Un equipo de científicos ha conseguido crear un nuevo fármaco que reduce el peso corporal hasta en un 20%

Báscula.
BrianAJackson

Getty Images

  • Un equipo de científicos de la University College London (UCL) han conseguido crear un nuevo fármaco capaz de reducir el peso corporal hasta en un 20%.
  • Este medicamento llamado semaglutida podría suponer un antes y un después en la lucha contra la obesidad.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La obesidad es un problema que se ha triplicado en los últimos 40 años, afectando al 13% de la población mundial, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, existen indicios de que los pacientes obesos tienen mucho más riesgo de desarrollar cuadros graves de COVID-19.

Y es que bajar de peso no es una tarea fácil, muchos optan por la vía rápida y costosa de la cirugía, mientras que los expertos recomiendan hacerlo de forma saludable y controlada gracias a una dieta equilibrada y ejercicio físico diario.

En cualquier caso, la ciencia sigue avanzando para crear métodos que faciliten esta tarea, como un nuevo fármaco llamado semaglutida capaz de reducir el peso corporal hasta en un 20% elaborado investigadores del University College London (UCL), según informa Independent.ie.

La obesidad aumenta los riesgos vinculados al COVID-19 y reduce la eficacia de una vacuna contra el virus

Se trata de un antes y un después en el mundo de la pérdida de peso y los problemas relacionados con la obesidad.

Para comprobar la eficacia de este nuevo medicamento, los expertos de UCL llevaron a cabo estudio que involucró a casi 2.000 personas con sobrepeso u obesidad de 16 países distintos.

La semaglutida actúa secuestrando el sistema de regulación del apetito del cuerpo en el cerebro, lo que reduce el hambre y la ingesta de calorías.

En qué consiste la dieta mediterránea y por qué es tan popular

Los resultados fueron más que reveladores, ya que más del 35% de los participantes llegaron a perder un quinto de su peso corporal, con un promedio de 15,3 kilos, tras ingerir una dosis de 2,4 mg de semaglutida o un placebo equivalente semanalmente mediante una inyección debajo de la piel.

“El 75% de las personas que recibieron semaglutida perdieron más del 10% de su peso corporal y más de un tercio perdieron más del 20%", explica Rachel Batterham, jefa del Centro de Investigación de la Obesidad de la UCL y una de las principales autoras del artículo. "Ningún otro medicamento se ha acercado a producir este nivel de pérdida de peso, por lo que realmente cambia las reglas del juego".

Pero la cosa no queda ahí, puesto que además este medicamento tuvo grandes implicaciones en la reducción de factores de riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes, como el azúcar en sangre, la presión arterial o la mejor calidad de vida en general.

Lo que comes puede tener un impacto directo en tu descanso y dormir mal te lleva a comer peor

“Este es un avance significativo en el tratamiento de la obesidad", cuenta John Wilding, profesor de la Universidad de Liverpool y uno de los investigadores principales del estudio. "La semaglutida ya está aprobada y se usa clínicamente en una dosis más baja para el tratamiento de la diabetes, por lo que los médicos ya estamos familiarizados con su uso".

Con pruebas suficientes de que este fármaco podría reducir considerablemente el peso corporal de las personas con obesidad, ahora sus máximos exponentes esperan su aprobación como tratamiento contra la obesidad por parte del Instituto Nacional de Excelencia Clínica (NICE), la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA).

Batterham considera que su salida al mercado podría tener "importantes implicaciones" en las políticas de salud del Reino Unido.

Otros artículos interesantes:

La obesidad aumenta los riesgos vinculados al COVID-19 y reduce la eficacia de una vacuna contra el virus

En qué consiste la dieta mediterránea y por qué es tan popular

Lo que comes puede tener un impacto directo en tu descanso y dormir mal te lleva a comer peor