El Gobierno regula la protección de los trabajadores frente al COVID-19: estos son los tipos de riesgos laborales que existen

Varias personas trabajan en una carpintería.

gettyimages

  • Ha traspuesto dos directivas europeas con medidas de protección frente al coronavirus en el trabajo. Pero hay muchos más tipos de riesgos laborales.
  • Físicos, químicos, biológicos ergonómicos, psicosociales, ligados a las condiciones de seguridad… Los riesgos para el trabajador son diversos y sus efectos también.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En los últimos tiempos (y es absolutamente normal) sólo se habla de las posibilidades que hay de contagiarse de COVID-19 en el espacio de trabajo. Sin embargo, son varios los tipos de riesgos laborales que existen y también diversos los efectos que estos pueden provocar.

Todo eso se repasará en este artículo, pero antes, la actualidad manda, y está marcada por el coronavirus. En el Boletín Oficial del Estado (BOE) del 10 de diciembre de 2020, el Gobierno de España publica una orden que “regula la protección de los trabajadores contra los riesgos laborales relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo”.

Es la trasposición de sendas directivas europeas que incluyen al SARS-CoV-2, síndrome que ha causado el brote del COVID-19, entre los agentes biológicos que son patógenos humanos conocidos y de cuya exposición se debe proteger a los trabajadores. Se han tenido en cuenta, explican desde el Ejecutivo, “datos epidemiológicos y clínicos actualmente disponibles sobre las características del virus, como sus mecanismos de transmisión, sus características clínicas y los factores de riesgo de infección”.

La orden muestra 33 medidas contra el coronavirus que, según el nivel de contención (2, 3 o 4), se marcan como ‘no necesarias’, ‘aconsejables’ u ‘obligatorias. Entre las que hay que tomar, sí o sí, cuando se alcanza el nivel 4 hay algunas destacadas: 

  • El lugar de trabajo deberá poder precintarse para permitir su desinfección.
  • El material infectado, animales incluidos, tendrá que manejarse en una cabina de seguridad biológica o en un aislador u otra contención apropiada.
  • El aire introducido y extraído del lugar de trabajo se filtrará mediante la utilización de filtros absolutos HEPA o similares. 
  • El lugar de trabajo se mantendrá con una presión negativa respecto a la presión atmosférica.

Tipos de riesgos laborales a los que se enfrentan los trabajadores

Hay algunos tipos de riesgos laborales unánimemente contemplados. Son los que se muestran, por ejemplo, en la página de Salud de la Junta de Castilla y León:

Riesgos ligados a las condiciones de seguridad

  • El lugar y la superficie de trabajo: el orden y la limpieza son los principios básicos que propician la seguridad y evitan la mayoría de los accidentes.
  • Herramientas: las más peligrosas son martillos neumáticos, taladradoras, motosierras, etcétera. Las principales causas de lesiones son debidas a su uso inapropiado, inadecuación de las mismas al trabajo a realizar, por estar defectuosas y por su almacenamiento incorrecto.
  • Máquinas: deben ser seguras (máquinas con el marcado CE); instalarse, utilizarse y mantenerse siguiendo las instrucciones del fabricante.
  • La electricidad y sus cinco reglas de oro:
  1. Cortar todas las fuentes en tensión.
  2. Bloquear los aparatos de corte.
  3. Verificar la ausencia de tensión.
  4. Poner a tierra y en cortocircuito todas las posibles fuentes de tensión.
  5. Delimitar y señalizar la zona de trabajo.
  • Los incendios: es importante la formación de los trabajadores, hacer simulacros y que cada uno sepa lo que tiene que hacer en una situación de emergencia como es un incendio.
  • Almacenamiento, manipulación y transporte: es preciso almacenar los materiales de forma correcta, evitando entrecruzamientos entre materiales y personas, manteniendo el puesto de trabajo ordenado y limpio y disponiendo de la materia prima necesaria para la jornada.
  • La señalización: la correcta señalización resulta eficaz como técnica de seguridad complementaria, pero no debe olvidarse que, por sí misma, nunca elimina el riesgo.
  • Trabajos de mantenimiento: deben realizarse por trabajadores que tengan la formación adecuada. Los trabajos de mantenimiento han de ser planificados, eliminado la realización de operaciones puntuales.

