La nueva vida de la central hidroeléctrica más antigua del mundo: “Ganamos más dinero con la minería de bitcoin que vendiendo electricidad”

Central Hidroeléctrica Mechanicville (Flickr - Internet Archive Book Images)
Central Hidroeléctrica Mechanicville (Flickr - Internet Archive Book Images)

Flickr - Internet Archive Book Images

  • El director ejecutivo de la empresa propietaria asegura que ganan 3 veces más con la minería de bitcoin que con la venta de energía. 
  • La central, situada cerca de Albany (la capital del Estado de Nueva York), estuvo a punto de demolerse, pero la salvo el hecho de estar inscrita en el Registro de Lugares Históricos.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Se inauguró en 1897 y es, asegura Jim Besha Sr, director ejecutivo de Albany Engineering Corp. (propietaria de la Central Hidroeléctrica Mechanicville), la instalación de energía renovable en funcionamiento más antigua del mundo. Sigue generando electricidad, pero se adapta a los tiempos y acaba de entrar en el negocio de la minería de bitcoin

La empresa, que todavía utiliza toda la maquinaría original del siglo XIX, explican en Times Union, gana 3 centavos por kilovatio/hora con la venta de energía. Minando criptomonedas obtiene 3 veces más beneficio. “Ganamos más dinero con bitcoin que generando electricidad y, además, lo hacemos con energía renovable”, explica Besha, que deja claro que no han dejado la función principal de la planta, sino que, sencillamente, están usando parte de la energía para minar esta criptodivisa y, para ello, están comprando servidores usados.

Lo que consiguen de bitcoin, comenta, lo convierten en efectivo. A pesar de apoyarse en esta industria, Besha no tiene muy claro que las monedas virtuales sean un buen producto de inversión a largo plazo.

Mechanicville, del engaño a la minería de bitcoin

La historia de la Central Hidroeléctrica de Mechanicville, muy cerca de Albany (capital del Estado de Nueva York), es un relato de engaños, luchas y supervivencia. En 1986, National Grid, entonces propietaria de la central eléctrica, le pidió a Albany Engineering Corp., que reacondicionara y operara la planta. Les aconsejaron, afirma Besha, mantener la estructura antigua (las únicas actualizaciones habían tenido lugar en 1915), con la promesa de que les alquilarían la planta y les comprarían la energía durante 40 años.

Comenzaron a generar energía, que iban vendiendo a National Grid –siempre según lo comentado por el director ejecutivo en Times Union– por debajo del precio de mercado, que era lo acordado en el contrato. A la vez, Albany comenzó los trámites para obtener una licencia independiente que les permitiera operar la planta. 

En 1993 consiguieron el permiso y, en ese momento, asevera Besha, “National Grid me llamó y me dijo ‘no vamos a cumplir el contrato, si no te gusta, llévanos al juzgado’”. El objetivo, parece, era demoler la planta. Lo impidió un astuto movimiento de Besha que, nada más llegar a la planta, en 1986, la incluyó en el Registro Nacional de Lugares Históricos. Albany demandó a National Grid. Estos dejaron de comprar energía y, finalmente, Mechanicville paró de funcionar en 1993. 

Durante el tiempo que estuvo sin uso, parte del edificio se inundó y un generador se incendió. Finalmente, y tras un largo proceso judicial, National Grid decidió olvidar su intención de acabar con la central eléctrica y llegó a un acuerdo para pagar las reparaciones, así como la energía producida a precio de mercado. 

En agosto de 2003, 10 años después, Albany volvió a la planta y, en 30 días, consiguieron ponerla en marcha. “Fue un acto de amor”, califica Besha. Con esto, con la minería de bitcoin y, sobre todo, gracias al Registro de Lugares Históricos, Mechanicville sigue funcionando en su tercer siglo de vida. 

Otros artículos interesantes:

Esta es la única razón para invertir en bitcoin, según una experta en finanzas personales

Minar criptomonedas con electricidad producida por caca de vaca: “Es más fácil manejar un ordenador que un rebaño”

Estos son algunos de los falsos mitos que rodean a la energía solar

Te recomendamos

Y además