Unos cuantos criptoinversores agobiados se están replanteando gastar su dinero en yates y mansiones, mientras otros queman sus fortunas como si las turbulencias del mercado no existieran

El criptoinversor Alexandru Maresan.
El criptoinversor Alexandru Maresan.

Alexandru Maresan

Alexandru Muresan se hizo criptomillonario gracias a un parque de camas elásticas. 

En marzo de 2020, el empresario vendió unas instalaciones llenas de camas elásticas que poseía en Georgia y dividió las ganancias entre el mercado bursátil y las criptodivisas. 

Muresan invirtió 500.000 dólares en criptomonedas que finalmente crecieron hasta los 1,2 millones de dólares, cuenta a Business Insider. En septiembre de 2021, una inversión en NFT le reportó a este inversor de 34 años unos cientos de miles de dólares más. 

Las cosas iban bien.

Muresan, que vive en Miami, inició la compra de un yate de 2,5 millones de dólares para una aventura empresarial diferente. 

Pero en mayo, cuando el mercado de las criptomonedas entró en un periodo de rápidas caídas en medio de una subida de los tipos de interés, inflación e incertidumbre económica general, se lo pensó.

"Probablemente va a tardar un poco más", explica Muresan sobre su proyecto con aquel yate.

El mercado de las criptomonedas está en caída libre. Los precios del bitcoin se han desplomado un 25% desde abril, hasta unos 28.700 dólares desde casi los 40.000 dólares y un 50% desde finales de 2021. 

Luna, la moneda hermana de terra que antes estaba vinculada al dólar estadounidense, ha perdido el 99% de su valor. Muresan se dio cuenta pronto de que su cartera no era la única que había recibido un severo golpe.

"Al principio pensé que solo me había pasado a mí", cuenta. "Pero resulta que hay mucha más gente que, o bien agradece seguir teniendo un trabajo de nueve a cinco, o bien se maldice porque sobre el papel parece que el valor neto de sus inversiones es la mitad de lo que era hace dos semanas. Da un poco de miedo".

Philipp Sandner, director del Frankfurt School Blockchain Center de la Frankfurt School of Finance & Management de Alemania, explica a Business Insider que muchas personas han perdido mucho dinero en la caída de las criptomonedas. 

Con ello, añade, han perdido también los recursos o la voluntad de seguir invirtiendo en cripto. Esto, a su vez, crea una falta de liquidez general que impide que el precio de los activos suba, atando de pies y manos a los pequeños inversores.

Mientras los Alexandru Maresans del mundo se replantean sus estrategias de inversión y aplazan las grandes compras para tiempos financieros más propicios, los criptoinversores ultrarricos no están reduciendo sus gastos de la misma manera. 

La razón principal, según los agentes de bienes de lujo como inmuebles y yates, es que la mayoría de ellos han diversificado sus carteras con inversiones en otras clases de activos que los aíslan de la volatilidad del mercado.

Tengo 25 años y soy criptomillonario: esta guía te ayudará a evitar los mayores errores que cometí cuando empecé a invertir hace 5 años

Algunos de estos compradores ultrarricos incluso están aprovechando este momento como una oportunidad para obtener una ventaja competitiva en unos mercados que se han caracterizado por la escasez de oferta en los últimos años.

Lo hacen abriéndose paso con la compra de activos de lujo mientras otros reprimen sus frívolos hábitos de gasto.

Solo hay que preguntar a los principales agentes inmobiliarios del sur de Florida y Nueva York o a los fundadores de Kitson Yachts, una asesoría con sede en Bal Harbor que gestionó el 10% de las ventas de superyates a nivel mundial en 2021.

Los criptoinversores ven el sector inmobiliario como un valor refugio 

Miltiadis Kastanis, un agente inmobiliario de Douglas Elliman en Miami, ha visto cómo los tenedores de criptomonedas ultrarricos se inclinan por los bienes raíces en el sur de Florida. 

Es uno de los agentes inmobiliarios que representa a Five Park, una torre de lujo proyectada en el barrio de South Beach de Miami, donde los condominios tienen un precio que comienza en unos 3 millones de dólares.

50 conceptos relacionados con las criptomonedas que deberías conocer antes de invertir

"Recientemente recibí una llamada de alguien que preguntó si uno de mis nuevos proyectos de desarrollo aceptaba criptodivisas, y lo primero pensé que era un poco extraño, dados los movimientos recientes de mercado", dice Kastanis. 

"Parecía que no le afectaba la caída de las criptomonedas porque había ganado mucho con ellas en base a su precio de adquisición original. Iba a vender y comprar un activo duro como los bienes raíces, en lugar de un activo líquido". 

El momento económico actual también ha empezado a cambiar la forma en que algunos inversores ricos piensan en las criptodivisas. Antes consideradas como una inversión segura como el oro, ahora es evidente que los activos digitales como el bitcoin no son estables

Kastanis comenta que está viendo a los compradores más ricos aprovechar este momento como una oportunidad para hacerse aún más ricos haciendo inversiones en propiedades de alta gama.

Fredrik Eklund, un asesor de Douglas Elliman que trabaja en los mercados de lujo desde Los Ángeles hasta los Hamptons, cuenta que desde mediados de mayo los compradores de superprime, generalmente definido como propiedades que cuestan 10 millones de dólares o más, están aprovechando este momento de pérdidas generalizadas para protegerse.

Así es realmente Sam Bankman-Fried, el criptomillonario de 29 años fundador de FTX que se las arregla con 4 horas de sueño y trabaja con 6 pantallas

"Es por eso que estamos viendo un repunte en el segmento de compra de superprime que viene de los últimos dos meses", contó Eklund a una audiencia de asesores y promotores en un panel impartido el 19 de mayo que se tituló Secretos de la venta a los superprime y que se dio en Five Park. 

