El COVID-19 aumenta la posibilidad de sufrir trastornos psicológicos y neurológicos, según un nuevo estudio

Mujer tosiendo con mascarilla
Getty
  • Las personas que han pasado el coronavirus tienen más riesgo de presentar trastornos neurológicos y psicológicos, según un nuevo estudio. 
  • La ansiedad ha sido el trastorno más común con una prevalencia del 17%, seguido por los cambios en el humor (14%). 
  • El riesgo de sufrir este tipo de patologías aumentaba si los pacientes habían requerido hospitalización o tratamiento en cuidados intensivos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las personas que han pasado el coronavirus tienen más riesgo de presentar trastornos neurológicos y psicológicos, según un nuevo estudio publicado en The Lancet. 

La investigación ha ahondado en las secuelas psiquiátricas y neurológicas que se han ido observando en las personas que han sufrido la enfermedad y que se manifiestan en una amplia variedad de patologías. 

El estudio ha analizado el historial médico de medio millón de pacientes de Estados Unidos y ha investigado sus posibilidades de desarrollar 14 trastornos como la ansiedad, demencia, infartos o hemorragias cerebrales. 

En total, el análisis revela que el 34% de los supervivientes de Covid-19 recibieron un diagnóstico de una enfermedad neurológica o psicológica en los seis meses posteriores a la infección.

Las dudas sobre los efectos secundarios de AstraZeneca siguen amenazando la vacunación: que está pasando exactamente

La ansiedad ha sido el trastorno más común con una prevalencia del 17%, seguido por los cambios en el humor (14%). 

El riesgo de sufrir este tipo de patologías aumentaba si los pacientes habían requerido hospitalización o tratamiento en cuidados intensivos. 

"La tasa aumenta progresivamente a medida que aumenta la gravedad de la enfermedad. Si nos fijamos en los pacientes que fueron hospitalizados, esa tasa aumenta hasta el 39%", afirma Maxime Taquet, académico de psiquiatría de la Universidad de Oxford y coautor del nuevo estudio, según recoge la CNN. 

Las afecciones como la apoplejía y la demencia tenían más probabilidades de deberse a las repercusiones biológicas del propio virus, o a la reacción del organismo a la infección en general.

Aunque por ahora no hay evidencia de que el virus infecte directamente el cerebro, sí que se ha demostrado que el COVID-19 tiene un impacto directo en este órgano. 

El gráfico que explica los factores de los que depende la inmunidad de rebaño: esta es la situación en España

Otra investigación reciente aventuraba que  el impacto puede estar inducido por los mecanismos que se ponen en marcha en el cuerpo en respuesta a la infección de coronavirus y que a veces provocan una inflamación exagerada conocida como "tormenta de citoquinas"

Los trastornos neurológicos del COVID-19 podrían ser el resultado de microrroturas y daños neuronales y, en consecuencia, los síntomas difieren en función de la región del cerebro afectada, explica el estudio. 

James E. Goldman, profesor de patología y biología celular (en psiquiatría), que ha dirigido la investigación, señalaba que los cambios observados en el cerebro durante su investigación "podrían explicar por qué los pacientes gravemente enfermos experimentan confusión y delirio y otros efectos neurológicos graves, y por qué aquellos con casos leves pueden experimentar niebla cerebral durante semanas y meses".

LEER TAMBIÉN: Un estudio en Israel aumenta las esperanzas al revelar que la vacunación protege también a los que no han recibido inyección

LEER TAMBIÉN: Un informe de la UE calcula que España habrá vacunado a casi el 60% de la población a finales de junio: la inmunidad de rebaño podría llegar antes de lo previsto

LEER TAMBIÉN: Desde los factores de riesgo hasta los interrogantes de las vacunas: un año de investigación sobre el COVID-19

VER AHORA: Clubhouse desata la guerra de los audios: todas las claves de la exclusiva aplicación que te permite conversar con famosos y expertos