Riesgos físicos

Por supuesto, los físicos son unos de los riesgos laborales más importantes:

  • Ruido: las fuentes de ruido en la industria son numerosas, pero principalmente hay que destacar los trabajos en fundiciones, carpinterías, fábricas textiles, sector del metal, etcétera. Pueden provocar problemas de comunicación, disminución de la capacidad de concentración, somnolencia, alteraciones en el rendimiento laboral, sordera, taquicardia, aumento de la tensión arterial o trastornos del sueño.
  • Vibración: las máquinas, herramientas y vehículos que originan vibraciones pueden ser aviones, barcos, vehículos industriales, carretillas, tractores y maquinaria agrícola, maquinaria y vehículos de obras públicas, plataformas vibrantes y herramientas manuales rotativas y percutoras como moledoras, pulidoras, lijadoras, motosierras, martillos pescadores, rompe-hormigones… Entre sus efectos principales: lumbalgias, lesiones de muñeca, codo, calambres, hormiguillo o disminución de la fuerza de agarre.
  • Radiación no ionizante: es la radiación incapaz de producir fenómenos de ionización. Se clasifica en radiación ultravioleta (dermatitis en manos, cataratas, cáncer); infrarroja (quemaduras en piel y ojos, cataratas); láser (lesiones en retina, quemaduras), microondas y radiofrecuencias (aumento de la temperatura corporal.
  • Radiación ionizante: la radiación capaz de actuar sobre el cuerpo humano causando alteraciones de la célula y los tejidos.
  • Temperatura y humedad: las operaciones industriales que suponen condiciones severas de calor y humedad son, entre otras: fusión y colada de metales, hornos de caldera y combustión, forja y estampado en caliente, tratamientos térmicos, lavanderías industriales o trabajos al aire libre. 

Riesgos químicos

Las sustancias químicas penetran en el organismo principalmente por inhalación, absorción de la piel o ingestión. Los contaminantes químicos en los procesos industriales están presentes, sobre todo, en la pintura industrial; en la fabricación de abonos y plaguicidas; limpieza de instalaciones; combustión de hornos, calderas y motores; fabricación de plásticos y desengrasados de superficies metálicas.

Riesgos biológicos

Entre los riesgos laborales de tipo biológico están los seres vivos de origen animal o vegetal y todas las sustancias derivadas de los mismos, que son susceptibles de provocar procesos infecciosos, tóxicos y/o alérgicos en los trabajadores. Suelen transmitirse al ser humano por contacto directo con el agua, el aire, el suelo, los animales, las materias primas utilizadas en el proceso de producción, fluidos corporales contaminados (sangre, orina, etcétera). 

Y las actividades laborales más frecuentes de contaminación biológica son: hospitales, laboratorios, industria farmacéutica, agricultura y ganadería, tratamiento de aguas residuales, limpieza urbana, mataderos, industria alimentaria, industria de la lana y derivados, industria del curtido, industria del algodón, producción de abonos, trabajos en zoológicos o veterinarios.

Riesgos ergonómicos y psicosociales

La ergonomía trata de mejorar las condiciones adaptando el trabajo a la persona, teniendo en cuenta las características físicas y psíquicas de la misma. 

Los factores psicosociales pueden afectar la salud del trabajador: por ejemplo, la organización del trabajo, tanto en lo temporal (trabajo a turno, nocturno, etcétera), como los factores dependientes de la tarea (automatización, minuciosidad, apremio de tiempo, complejidad, rapidez o falta de identificación con la tarea). Los efectos principales de los riesgos laborales de esta índole son las alteraciones musculoesqueléticas, fatiga, alteraciones visuales o el estrés.

LEER TAMBIÉN: 13 trucos para organizar tu espacio de trabajo que pueden disparar tu productividad

LEER TAMBIÉN: Un transportista asegura que están haciendo jornadas de 15 horas durante la pandemia de coronavirus y critica la falta de cumplimiento de las medidas de prevención en grandes empresas

LEER TAMBIÉN: Se dispara el empleo tecnológico en España en 2020 y la demanda crece un 29,5% desde el inicio de la pandemia

VER AHORA: Javier Gándara, director general de easyJet para el Sur de Europa: “Nuestro gran reto es conseguir que volar vuelva a ser asequible para todos los bolsillos tras la crisis”