Pasar al contenido principal

Investigadores españoles desarrollan una aplicación de realidad aumentada que ayuda a evaluar la memoria espacial en enfermos con demencia

Realidad aumentada para evaluar la memoria espacial
UPV
  • La herramienta ideada por las universidades españolas reconoce el entorno en el que se está utilizando y el lugar en el que se dejaron los objetos. Puede ser usada tanto para ayudar en el día a día de los pacientes como para entrenamiento y diagnóstico de la memoria espacial.
  • Actualmente, ya ha concluido la primera fase, en la que la aplicación se ha evaluado en 55 personas. Durante este año, se llevarán a cabo otros dos estudios piloto con enfermos de Parkinson y Alzheimer, respectivamente.
  • En el futuro, los científicos quieren incluir otros sentidos, como el oído y el tacto, para evaluar la memoria espacial.

La memoria espacial a corto plazo es la habilidad que tenemos las personas de retener y recordar la localización de elementos durante periodos de tiempo relativamente breves y es la que influye a la hora de recordar dónde hemos dejado las llaves, un destornillador o unas gafas, por ejemplo.

Esta capacidad se ve afectada de manera grave en los enfermos de demencia y de Alzhéimer, con lo que una de las claves para mejorar su calidad de vida pasa por entrenar habilidades vinculadas a dicha memoria -siempre y cuando el enfermo no se encuentre en una fase avanzada de la enfermedad. 

Con el fin de evaluar mejor el grado de esa memoria espacial e incluso identificar de manera temprana alguna alteración de la misma, investigadores de la Universitat Politècnica de València y de la Universidad de Zaragoza han desarrollado una innovadora app de realidad aumentada.

Leer más: 23 jóvenes españoles de 35 años (o menos) llamados a liderar la revolución tecnológica

El dispositivo en el que está instalada la aplicación reconoce el entorno en el que se está utilizando y el lugar en el que se dejaron los objetos. Además, se puede llevar a casa del paciente y personalizarla con los objetos deseados. En el caso de utilizar la app para entrenamiento, podría ayudar a los facultativos a evaluar la memoria espacial a través de la búsqueda de elementos comunes en la vida diaria de estos pacientes, como unas zapatillas o un sombrero.

Entre las principales bondades de esta herramienta, destacan sus impulsores, está el poder realizar ejercicios de recuerdo sobre dónde se dejan las cosas en el hogar del paciente, es decir, en el contexto real donde las mismas dificultades aparecen. 

Actualmente, ya ha concluido la primera fase, en la que la aplicación se ha evaluado en 55 personas. Durante este año, se llevarán a cabo otros dos estudios piloto con enfermos de Parkinson y Alzheimer, respectivamente. “Las siguientes fases valorarán ir más allá con las posibilidades de las aplicaciones desarrolladas hasta el momento e involucrar otros sentidos, como el oído y el tacto, para evaluar la memoria espacial”, adelantan los científicos.

Te puede interesar