El COVID-19 podría ser un tipo de enfermedad autoinmune, según un nuevo estudio

Un empleado de CureVac, trabajando con el prototipo de la vacuna contra el COVID-19.
Un empleado de CureVac, trabajando con el prototipo de la vacuna contra el COVID-19.

Reuters

  • Un nuevo estudio sugiere que en los pacientes con COVID-19 severo, el cuerpo produce anticuerpos que en lugar de atacar al virus invasor, atacan el sistema inmunológico y los órganos del propio paciente.
  • Estos "autoanticuerpos" se adhieren a proteínas cruciales involucradas en el reconocimiento, alerta y limpieza de las células infectadas con el coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El que una persona con COVID-19 desarrolle o no una enfermedad grave depende mucho de cómo reaccione su sistema inmunológico al virus.

El problema es que aún no se sabe porqué hay personas que acaban siendo pacientes graves y otros solo sufren síntomas leves o incluso son asintomáticos.

Pero un nuevo estudio de la Universidad de Yale que publica Science Alert ha revelado que en los pacientes con COVID severo, el cuerpo produce "autoanticuerpos". Es decir, anticuerpos que en lugar de atacar al virus invasor, atacan el sistema inmunológico y los órganos del propio paciente.

La investigación encontró que estos autoanticuerpos que se adherían a proteínas cruciales involucradas en el reconocimiento, alerta y limpieza de las células infectadas con el coronavirus.

Dichas proteínas incluyen citoquinas y quimioquinas, importantes mensajeros del sistema inmunológico, por lo que bloqueaban las defensas antivirales haciendo potencialmente más grave la enfermedad.

El panel de expertos de la FDA respalda la vacuna contra el COVID-19 de Moderna, allanando el camino para que los reguladores den luz verde a la candidata

No se sabe por qué algunas personas desarrollan estos anticuerpos, pero se han relacionado las infecciones virales con la aparición de algunas enfermedades autoinmunes.

A principios de este año, los científicos informaron que los pacientes sin antecedentes de enfermedades autoinmunes desarrollaron autoanticuerpos después de contraer el COVID-19. En estos estudios, se descubrió que los autoanticuerpos reconocían objetivos similares a los encontrados en otras enfermedades autoinmunes conocidas, como las proteínas que normalmente se encuentran en el núcleo de las células.

Estudios posteriores descubrieron que las personas con COVID-19 grave también pueden desarrollar autoanticuerpos contra los interferones, proteínas inmunes que desempeñan un papel importante en la lucha contra las infecciones virales.

En el estudio de Yale, los científicos buscaron autoanticuerpos en 170 pacientes hospitalizados y encontraron aquellos que podían atacar a los interferones y otros que podían interferir con otras células críticas del sistema inmunológico como las células asesinas naturales y las células T.

Lo que determina si una persona va a sufrir de COVID-19 severo depende de muchas cosas, y los autoanticuerpos no son la única causa, pero sí que pueden hacer que la persona que los tiene tenga deficiencias en su respuesta inmunológica durante la infección.

Comprender qué impulsa la producción de autoanticuerpos ayudará a los científicos a desarrollar nuevos tratamientos para esta enfermedad.

LEER TAMBIÉN: 6 aerolíneas y operadores de carga que triunfarán cuando las vacunas contra el coronavirus de Pfizer y Moderna estén listas para su reparto

LEER TAMBIÉN: 7 datos sobre los test de anticuerpos que debes saber antes de comprar uno para hacértelo en casa

LEER TAMBIÉN: El presidente de Regeneron asegura que los tratamientos con anticuerpos no pueden sustituir a una vacuna para el coronavirus

VER AHORA: Instagram incorpora las pestañas de Reels y Tienda en su nuevo diseño