El coronavirus supera el millón de víctimas mortales: por qué la tasa de mortalidad sigue siendo un enigma para los científicos

Crematorio en Nueva Delhi, India.
Crematorio en Nueva Delhi, India.
REUTERS/Adnan Abidi
  • La tasa de mortalidad del coronavirus sigue siendo una de las incógnitas sin resolver de la enfermedad COVID-19.
  • Esta se explica comparando el número de fallecidos con el número total de infecciones, en un territorio y tiempo determinado. 
  • Según se ha propagado y afectado la enfermedad, la tasa de mortalidad varía entre países, grupos de edades e incluso género.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El porcentaje de personas infectadas con el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, que fallecen con la enfermedad, sigue siendo una incógnita. 

Este se conoce como tasa de mortalidad. Y se halla tras relacionar el número de personas fallecidas con COVID-19 y el total de contagios reportados del nuevo coronavirus, en un determinado tiempo y lugar. 

De ahí, el primero de los obstáculos con los que tropieza la comunidad científica: no se conoce el total de personas contagiadas con el nuevo coronavirus, debido al elevado número de asintomáticos y el escaso despliegue de pruebas.

Ahora mismo, los infectados son más de 33 millones y medio de personas a nivel mundial, 748.000 en España. Y el número de fallecidos ya ha superado el millón a nivel global, más de 31.000 en España —pudiendo duplicarse a finales de año, según el modelo predictivo del Gobierno de Estados Unidos—.  

Leer más: 8 secuelas que podrían sufrir los pacientes asintomáticos de COVID-19, según los expertos

Sin embargo, el incremento de estas pruebas para detectar COVID-19 o los anticuerpos producidos, así como los tratamientos que ayudan a la recuperación, empiezan a esclarecer la cifra.

"Si eres un paciente que se contagia con COVID-19 en 2020, preferirías hacerlo ahora que en marzo. (...) Somos mucho más conscientes de las posibles complicaciones y de cómo reconocerlas y tratarlas", explicita a Reuters el doctor Amesh Adalja, del Centro de Seguridad Sanitaria de la Universidad de Johns Hopkins en Baltimore, Maryland, Estados Unidos. 

Asimismo, puntualiza Mircea Sofonea, investigadora de la Universidad de Montpellier en Francia, donde la tasa se redujo en un 46%: "Ahora, estamos viendo un nuevo aumento en las hospitalizaciones y los registros en la UCI (unidad de cuidados intensivos), lo que significa que esta discrepancia está a punto de terminar". 

Mueren uno de cada 10.000 jóvenes, pero una de cada 6 personas mayores 

Hasta el momento, según la agencia, los expertos estiman que la tasa de mortalidad del nuevo coronavirus está entre el 0,5% y el 1%

Pero, si se tienen en cuenta las diferencias entre los grupos de edad —e incluso entre hombres y mujeres, según la teoría de los cromosomas— la tasa de mortalidad es notablemente incidente en los más mayores

"La tasa de mortalidad de las personas menores de 20 años es probablemente 1 de cada 10.000. Pero de más de 85 años es alrededor de 1 de cada 6", explica a Reuters el doctor Christopher Murray, director del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, Seattle, Estados Unidos. 

Lo que detalla por qué en marzo, en Alemania, se registraba una de las tasas de mortalidad más bajas del mundo.

Mientras, en mayo, en Suecia —donde no se han tomado medidas contra la propagación de la pandemianotificaba la tasa de mortalidad más alta del mundo

Leer más: Los expertos predijeron que la tasa de mortalidad por coronavirus disminuiría con el tiempo, pero se ha duplicado: aquí está el porqué ahora se mantiene en el 6%

Asimismo, los investigadores inmersos en dar con la clave señalan que hacer comparaciones entre países no tiene sentido —además de por los posibles fallos en las pruebas o diagnósticos—.  

Por ejemplo, en Estados Unidos, de abril a agosto esta pasó de 6,6% a 2% gracias al despliegue de pruebas y —posiblemente— nuevos tratamientos para aliviar los síntomas del nuevo coronavirus en lo que se aprueba una de las vacunas candidatas.

Junto a la protección a los grupos de riesgos, o medidas de seguridad no implementadas en dicho territorio nada más empezar a propagarse la pandemia de COVID-19. 

Cuando en España, según El Mundo y Expansión, ha pasado de mayo a septiembre de 4% a 4,2%, realizando más pruebas de COVID-19 y empleando algunos de los mismos tratamientos. 

LEER TAMBIÉN: Qué tienen de especial las mascarillas españolas del CSIC y por qué se han agotado en 10 días

LEER TAMBIÉN: Así vive y gasta su dinero Quim Torra: de ser el presidente autonómico con el mayor sueldo de España a inhabilitado por el Supremo

LEER TAMBIÉN: 8 secuelas que podrían sufrir los pacientes asintomáticos de COVID-19, según alertan los expertos

VER AHORA: Así va la carrera por las vacunas contra el coronavirus: cuándo estarán las primeras y en qué fase está la investigación en España

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Enfermedades
  3. Medicina
  4. Salud
  5. Trending
  6. Top