El 30% de las personas que sufren secuelas prolongadas de COVID-19 eran asintomáticos al principio de la infección

Test COVID-19.

REUTERS/Jason Cairnduff

  • El 80% de los pacientes que se recuperan del COVID-19, tienen uno o más síntomas persistentes. 
  • El 30% de ellos no tenían síntomas al inicio de la infección con el nuevo coronavirus, conforme a un nuevo estudio no revisado por pares. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un nuevo estudio acaba de evidenciar que es posible sufrir secuelas del COVID-19 a largo plazo tras una infección en origen asintomática

La investigación publicada en medRxiv sostiene que casi un tercio de los infectados con el SARS-CoV-2 que no presentaban síntomas en los primeros 10 días de la infección, reportaban secuelas hasta 60 días después. 

"Aproximadamente el 32% de los que informaron síntomas en el día 61+ en nuestro estudio, eran inicialmente asintomáticos en el momento de la prueba del SARS-CoV-2", discuten los autores del estudio aún no revisado por pares. 

E informan que el 27% de los individuos reportaron síntomas 60 días después del contagio. Es decir, hasta 2 meses más tarde. 

55 síntomas que pueden presentar el 80% de los pacientes con COVID-19 prolongado

El principal objetivo del estudio era evaluar los síntomas entre los primeros 10 y más de 60 días después de la infección con el SARS-CoV-2

Los autores contaron con un conjunto de datos de 1.407 personas, recopilados por la Universidad de California, Estados Unidos. Con un modelo predictivo, estimaron los transportistas a largo plazo del virus según la aparición y persistencia de los síntomas

El 27% de los pacientes reportaron síntomas persistentes 60 días después del contagio, con más probabilidades las mujeres de sufrir un COVID-19 prolongado.

No obstante, los hallazgos evidencian que los casos de transportistas a largo plazo pueden presenciarse en todos los grupos de edad, con personas de 50 a 59 años (± 20 años) que representan más del 72% de la muestra. 

11 síntomas silenciosos que indican que el coronavirus está atacando tu cuerpo

Estos representan diferentes grupos sintomáticos, que los investigadores clasifican en: dolor torácico y tos, disnea y tos, ansiedad y taquicardia, dolor abdominal y náuseas y dolor lumbar y dolor articular —afecciones que coinciden con el metaanálisis también publicado en medRxiv, que identificó 55 síntomas que sufrían los recuperados a largo plazo—.

Con estos hallazgos, los autores han insistido en que este tipo de pacientes representan un problema de salud pública muy importante y no existen pautas para abordar su diagnóstico y manejo. 

"Se necesitan con urgencia estudios adicionales que se centren en el impacto físico, mental y emocional de los sobrevivientes de COVID-19 a largo plazo que se convierten en transportistas de larga plazo", concluyen quienes denuncian que debido a una noción inherente de bajo riesgo de enfermedad aguda grave, los asintomáticos son monitoreados con menos frecuencia.

Otros estudios han evidenciado que los pacientes asintomáticos —que realmente sufren síntomas silenciosos de la enfermedad pueden sufrir anomalías limitadas a un pulmón, enfermedades cardíacas, e incluso depresión, ansiedad y confusión mental por las afecciones al sistema nervioso o la capacidad neuroinvasiva del SARS-CoV-2.

Otros artículos interesantes:

8 secuelas que podrían sufrir los pacientes asintomáticos de COVID-19, según alertan los expertos

14 tratamientos que te administrarán según cada etapa de COVID-19 en España, de menos a más grave

7 señales de que has pasado el coronavirus y no lo sabías