Crean el primer sistema del mundo que permitirá cargar robots autónomos o drones de reparto sin interrumpir su tarea

Robot de reparto

Getty Images

  • Investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología Skolkovo en Rusia crean MobileCharger, el primer sistema robótico autónomo diseñado para cargar otros robots mientras completan sus misiones sin interrumpirlos.
  • El útil mecanismo permite transferir energía a las máquinas sin obligarlos a volar de regreso a las estaciones de carga designadas cuando su energía se agota.
  • En el futuro la tecnología podría aplicarse a la carga de drones en el aire, a completar la batería de vehículos autónomos o incluso a la reparación de robots móviles. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Los robots autónomos podrían cargarse solos y sin interrumpir lo que están haciendo gracias a un nuevo sistema diseñado por investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología Skolkovo en Rusia: se trata de MobileCharger.

Este sistema robótico autónomo ha sido presentado en un artículo publicado en arXiv y permitirá cargar otros robots móviles mientras completan sus misiones. Una noticia excelente para un futuro en el que enjambres de drones y legiones de autómatas de reparto podrían copar las ciudades. 

"En pocas palabras, MobileCharger es un banco de energía móvil para robots autónomos", declaró a TechXplore Dzmitry Tsetserukou, profesor y director del Laboratorio de Robótica Espacial Inteligente. La idea inicial de su equipo partió de diseñar un sistema que pudiera llegar a los robots defectuosos o con batería agotada y ayudarlos.

"¿Te imaginas que pronto miles de robots de reparto viajarán por la ciudad contigua a nosotros? Si uno o varios de estos robots son descargados, será un serio obstáculo para los peatones y el tráfico". Su tecnología permite cargarlos mientras completan sus misiones, como recopilar datos o hacer entrega de un paquete. 

Así es el prototipo de MobileCharger.

"Un robot de entrega y MobileCharger pueden funcionar como una sola unidad hasta que el robot objetivo esté completamente cargado", apunta el responsable. Después, el sistema se desconecta pasando a un nuevo robot o estación de carga. 

El reabastecimiento de combustible aéreo permite que la aeronave permanezca en el aire por más tiempo y puede generar ahorros de combustible del 35 al 40% durante misiones de largo alcance. De esta manera, sus ventajas principales son dos: disminuye el coste total de la misión y acorta el tiempo que tardan los robots en realizar el reparto.  

Sus responsables son todavía más ambiciosos y creen que en el futuro MobileCharger podrá llevar un panel solar integrado para proporcionar energía. "Esto significaría que cuando la batería está casi agotada, un robot puede simplemente moverse a un lugar soleado y colocar el panel hacia la luz del sol".

Uno de sus componentes más significativos es el DeltaCharger, un sistema que puede colocar electrodos en tres dimensiones para sostener la carga en situaciones donde un robot objetivo no está alineado horizontal o verticalmente con el cargador.

Este logro lo consigue gracias a una percepción táctil avanzada basada en sensores de presión de alta densidad proporcionados por el profesor Hiroyuki Kajimoto de la Universidad de Electro-Comunicaciones en Tokio.

También cuenta con una red neuronal entrenada para evaluar los ángulos de desalineación, lo que hace que MobileCharger pueda acoplarse a una variedad de robots con diferentes configuraciones

"Una aplicación futura de la tecnología puede ser la carga de drones en el aire, con un dron de carga basado en el mecanismo DeltaCharger", anota Tsetserukou.

Pero sus aplicaciones van mucho más allá: podrían cargarse barcos autónomos durante la navegación, robots de limpieza o vehículos terrestres autónomos.  

Por el momento, los investigadores seguirán trabajando en perfeccionar el prototipo inicial. Y en el futuro, ven factible que sirvan para reparar otros robots autónomos de forma autosostenible, ajustar el voltaje de salida o aumentar la potencia de la fuente eléctrica.

Otros artículos interesantes:

Adiós a los herbicidas: el increíble robot agrícola de Carbon Robotics aniquila 100.000 malas hierbas por hora con láseres de precisión e inteligencia artificial

Baterías de cemento instaladas en cada casa para almacenar la energía renovable; así es la tecnología que un equipo de investigadores ha desarrollado

Hormigas, plantas y un brazo robótico: la 'tripulación' del último vuelo de SpaceX al espacio

Te recomendamos