El plasma de pacientes recuperados muestra pocos beneficios en hospitalizados con COVID-19, según un nuevo estudio

Paciente hospitalizado de COVID-19.

REUTERS/Pascal Rossignol

  • La terapia con plasma convaleciente de pacientes recuperados no mejora significativamente el estado de salud de los hospitalizados por COVID-19. 
  • Ni reduce el riesgo de muerte o progresión a una enfermedad grave, según una investigación de The New England Journal of Medicine.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El plasma convaleciente no presenta beneficios significativos en pacientes hospitalizados de COVID-19, según un estudio publicado por The New England Journal Of Medicine

El tratamiento, que consiste en administrar anticuerpos de supervivientes de COVID-19, no mejora la situación de salud ni reduce la mortalidad en etapas avanzadas de la enfermedad frente a grupos que no reciben plasma. 

"No se observaron diferencias significativas en el estado clínico o la mortalidad general entre los pacientes tratados con plasma de convalecencia y los que recibieron placebo", concluye el estudio.

No obstante, este podría ayudar a los casos más leves de COVID-19.

La carrera por la vacuna del coronavirus está lejos de tener un ganador claro pese a los primeros resultados: estas son las opciones de AstraZeneca y Johnson & Johnson

Los investigadores asignaron al azar plasma convaleciente y placebo a un grupo de 333 pacientes. Estos, de media, empezaron a desarrollar síntomas a los 8 días de la infección. 

Unos 228 hospitalizados recibieron anticuerpos de recuperados. Mientras, los otros 105 pacientes un placebo como grupo de control.

30 días después de administrar el tratamiento, no se observaban diferencias entre los que no tenían estimulantes para su sistema inmunológico, y los que habían recibido el plasma de recuperados. 

"La mortalidad global fue del 10,96% en el grupo de plasma convaleciente y el 11,43% en el grupo de placebo", resaltan en sus resultados.  

Sin embargo, los títulos de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 tendieron a ser más altos entre los que habían recibido el tratamiento, 2 días después de la intervención. 

Un desglose diario de los síntomas del coronavirus muestra cómo el COVID-19 va de mal en peor

En agosto, el plasma convaleciente se presentaba como el próximo tratamiento a aprobar contra el COVID-19. 

Un estudio, publicado en The American Journal of Pathology, reveló que los pacientes que recibieron transfusiones de plasma dentro de las 72 horas de haber sido ingresados en el hospital, tenían un menor riesgo de mortalidad durante los siguientes 28 días.

De hecho, Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos concedió la autorización de emergencia a las terapias de plasma convaleciente para tratar el coronavirus.

En el presente, aunque los resultados sean más desalentadores, los investigadores destacan que es posible que sí que ayude a pacientes menos enfermos de COVID-19, según Reuters.

Mientras, para los casos graves del nuevo coronavirus se han de probar otras terapias basadas en anticuerpos, de acuerdo con el líder de la investigación, Ventura Simonovich del Hospital Italiano de Buenos Aires, Argentina. 

LEER TAMBIÉN: Trastornos neurológicos, pulmonares y cardiovasculares: las secuelas del COVID-19 a largo plazo que ya han identificado los científicos

LEER TAMBIÉN: Este chorro de plasma erradica el coronavirus de las superficies en tan solo 30 segundos

LEER TAMBIÉN: Los 10 tratamientos más prometedores contra el coronavirus que podrían ayudar a frenar la pandemia aunque no exista una vacuna

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música