"Cuando las criptomonedas o las acciones bajan, los inversores a menudo cogen su dinero y lo ponen en el mercado inmobiliario, especialmente en un año como este, porque poseer propiedades es una cobertura ante la inflación".

Tony Imbesi, Julia Spillman, Jay Parker, John Gomes, Fredrik Eklund y Angel Salvador posan en un panel de expertos de mercado inmobiliario de lujo en Five Park, en Miami, EEUU.

El mercado inmobiliario fue uno de los sectores que más rápidamente se recuperó de las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus, dice un informe sobre el mercado de lujo de 2022 de la agencia Sotheby's. 

Este constata que el descenso inicial de los precios de los inmuebles de gama alta se invirtió rápidamente. Más personas compraron casas para alquilarlas, lo que puso aún más trabas a la oferta de viviendas.

"Cuando la inflación es alta, la gente busca ingresos en sus carteras", dice Liam Bailey, jefe global de investigación de Knight Frank. "Es muy posible que la inversión inmobiliaria sea el destino elegido, porque al menos hay un flujo de ingresos".

Kirsten Jordan, una agente de Elliman que participa en el programa Million Dollar Listing New York de Bravo, reconoció que el mercado se ha ralentizado a medida que suben los tipos de las hipotecas y los mercados de valores y las criptomonedas se tambalean.

9 expertos en criptomonedas comparten sus perspectivas de inversión para 2022, desde pronósticos sobre el precio del bitcoin a sus 'altcoins' preferidas y posibles cambios normativos

Pero, añade, el sector inmobiliario "ha aguantado mejor que el mercado de valores en cada ciclo, especialmente en Nueva York". 

Además, bromea diciendo que cuando los compradores de criptomonedas van a su ciudad, ella hace todo lo posible para asegurarse de venderles las mejores casas.

"Si alguien me llama y me dice: 'Tengo un comprador de criptomonedas en la ciudad desde Los Ángeles o Canadá', me pregunto: '¿Quién puede estar allí para mostrarle este apartamento a este tipo? Porque podría ser nuestra mejor oportunidad".

Sigue habiendo una gran demanda de superyates

El mercado de los yates parece igualmente boyante.

La pandemia ha sido una bendición para las embarcaciones de gran tamaño: Reuters ha informado recientemente de que las ventas de superyates, que miden 40 metros o más y pueden variar en precio desde 10 millones de dólares hasta los 600 millones de dólares, aumentaron un 8% en los primeros nueve meses de 2021 en comparación con el mismo período de 2019. 

Un representante del medio Superyacht Times explica que la publicación registró 5.000 millones de euros en ventas de yates usados de más de 30 metros en 2021. 

La tasa de 'hash' del bitcoin se acerca a máximos históricos, pero el precio sigue cayendo: qué debes saber sobre el 'trading' de bitcoin en 2022, y 14 'tokens' alternativos a vigilar

El cofundador de Kitson Yachts, Tony Imbesi, dijo en el panel de Five Park que los compradores de superyates a los que su empresa asesora, con los que trabaja y que poseen criptomonedas no suelen depender de esas carteras para comprar embarcaciones.

El Bal Harbour Yacht Club es un lugar de atraque muy popular para los yates de Miami. El fundador de Kitson Yachts, Tony Imbesi, es su presidente.

El otro cofundador de Kitson, Michael Tabor, ha dicho a Yahoo Finance que considera que los compradores de yates de más de 30 metros de eslora están más protegidos de la volatilidad del mercado que los compradores de yates de menos de 30 metros de eslora.

Imbesi explica que Kitson "espera que la desaceleración proporcione oportunidades de compra para los clientes que han estado al margen hasta ahora", al tiempo que añade que la compañía está "todavía viendo que la demanda supera a la oferta." 

¿Criptomonedas o vivienda? Dónde es mejor invertir para refugiarse de una inflación desbocada

Kastanis ha observado un patrón similar. Algunos posibles compradores inmobiliarios con acaudalados bolsillos están aprovechando la volatilidad para lanzarse al mercado, mientras que otros están adoptando un enfoque más conservador para proteger su patrimonio.

"Algunos de mis compradores que están indecisos prefieren tomarse una pausa y esperar", explica Kastanis. "Pero mientras lo hacen, otros están entrando y adquiriendo propiedades".

"Estoy replanteándome algo más que mis hábitos de gasto"

Muresan es uno de los que prefieren hacer una pausa.

La caída de las criptomonedas le ha obligado a replantearse no solo la compra de su yate, sino también dónde vivir.

En noviembre de 2021 se mudó al moderno barrio de Wynwood, repleto de arte callejero, y poco después se cambió a un apartamento de alquiler más grande en el mismo edificio. 

¿Qué significa la invasión de Rusia en Ucrania para los mercados? 13 expertos en inversión responden

Pero ahora, él y su novia están considerando mudarse a una zona más asequible como la isla indonesia de Bali o un país de Sudamérica. 

"Debido a las dos últimas semanas, me estoy replanteando no solo mis hábitos de gasto, sino una mudanza", explica. "No creo que me merezca la pena pasar estos dos años de mercado bajista, si es que dura tanto, en un lugar tan caro como Miami".

Otros artículos interesantes:

Cómo funcionan los préstamos con criptomonedas y cuáles son sus principales riesgos

El desplome de las criptomonedas y el futuro del bitcoin: qué puede pasar ahora según un economista, un investigador y un inversor

3 mitos que demasiada gente cree sobre las criptomonedas, según una inversora de 29 años a la que no le preocupa el reciente desplome

Te recomendamos