Robots que cogen las lechugas y agricultores detrás de la pantalla: un proyecto australiano presenta una granja "libre de manos" automatizada de cabo a rabo

Robot agrícola

Getty Images

  • Un proyecto australiano presenta una granja "libre de manos" plenamente automatizada, en la que la inteligencia artificial, los robots o los sensores inteligentes serán responsables de la producción agrícola.
  • La finca de 1.900 hectáreas demostrará la capacidad de este tipo de innovaciones tecnológicas para una industria más productiva y eficiente.
  • El próximo 14 de julio se celebrará el XVII Smart Business Meeting de Business Insider España sobre la industria de la alimentación y bebidas, donde directivos y expertos hablarán sobre las nuevas tendencias de consumo, los desafíos para el sector, el impacto de la digitalización en la cadena de valor o la sostenibilidad ambiental. Inscríbete en el evento aquí.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La innovación tecnológica no solo empapa smart cities, edificios inteligentes o nuevos modelos híbridos de trabajo: los robots también están llegando al campo para revolucionar la agricultura con inteligencia artificial, tractores autónomos, sensores que monitorizan los cultivos en tiempo real, drones o autómatas que recolectan ellos mismos las frutas y verduras.

El último avance viene de Australia, donde acaban de presentar la primera granja totalmente automatizada del país, con un coste de creación de 20 millones de dólares (unos 17 millones de euros), tal  como revela un informe de ABC News

Detrás del proyecto que podría sentar a los agricultores tras la pantalla y poner a los robots a recoger lechugas de forma incansable están los investigadores de la Universidad Charles Sturt en Wagga Wagga (Australia), en asociación con el Centro de Investigación Cooperativa de Agilidad Alimentaria.

Agricultura "libre de manos", el futuro de los cultivos que ya está aquí

La finca automatizada desarrollada en Australia mide 1.900 hectáreas y servirá como demostración de la capacidad de la robótica y la IA para una agricultura "libre de manos"

Entre las tecnologías expuestas hay presencia de drones, tractores robóticos, cosechadoras y sensores inteligentes para medir diversas métricas como las emisiones de carbono arrojadas a la atmósfera. La inteligencia artificial servirá para mejorar la toma de decisiones en torno a la siembra, el acondicionamiento y la cosecha.

"No pasarán muchos años antes de que la tecnología saque a los agricultores del campo y los sumerja en el mundo de la robótica, la automatización y la inteligencia artificial", dijo en el comunicado de prensa el director ejecutivo de Food Agility, Richard Norton. "La automatización total no es un concepto lejano, ya hay minas en Pilbara operadas completamente de este modo". 

Además, los investigadores también implementarán para la granja "libre de manos" un entorno ciberseguro de vanguardia para hacer frente a los riesgos emergentes de ciberseguridad en la producción de alimentos. Los sensores medirán las interacciones entre plantas, suelos y animales y en conjunto, robots, IA y algoritmos podrán asentar prácticas y modelos de sostenibilidad alimentaria basados en evidencias. 

Tecnología agrícola del futuro presentada en Australia.
Tecnología agrícola del futuro presentada en Australia.

Kathleen Calderwood/ABC News

La granja concebida para la automatización agrícola total ya opera a nivel comercial, y las primeras pruebas la mantendrán en funcionamiento durante la noche mientras los agricultores duermen.

No es el único invento reciente para propulsar un cambio en la manera de producir alimentos: las granjas verticales ahorran espacio en las ciudades, los invernaderos inteligentes pueden gestionarse con pocos recursos y las compañías de carne artificial están ahorrando muchas emisiones de gases de efecto invernadero arrojados a la atmósfera. 

En este aspecto, destacan documentos como el reciente informe de evaluación del ciclo de vida de la firma de sostenibilidad Quantis, que demostró que las hamburguesas de Impossible Foods crearon un 89% menos de emisiones contaminantes durante el proceso de producción con respecto a la cría tradicional de animales. 

En cuanto a la preocupación desatada por la posible pérdida de empleo ante la llegada de los robots, desde Interesting Engineering destacan que las estimaciones a corto plazo del Foro Económico Mundial muestran que la automatización creará 97 millones de puestos de trabajo, más de lo que desplazará. 

Además de que la automatización será un complemento y no una sustitución de todo el trabajo agrícola, algunos trabajadores podrían pasar del huerto a administrar el software de este tipo de granjas tras una pantalla.  

Otros artículos interesantes:

Proyecto Kulto: la startup gestada en un pequeño pueblo de Cantabria que quiere convertirse en el 'marketplace' de la agricultura de proximidad en toda España

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando comes lechuga todos los días

¿Sacar agua del desierto? Estos hidropaneles que usan indios navajos o granjas rurales australianas atrapan del aire 5 litros diarios sin electricidad