Algunos supervivientes de COVID-19 están desarrollando diabetes: los expertos no saben por qué

BI
  • Los expertos han descubierto que algunos pacientes con COVID-19 están desarrollando diabetes de tipo 1 o 2.
  • No está claro si la diabetes podría ser un efecto secundario permanente de la infección por coronavirus.
  • Las personas con trastornos autoinmunes, prediabetes u obesidad tienen un alto riesgo de sufrir complicaciones por COVID-19.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Se sabe que la diabetes es un factor de riesgo para los casos graves de COVID-19.

Pero nuevas pruebas sugieren que lo contrario también podría ser cierto: algunos pacientes que se han recuperado de COVID-19 están desarrollando diabetes, incluyendo el tipo 1 y el tipo 2, según una investigación publicada en noviembre de 2020 en la revista científica Diabetes, Obesidad y Metabolismo.

A más de uno de cada 10 pacientes con coronavirus (14,4%) se les diagnosticó diabetes por primera vez tras recuperarse de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, según el análisis de 3.711 pacientes de ocho estudios diferentes. 

Los nuevos casos de diabetes podrían ser el resultado de la inflamación y los problemas de insulina relacionados con el COVID-19, según los autores del estudio, investigadores de varias universidades, incluida la Universidad McMaster de Canadá. 

Un nuevo estudio sugiere que el coronavirus podría llegar a afectar a la fertilidad masculina: esto es lo que se sabe

El COVID-19 podría agravar problemas de salud ya existentes, como la prediabetes, causando diabetes de tipo 2

Según el estudio, al menos en algunos de estos casos, podría ser que algunos de los pacientes del estudio ya tuvieran diabetes y no fueran conscientes de ello hasta que fueron hospitalizados por COVID-19. 

Pero las pruebas también sugieren que el COVID-19 podría ser suficiente para empeorar los problemas de salud metabólicos existentes y convertirlos en una diabetes de tipo 2 en toda regla, según el Dr. José Alemán, profesor adjunto de endocrinología de NYU Langone Health.

"Las situaciones de estrés conducen a niveles elevados de hormonas reguladoras que aumentan el azúcar en la sangre para ayudar al cuerpo a luchar contra lo que se está enfrentando, como una enfermedad o una lesión", dice Aleman a Insider. "Para las personas con afecciones subyacentes, eso puede ser suficiente para llevarlas al límite". 

Los anticuerpos monoclonales, la gran promesa contra el COVID-19, fracasan contra las variantes

Estas condiciones incluyen la prediabetes, la obesidad, la resistencia a la insulina o la presión arterial alta. Eso podría explicar la relación del virus con nuevos casos de diabetes de tipo 2, que se produce cuando las personas responden menos a la insulina.

Los expertos están más confundidos por los nuevos casos de diabetes de tipo 1

Lo que no está tan claro es la relación con los nuevos casos de diabetes de tipo 1. Mientras que la diabetes de tipo 2 se produce cuando las personas se vuelven menos sensibles a la insulina, la de tipo 1 ocurre cuando las personas no producen suficiente insulina, debido a la falta de unas células específicas en el páncreas llamadas células beta.

La mejor teoría que tenemos actualmente, según Alemán, es que el COVID-19 puede hacer que el sistema inmunitario reaccione de forma exagerada y destruya algunas de las células del propio organismo mientras lucha contra el virus. 

Los investigadores descubrieron que el coronavirus, o la respuesta inmunitaria del organismo a él, puede alterar las células beta del páncreas, lo que podría desencadenar la aparición de la diabetes de tipo 1. 

Las farmacéuticas están actualizando sus vacunas contra el COVID-19, ya que las mutaciones amenazan los esfuerzos para frenar la pandemia

Los pacientes con trastornos autoinmunes existentes, o los pacientes de edad avanzada con problemas del sistema inmunitario, pueden correr un riesgo especial. 

No sabemos si la diabetes relacionada con COVID es permanente

Sin embargo, aún no sabemos lo suficiente sobre la relación entre ambas enfermedades como para comprender plenamente el pronóstico a largo plazo de los pacientes. Es probable que al menos algunos pacientes tengan problemas continuos. 

"Creo que esta va a ser una de las complicaciones a largo plazo del COVID", advierte Alemán. 

Mientras tanto, recomienda que las personas con riesgo de padecer diabetes empiecen a tratarse ahora las afecciones subyacentes, como la obesidad y la hiperglucemia, como medida preventiva. 

"Es difícil de tratar cuando ya estás enfermo y en el hospital, y esto es una motivación para tratar esas condiciones ahora", señala. 

LEER TAMBIÉN: Isabel Sola, investigadora del CSIC: "Nuestras vacunas son tan competitivas y potentes como las que se están desarrollando a nivel internacional"

LEER TAMBIÉN: Algenex, la biotecnológica española que lleva años desarrollando una nueva forma de hacer vacunas a partir de insectos, podría ser la solución en futuras pandemias

LEER TAMBIÉN: Todas las diferencias que debes conocer entre la vacuna contra el coronavirus de Johnson & Johnson y las de Pfizer o Moderna

VER AHORA: Qué es Twitch y por qué está tan de moda