decir, que el implicado quedará exento.
  • Los profesionales por cuenta propia podrán exigir a la Seguridad Social o a la mutua que corresponda formación continua y reciclaje profesional.
  • Al objeto de facilitar la diferenciación entre el falso autónomo y el trabajador autónomo económicamente dependiente (Trade), éste último, cuando lo sea y pueda acreditar la condición de tal, debe comunicarlo de forma obligatoria a la Tesorería General de la Seguridad Social.
  • Dentro de los 24 meses posteriores a la prestación de baja por maternidad, las trabajadoras autónomas tendrán a su disposición una tarifa plana de 60 euros durante un año sin que sea exigible que cesen su actividad de forma previa para beneficiarse de ella.

Subida de la tarifa plana para los autónomos a 60 euros

La tarifa plana para las personas que se den de alta como trabajadores por cuenta propia, en cambio, se encarece. Así, el pago reducido vigente en la actualidad, que asciende a 50 euros y se alarga durante un año, -aunque en ciertas comunidades autónomas la tarifa plana que dura el doble- se elevará hasta los 60 euros. No obstante, tras los 12 primeros meses, las bonificaciones posteriores que se encuentran en vigor sí se mantendrán en 2019.

Los umbrales de la cotización por módulos se mantienen

Por otra parte, no está de más mencionar que, a pesar de que está fijada en la ley una reducción de los límites para que los profesionales por cuenta propia coticen por la fórmula de estimación objetiva, esa rebaja se pospone, como mínimo, durante un año.

Ello implica que el tope actual de 250.000 euros para los rendimientos íntegros permanece (frente a los 150.000 previstos para el 1 de enero de 2019), así como la facturación a otros empresarios o profesionales se queda en un máximo de 125.000 euros, difiriéndose el recorte a 75.000 euros. Es preciso subrayar, de nuevo, que de los 3,2 millones de autónomos que hay en España, más de 450.000 cotizan por el sistema de módulos.

En último lugar, respecto a cuándo se aprobará este paquete de medidas consensuado también con la Mesa de Diálogo Social, la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, aseguró que el Gobierno lo hará en el Consejo de Ministros previsto para el día 21 de diciembre o, a lo más tardar, en el que se celebrará una semana después, el 28, ya que habría margen para su entrada en vigor antes del 1 de enero, la fecha acordada para que así sea.