Científicos de Oxford modifican un 'superhongo' del Himalaya que podría emplearse para un nuevo fármaco de quimioterapia hasta 40 veces más potente que el compuesto natural

Hongo del Himalaya

Getty Images

  • Cordyceps sinensis es un hongo ampliamente usado desde hace siglos en la medicina tradicional china, descubierto por pastores hace 1500 años en las montañas de Tíbet.
  • Una molécula de este hongo del Himalaya alterado de forma química podría emplearse para un nuevo fármaco de quimioterapia hasta 40 veces más potente que el compuesto natural, aunque todavía se encuentra en una fase muy preliminar. 
  • El medicamento se trata del NUC-7738, y ha sido desarrollado por investigadores de la Universidad de Oxford en colaboración con la compañía farmacéutica NuCana. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Los hongos son una parte esencial de la medicina tradicional china, y uno de ellos atesora una molécula que podría revolucionar las quimioterapias del futuro gracias a su inmenso potencial anticancerígeno. 

Científicos de la Universidad de Oxford en colaboración con la empresa biofarmacéutica Nucana han desarrollado un fármaco para el cáncer derivado del hongo del Himalaya Cordyceps sinensis, también llamado hongo-oruga, que crece como parásito en los insectos y es común en las regiones montañosas del Nepal y el Tíbet, aunque sus reservas naturales han disminuido considerablemente.

Las tradiciones orientales como la china y la tibetana han empleado este hongo como hierba sanadora y sustancia afrodisíaca: entre sus posibles beneficios para la salud figuran la mejora del desempeño físico y la función sexual, la protección hepática y la atenuación del daño cardíaco, así como propiedades antiinflamatorias. 

Ahora la cordicepina, un compuesto derivado de Cordyceps sinensis y alterado de forma química, podría servir como nuevo fármaco para quimioterapia, según la investigación recientemente publicada en la revista Clinical Cancer Research.  

El medicamento derivado del hongo del Himalaya mata las células cancerosas con una potencia 40 veces superior al compuesto natural. El resultado ha recibido el nombre de NUC-7738 y, en comparación con los medicamentos de quimioterapia existentes, también resulta menos dañino para el cuerpo.

Todavía hay muchos peros y un largo camino por delante, ya que el fármaco está en las primeras etapas de desarrollo. 

Alteración química de la cordicepina para ser 40 veces más eficaz

Para desarrollar el medicamento los científicos tuvieron que resolver varios problemas: la cordicepina se degrada con bastante rapidez en el torrente sanguíneo, ya que una enzima conocida como ADA la descompone enseguida: apenas sobrevive minuto y medio en el plasma

Por otra parte, las células tienen dificultades para absorber el compuesto, debilitando la eficacia de la molécula contra las células tumorales. 

Para hacer posible el fármaco, NUC-7738 aprovecha una serie de ventajas de ingeniería para permitir que la cordicepina ingrese a las células independientemente de los transportadores de nucleósidos, mejorando sus capacidades anticancerígenas. 

También se diferencia de su contraparte natural en que está preactivado y resiste a la degradación en la sangre: cuenta con protección incorporada contra ADA. Sus modificaciones logran que las propiedades anticancerígenas sean 40 veces más potentes, dato que se extrae de los experimentos realizados in vitro con células cancerosas humanas. 

En el estudio se recogen los resultados preliminares del primer ensayo clínico en humanos de NUC-7738, que comenzó en 2019 y aún está en curso, positivos hasta el momento. Cuando se demuestre en profundidad la seguridad del fármaco y se defina el régimen recomendado para los pacientes del ensayo en Fase 2, se avanzará en su evolución clínica. 

Las muestras de tumores obtenidas de los ensayos clínicos de fase I en curso se utilizaron luego para probar su eficacia en humanos, y estos experimentos validaron los hallazgos anteriores. Los autores también concluyeron que tiene efectos secundarios tóxicos limitados. 

Otros artículos interesantes:

Tus próximas Adidas serán de micelio: así es Mylo, el cuero falso creado con hongos listo para arrasar en el mercado

Cesta, cuchillo y smartphone: las mejores aplicaciones para salir a buscar setas con tu móvil este otoño

7 incógnitas que aún quedan por resolver sobre el cáncer

Te recomendamos

Y además