Pasar al contenido principal

Esta aplicación europea busca llevar los principios colaborativos a la gestión agrícola eficiente

Agricultura
Getty Images
  • La Comisión Europea impulsa una aplicación que informa a los agricultores sobre cómo mejorar sus cultivos -con indicaciones sobre cómo actuar de modo que la calidad del suelo no se vea afectada- gracias al conocimiento colaborativo.
  • El objetivo es luchar contra prácticas como el abuso de sustancias químicas, el sometimiento de los terrenos a cosechas a gran escala y el uso, de modo mucho más abundante, de sistemas de drenaje.

Imaginen aunar los principios colaborativos que subyacen a muchas redes sociales y modelos de negocio de la actualidad con un sector tan arraigado en nuestro ser como es el campo. Pues eso es precisamente en lo que están trabajando científicos europeos, bajo el marco del proyecto iSQAPER.

Se trata de una herramienta impulsada por la Comisión Europea (y que tiene participación española a través de la Universidad Politécnica de Madrid) que pretende informar a los agricultores sobre cómo mejorar sus cultivos -con indicaciones sobre cómo actuar de modo que la calidad del suelo no se vea afectada- y ofrecerles la opción de incorporar nuevos datos en un modelo de aprendizaje colaborativo.

"iSQAPER parte de la idea de utilizar los smartphones y las múltiples posibilidades que estos ofrecen en la actualidad para ayudar a los agricultores a mejorar la calidad de los suelos alejándose de prácticas habituales que pueden comprometerlos", dicen desde la universidad madrileña.

"Durante los últimos 20 años, los agricultores han visto cómo la demanda de productos para alimentar a la población mundial aumentaba y eso les ha llevado a emplear sustancias químicas, someter a los terrenos a cosechas a gran escala y usar, de modo mucho más abundante,sistemas de drenaje que, a largo plazo, han acabado por reducir la calidad de los suelos”, detalla Ana Iglesias, investigadora de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas de la UPM.

Leer más: Farming Simulator, el videojuego millonario sobre agricultura, arranca en el campo de los eSports

Ese deterioro de la calidad del suelo es algo de lo que los científicos han advertido en los últimos años, ya que, de no tomarse medidas, en el medio-largo plazo el suelo acabará perdiendo buena parte de sus nutrientes lo que se traducirá en cosechas mucho más reducidas que pueden poner en peligro la sostenibilidad de la alimentación mundial.

Para ello, la app permite a los agricultores introducir su localización y les proporciona datos sobre el terreno en el que están cultivando, como su salinidad, alcalinidad o si hay algunas amenazas que afecten a su calidad, como puede ser la erosión del agua.  “A continuación, la app les ofrece las soluciones más óptimas para cultivar ese terreno que incluyen desde las propias técnicas agrícolas hasta el empleo de diferentes sistemas de drenaje”, apunta.

Y, como decíamos, la participación de los propios agricultores es otra de las ventajas que presenta SQAAPP, ya que ellos mismos pueden introducir datos sobre sus terrenos que ayuden a otros agricultores a tener más información sobre cómo pueden mejorar la calidad de los suelos.

“La contribución de los usuarios en la creación de un banco global de conocimientos es otro de los pilares de esta app y del proyecto europeo que gira en torno a ella. Con los datos que nos aportan quienes de verdad están en contacto con el suelo podemos ofrecer una información mucho más amplia y precisa al resto de usuarios de la app, ayudando al  sector a seguir siendo competitivo en un mercado global en el que mejorar la calidad del suelo es fundamental para garantizar la calidad de la producción”, concluye Ana Iglesias.

Te puede interesar

Lo más popular