Los científicos están cada vez más cerca de clasificar al covid persistente como una enfermedad autoinmune

María Romero, una mujer con covid persistente, en Stamford, Connecticut. John Moore/Getty
María Romero, una mujer con covid persistente, en Stamford, Connecticut. John Moore/Getty
John Moore/Getty
  • El covid persistente parece cada vez más una enfermedad autoinmune, según los investigadores.
  • La investigación publicada hasta la fecha sugiere que un autoanticuerpo en particular puede provocar una inflamación dañina en los pacientes.
  • Estos anticuerpos atacan las propias proteínas del cuerpo y son un sello distintivo de muchas enfermedades autoinmunes. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los pacientes con covid persistente podrían obtener al fin una respuesta sobre por qué todavía están enfermos.

Los Institutos Nacionales de Salud estadounidenses anunciaron el miércoles que están iniciando un estudio de 470 millones de dólares (unos 400 millones de euros) para averiguar por qué los síntomas de covid persisten durante tanto tiempo entre muchos pacientes.

La investigación ya ha comenzado a centrarse en torno a una teoría: el virus puede desencadenar una reacción autoinmune que causa síntomas persistentes como fatiga, dificultad para respirar, pérdida del olfato, dolores musculares o niebla mental.

"No podemos decir con certeza que sea una enfermedad autoinmune por ahora, pero realmente está empezando a parecerlo", asegura a Business Insider John Arthur, investigador de la Universidad de Arkansas para las Ciencias Médicas.

En un estudio publicado este mes, Arthur y sus colegas sugirieren que algunas personas que contraen el covid desarrollan "autoanticuerpos" que atacan sus propias proteínas, un sello distintivo de muchas enfermedades autoinmunes. Ese proceso conduce a una inflamación que podría desencadenar en una covid persistente.

"Todas las piezas están encajando en cierto modo hasta ahora, pero todavía no hemos acabado de entenderlo", añade Arthur.

Si la teoría resulta cierta, tendría implicaciones para los tratamientos de covid. Ciertos medicamentos para la presión arterial, por ejemplo, podrían usarse para sofocar la inflamación. Y ya hay alguna evidencia de que las vacunas ayudan a aliviar los síntomas prolongados, tal vez porque las inyecciones ayudan a regular la respuesta de los anticuerpos.

Un autoanticuerpo en particular podría provocar inflamación en pacientes con covid persistente 

Un paciente recuperado de covid es monitoreado por un personal médico en el Departamento de Rehabilitación de Cardiología en Génova, Italia, en julio de 2020. Marco Di Lauro/Getty Images
Un paciente recuperado de covid es monitoreado por un personal médico en el Departamento de Rehabilitación de Cardiología en Génova, Italia, en julio de 2020. Marco Di Lauro/Getty Images
Marco di Lauro/Getty

Un tercio de los pacientes con coronavirus tienen al menos un síntoma persistente durante 12 semanas o más, según un estudio reciente que aún no ha sido revisado por pares. Los científicos tratan de responder a la pregunta de por qué sucede a veces durante más de un año

"Veo a muchos pacientes jóvenes con síntomas crónicos de covid y muchos de ellos ni siquiera han tenido problemas pulmonares antes de contraer la enfermedad", indica a Business Insider la doctora Dixie Harris, médica pulmonar de Intermountain Healthcare, en Utah. 

"Pasan de estar totalmente activos y correr maratones a tener que estar con oxígeno", añade.

Lo que los científicos saben es que cuando una persona se infecta su cuerpo desarrolla anticuerpos para neutralizar el coronavirus. Pero el sistema inmunitario de algunas personas identifica erróneamente esos anticuerpos como una amenaza externa a ellos mismos, por lo que producen autoanticuerpos para combatirlos. Ese parece ser el caso de muchos pacientes con covid persistente.

3 médicos españoles analizan las incógnitas que rodean a los casos de COVID persistente

El equipo de Arthur analizó muestras de sangre de 32 pacientes que donaron plasma a la Universidad de Arkansas y otros 15 que habían sido hospitalizados allí. Alrededor del 81% de los donantes de plasma y el 93% de los pacientes hospitalizados habían desarrollado un autoanticuerpo particular que inhibía sus enzimas ACE2. 

Estas enzimas sirven como puertos de entrada para que el coronavirus invada nuestras células, pero también son vitales para calmar el sistema inmunitario. Cuando no hay suficiente ACE2, el sistema inmunitario puede producir demasiada inflamación.

"Es básicamente la inhibición de esa enzima ACE2 lo que está obstruyendo el sistema", apunta Arthur, quien especifica que "es como si tuvieras un montón de pelos en el desagüe y el agua comenzara a acumularse en la parte superior".

Pero se necesitan más investigaciones para determinar con certeza si estos anticuerpos ACE2 causan el covid persistente. 

Los investigadores tampoco están seguros de si las infecciones graves producen más autoanticuerpos que las leves. Un estudio de mayo descubrió que sucedía eso, pero Arthur señala que el covid persistente también es común entre las personas cuyas infecciones fueron inicialmente leves.

Los científicos están considerando los medicamentos para la presión arterial como un potencial tratamiento 

Rosalee Jones, de Irvington, Nueva Jersey, tiene sus medicamentos diarios en el centro para personas mayores Home Sweet Home en Elizabeth, Nueva Jersey. Mike Derer/AP
Rosalee Jones, de Irvington, Nueva Jersey, tiene sus medicamentos diarios en el centro para personas mayores Home Sweet Home en Elizabeth, Nueva Jersey. Mike Derer/AP
Mike Derer/AP

El estudio de Arthur ofrece alguna evidencia de que los medicamentos utilizados para tratar la alta presión sanguínea podría resultar eficaz como tratamiento para el covid persistente. 

La ACE2 normalmente ayuda a regular la presión arterial al convertir una sustancia química que aumenta la presión arterial en una que mejora el flujo sanguíneo. El covid persistente puede prevenir ese proceso de conversión, permitiendo que el primer químico produzca niveles dañinos de inflamación. Pero los medicamentos para la presión arterial alta pueden mitigar esta respuesta inflamatoria. 

6 datos que diferencian un caso de COVID persistente de las secuelas que deja la enfermedad

El estudio de Arthur también sugiere que las vacunas podrían equilibrar los niveles de anticuerpos y autoanticuerpos contra el coronavirus entre los pacientes con síntomas persistentes. 

Una encuesta del Reino Unido de marzo, que no ha sido revisada por pares, encontró que el 57% de las personas con esta dolencia vieron cómo sus síntomas mejoraron después de vacunarse.

"Esa es una de las cosas que veremos en la siguiente etapa", afirma Arthur, quien explica que así se verá la relación entre la vacuna y la abundancia de estos anticuerpos ACE2.

Otros artículos interesantes:

400.000 personas se infectan cada año con coronavirus transportados por murciélagos, sugiere un estudio, cuyos hallazgos podrían ayudar a prevenir futuras pandemias

3 médicos españoles analizan las incógnitas que rodean a los casos de COVID persistente

6 datos que diferencian un caso de COVID persistente de las secuelas que deja la enfermedad

Te recomendamos

Y además