No es una serpiente, es un robot: esta polivalente tecnología coreana podría salvar vidas en un desastre o emergencia

Batería flexible

Korea Institute of Machinery and Materials (KIMM)

  • Un equipo de investigadores del Instituto Coreano de Maquinaria y Materiales (KIMM) ha conseguido desarrollar una nueva batería flexible y estirable en forma de serpiente con múltiples aplicaciones.
  • El dispositivo podría utilizarse para desastres naturales y emergencias, para el desarrollo de robots blandos o para ayudar en la rehabilitación de personas mayores o enfermas. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Falta poco para asomarse a un futuro poblado por robots blandos, materiales flexibles y baterías que se estiran: un nuevo descubrimiento llevado a cabo por científicos del Instituto Coreano de Maquinaria y Materiales (KIMM) podría mejorar rescates en desastres y emergencias o el tratamiento de personas mayores y enfermas. Se trata de un robot flexible inspirado en las serpientes.

Estos ingenieros han diseñado una batería elástica y estirable capaz de doblarse como una serpentina o una culebra. Sus celdas blandas se disponen con un patrón similar a las escamas de las serpientes, con utilidades para múltiples campos como la asistencia o la medicina.

Sus hallazgos, publicados en la revista Soft Robotics, muestran que esta polivalente batería podría actuar en una gama increíblemente diversa de escenarios, actualizando el almacenamiento de energía o equipando otros dispositivos como portátiles y robots blandos. 

Nuevo robot

Korea Institute of Machinery and Materials (KIMM)

Las escamas de las serpientes pueden parecer rígidas, pero cada escala puede plegarse en la siguiente para proteger a todo el organismo contra ataques externos o colisiones. En esta parte del cuerpo de los réptiles hallaron inspiración Bonkyun Jang y Seungmin Hyun del Departamento de Nano-Mecánica del KIMM, que lideraron el descubrimiento.

Las propiedades estructurales de las serpientes les otorgan una gran capacidad de adaptarse al medio circundante: aplicándolas a esta investigación los responsables fueron capaces de madurar el diseño de una batería que se puede estirar sin sacrificar su estabilidad o rendimiento. 

Parra ello dispusieron una metaestructura mecánica diseñada para emular la escala de una serpiente y, que rompe la convención de los dispositivos portátiles —donde el marco y la batería tienen una extensión ajustada en una formación apretada—. 

La innovadora y serpenteante batería facilita la libertad de movimiento, tiene una forma optimizada para cada celda —que involucra formas hexagonales unidas por cobre y polímero— y se ha minimizado la deformación de los materiales que la componen. El mecanismo que une las celdas es similar a una bisagra, permitiendo tanto el pliegue como el despliegue. 

El diseño es lo bastante simple como para permitir una producción en masa viable, parecido al origami industrial. La batería permitiría robots blandos portátiles, dispositivos de almacenamiento de energía o aparatos médicos para rehabilitación de personas mayores o ayuda para personas enfermas. 

El nuevo dispositivo robótico también podría usarse durante situaciones de desastre, o en labores de exploración para misiones de rescate, como derrumbamiento de edificios, minas o desprendimientos. Gracias a su forma sinuosa y elástica podría detectar a una víctima atrapada, ahorrando horas o días, lo que permitiría salvar vidas. 

Te recomendamos

Y además