El creador de los bebés CRISPR, He Jiankui, sale liberado de una prisión china

El científico chino He Jiankui

REUTERS

Hace unos años, el científico chino He Jiankui afirmaba haber liderado la creación de los primeros bebés humanos modificados genéticamente: dos niñas gemelas cuyo ADN se había alterado para hacerlas inmunes al VIH mediante la técnica de edición genética CRISPR.

Esta herramienta molecular permite a los científicos editar algunas partes del ADN. Muchos investigadores han visto en esta técnica una oportunidad de evitar las enfermedades genéticas que se desarrollar en las personas. Pero otros lo han tachado de inmoral.

Los experimentos que supuestamente había llevado a cabo estuvieron en el punto de mira de la comunidad científica. Fue entonces cuando He, además de perder su empleo, fue condenado por un tribunal chino. La sentencia decía que había "violado deliberadamente" las normas médicas "aplicando la tecnología de edición de genes a la medicina reproductiva humana asistida".

El investigador ha pasado alrededor de 3 años en un centro penitenciario de China. En este tiempo está incluido el período en el que estaba a la espera de juicio.

Así es como se edita un bebé genéticamente mediante la revolucionaria técnica del CRISPR

Su puesta en libertad, que se ha dado esta semana, ha sido confirmada por personas cercanas. He Jiankui ha respondido: "no es conveniente hablar ahora", cuando MIT Technology Review se ha puesto en contacto con él para tomarle declaración.

Aún se desconoce si He volverá a ejercer su profesión, como investigador científico, en China u otro país. Personas cercanas al biofísico le han descrito como una persona idealista, ingenua y ambiciosa. De hecho, antes de que sus actos le pasaran factura, pensaba firmemente que su proyecto era digno de ganar un Premio Nobel.

El experimento no fue recibido con los brazos abiertos. Muchos científicos criticaron las pruebas diciendo que la modificación del genoma podría haber desembocado en graves problemas para las niñas. Pese a ello, desde que la noticia salió a la luz por primera vez, sigue abierto un gran debate en torno a este hecho.

Algunas personas rechazan los actos de He. Entendidos del tema incluso creen que aún no se ha hecho justicia. Pero otras personas piensan que el castigo que se le impuso fue demasiado grande para lo que había hecho. 

Otros artículos interesantes:

Crean un algoritmo que diagnostica más rápido que nunca las causas genéticas de enfermedades raras en recién nacidos

Esta tecnología de edición genética podría cambiar el futuro de la medicina y se empezará a probar en humanos en 2022: Pfizer ya ha apostado por ella

Gatos aptos para alérgicos: la 'tijera genética' CRISPR de esta empresa biotecnológica permitirá crear felinos hipoalergénicos

Te recomendamos