Pasar al contenido principal

El creador de Telegram acusa a WhatsApp de facilitar el espionaje con puertas traseras y dice que "nunca será segura"

Pavel Durov, creador de Telegram, en una conferencia del Mobile World Congress
Pavel Durov, creador de Telegram, en una conferencia del Mobile World Congress. Reuters

Pavel Durov, creador de Telegram, atacó recientemente a WhatsApp en un artículo de su blog. El ruso que enfocó Telegram con la idea de crear un sistema de mensajería lo más privado posible sentenció en su texto que “WhatsApp nunca estará seguro”.

Esta misma semana hubo una polémica de grandes dimensiones cuando se hizo público el agujero de seguridad en WhatsApp que permitía el acceso a los datos de más 1.500 millones de usuarios. La respuesta de Durov no se ha hecho esperar y advirtió que Facebook debería avisar a los usuarios de WhatsApp de que la plataforma no está ausente de software espía.

Durov sabe de lo que habla en estos temas, Telegram ha intentado ser bloqueado en Rusia tras las continuas críticas del gobierno a su fuerte encriptación y los problemas de las autoridades para acceder a las conversaciones de los ciudadanos. Dato que contrasta enormemente con las grandes filtraciones que se viven continuamente desde su competencia más directa.

Algunos de los comentarios más polémicos de Durov hicieron referencia al modelo de negocio de WhatsApp y afirmó que cambiar el modelo de privacidad podría hacerle perder mercado y fuertes enfrentamientos con gobiernos de distintos países O lo que viene a ser lo mismo, que el modelo de Facebook se basa en una laxitud que permita el espionaje. Pero no se detuvo ahí, llegó a insinuar que WhatsApp estaba obligado a tener puertas traseras por convenios con el FBI.

Leer más: Esta es la misteriosa empresa de seguridad israelí cuya tecnología supuestamente se esconde en el corazón del reciente hackeo masivo de WhatsApp

Con mayor o menor razón, lo cierto es que WhatsApp sigue siendo la aplicación de mensajería con más usuarios, pero la distancia entre ambas se va reduciendo de forma constante, y algunos días también espectacular, como cuando WhatsApp sufre otra caída. En la última ganó tres millones de usuarios en 24 horas.

En cuanto al funcionamiento, ambas tienen muchas similitudes en lo que permiten a nivel de conversación, creación de grupos, envío de contenido, etc. Las diferencias se dan en otros aspectos.

Mark Zuckerberg todavía no ha respondido a los comentarios de Durov y quizá no lo haga. Pero las críticas han convulsionado el sector y a pesar de la gravedad del asunto, lo cierto es que tampoco ha sorprendido a nadie. Algo que da qué pensar.

Y además